Entradas

Encuentro con alumnado: Compartiendo experiencias sobre TFG para la transformación social

¿Has realizado tu Trabajo Fin de Grado en el ámbito de la cooperación, la sostenibilidad o la justicia social? ¿Te interesaría compartir tu experiencia junto a más estudiantes? Si es así, desde Ingeniería Sin Fronteras País Vasco tenemos una propuesta que te puede interesar. El próximo lunes 10 de junio a las 17 horas en la Escuela de Ingeniería de Bilbao (aula P1G1a) tendremos un encuentro con estudiantes que han realizado sus Trabajos Fin de Grado o de Máster vinculados a procesos de transformación social.

En este espacio-taller estudiantes de diferentes disciplinas podrán compartir, a través de dinámicas participativas, las motivaciones que rodearon el proceso, cuáles fueron las vivencias más significativas y los resultados que se obtuvieron con la elaboración de TFG/TFM. Si te interesa participar, envíanos un correo electrónico a hezkuntza(arroba)euskadi.isf.es indicando en el asunto ENCUENTRO ALUMNADO y señalando la motivación de participar.

Desde Ingeniería Sin Fronteras País Vasco creemos que los Trabajos Fin de Grado y Máster pueden ser una herramienta útil para la transformación social. Llevamos años acompañando investigaciones que impulsan el desarrollo de Tecnologías para el Desarrollo Humano en el ámbito de la cooperación y la sostenibilidad. Convocamos este espacio de diálogo entre alumnado porque os interesa conocer el trabajo que se realiza desde otros ámbitos de conocimiento y poder así construir aprendizajes en común para sacar el máximo provecho a esta experiencia.

Ilusión de hacer un TFG en cooperación al desarrollo

Ya han pasado casi 2 años de que Sergio tomó como reto realizar su TFG en cooperación al desarrollo. En aquél tiempo nos respondió con ilusión en la entrevista que recuperamos ahora en nuestro blog:

¿Por qué vas a hacer un TFG en cooperación?

Cuando inicié el 4° curso del grado tuve que elegir el tema del Trabajo Final de Grado (TFG). No me motivaban los diferentes proyectos propuestos por el profesorado y además tenía ideas de llevar a cabo algo en el ámbito de la cooperación para el desarrollo humano. Ya que, hace tres años estuve en un orfanato de Ghana quería conocer una experiencia similar. Quería realizar el TFG a gusto, que sirviera para algo a llevar a cabo y no solo un simple trámite para finalizar el grado. Por ello, me puse en contacto con la asociación de Ingeniería Sin Fronteras y conseguimos tener entre manos este proyecto.

¿En qué consiste tu TFG?

Voy a diseñar el sistema de abastecimiento de agua para unas comunidades del canto del Conacaste propuesto por la organización Asociación Comunitaria Unida por el Agua y la Agricultura (ACUA) de El Salvador. Para avanzar el trabajo desde Bilbao, me han remitido información del tema y los datos necesarios y he comenzado a realizar el esquema del sistema. Al llegar a El Salvador, voy a completar este esquema con datos más precisos y voy a llevar a cabo el TFG: hacer los cálculos, sacar conclusiones, buscar la alternativa, etc. y escribir todo ese trabajo.

¿Qué esperas que sea lo más destacable de la experiencia en el terreno?

El mes de junio iré a El Salvador para una estancia de un mes y medio. Me instalaré en la capital San Salvador y iré todos los días a Zaragoza a trabajar en ACUA. En algún momento puede que nos quedemos en la comunidad para ser conscientes de la realidad del proyecto: las personas que viven y su modo de vida, y conocer las carencias y las necesidades.

Creo que volveré con mayor humildad a Bilbao. Creo que esta experiencia me servirá para relativizar nuestro modo de vida y veré que los derechos y recursos que aquí son normales en otros lugares no existen o los esfuerzos que se deben de hacer para lograrlos.

Con esta estancia quiero tener experiencia en la cooperación al desarrollo humano: el modo de funcionamiento, conocer las dificultades de llevar a cabo los proyectos, el modo de selección del personal, la forma de entablar las relaciones con las personas de las comunidades, etc. Creo que me va a motivar continuar trabajando en la cooperación.

¿En qué medida crees que la realización de este tipo de TFG supone una acción transformadora?

No sé ni si el sistema de abastecimiento de agua que voy a proponer en mi TFG se va a llevar cabo. Por tanto, puede ser que directamente pueda no ser transformadora. Aun así, con con la excusa del TFG voy a ir a El Slavador, si participo en talleres de la organización ACUA, si puedo tener contactos y tener experiencia para trabajar en un futuro en cooperación y si comparto con mis conocidos y amistades mi estancia, puede ser que en cierta medida sea transformadora.

¿Qué crees que este TFG te aportará de cara al futuro?

Por un lado, hacer un TFG tiene como objetivo a conocer, escribir y llevar a cabo un proyecto de la rama de ingeniería industrial, y también tener capacidades para proponer soluciones ante problemas y dificultades, con los conceptos aprendidos y herramientas y metodologías de cálculos. Por otro lado, que en vez de un TFG típico sea en la rama de la cooperación al desarrollo, mi trabajo va a ser parte de un proyecto mayor. Por ello, más allá de lo que tenga que presentar en la universidad, voy a trabajar otros aspectos y a aprender y conocer la estructura de un proyecto real de cooperación y la forma de trabajar. Esto creo que va a darme otra visión más práctica, porque voy a vivir los problemas reales que tienen los proyectos y tendré que dar soluciones.

¿Algo más que quieras compartir?

En el grado de ingeniería falta la visión social. Se trabaja la rentabilidad económica pero no se mencionan los beneficios o las aspectos sociales de los proyectos. Por ello decidí realizar el Trabajo Final de Grado en cooperación al desarrollo humano: para disponer de otra visión, no solo la visión parcial que nos han enseñado en la universidad.

Una vez pasada la experiencia, Sergio, viviste lo esperado o fue simple ilusión? Animarías a este tipo de experiencias al alumnado universitario? A ver si nos responde en la entrada realiza en nuestra página de facebook.

TFG en Argentina

Nuestras compañeras Maite y Nuria  nos hacen un breve resumen de cómo avanza el Trabajo Fin de Carrera en Cooperación para el Desarrollo en Argentina. Aquí sus palabras:

Estamos trabajando el TFG en Santa Rosa, un paraje de Santiago del Estero provincia del norte de Argentina.

Santiago del Estero es una de las provincias más vulneradas de Argentina. Uno de los mayores problemas es el acceso al agua, tanto en las localidades pequeñas como en los parajes de alrededor.

Debido a la falta de agua las personas en Santa Rosa utilizan pozos subterráneos, estanques que han construido las mismas personas del paraje de los cuales también beben los animales y se llenan en época lluviosa y, en el mejor de los casos, captan agua de lluvia con techos de chapa hasta cisternas de cemento.

De momento estamos realizando un relevamiento de la información de las 65 familias que viven en el paraje y esta semana realizaremos los análisis del agua de la zona.

Más adelante el proyecto avanzará construyendo sistemas de captación de lluvia y cisternas de almacenamiento. El paraje está muy disperso tanto geográficamente como socialmente, por lo que también se trabajará en la unión de los vecinos para intentar formar soluciones comunitarias.

Experiencias de TFG y Cooperación para el Desarrollo en El Salvador

Ingeniería Sin Fronteras queremos invitar​os​a las jornadas que hemos preparado sobre «Experiencias de TFG y Cooperación para el Desarrollo en El Salvador». 
En estas jornadas presentaremos el proyecto de cooperación al desarrollo en el que colabora ISF-MGI en El Salvador, mediante una charla y una exposición fotográfica inédita.
 
Hablaremos sobre la importancia de cuidar la tierra, y especialmente sobre el estado del agua en El Salvador y sobre qué posibilidades hay, por medio de proyectos de Cooperación al Desarrollo y de TFG, de mejorar esa situación.

​​Fecha y Lugar:​ 11 de​Mayo​
​Facultad de Ciencia y Tecnología.

Barrio Sarriena s/n 48940, Leioa.

En el Salón de Grados a las 12.00 de la mañana.
¡Anímate!Agua_Ura_Leioa

IV Edición del Premio “Ingeniería Solidaria” para Trabajos de Fin de Grado y Máster sobre Ingeniería, Cooperación al Desarrollo y Derechos Humanos.

Ingeniería Sin Fronteras (ISF) vuelve a convocar un premio donde se quiere dar valor y difundir el potencial que tiene la ingeniería, en todas sus facetas y especialidades, como herramienta de transformación social, en el proceso de consecución, puesta en práctica y reivindicación del cumplimiento de los Derechos Humanos, en cualquier lugar del mundo. Este premio quiere reconocer los trabajos tecnológicos de ensayo, investigación, búsqueda bibliográfica y técnica aplicada, que aporten innovaciones, prácticas y teóricas, desde las escuelas de ingeniería o arquitectura de cualquier universidad española, reivindicando el papel y el compromiso de estas instituciones en la transición hacia un desarrollo humano sostenible.

Nos gustaría contar con vuestro apoyo, os animamos a hacer cualquier colaboración económica que esté en vuestra mano para organizarlo, a través de un ingreso en la cuenta de CAJA DE INGENIEROS 3025 0002 45 1433235214, especificando en el concepto ‘Premio Ingeniería Solidaria’.

Premios

Se establecen los siguientes premios según dos categorías diferentes:

  • Categoría A: Un premio para Trabajos de Fin de Grado (TFG) o Proyectos Fin de Carrera (PFC), de carácter proyectista o de investigación, presentados y aprobados en cualquier escuela o facultad de una universidad española.
  • Categoría B: Un premio para Trabajos de Fin de Máster (TFM) o Tesinas de Máster (TdM), defendidas en cualquier programa oficial o no oficial de universidades españolas.

Los trabajos deberán haber sido presentados en cualquier escuela de ingeniería o arquitectura de una universidad española entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2015.

El importe bruto establecido para cada premio es de 500 euros. Se podrán establecer menciones específicas para cualquiera de los dos premios, sin ninguna dotación económica.

Participantes

Podrá participar cualquier estudiante, de cualquier nacionalidad, perteneciente a una escuela de ingeniería o arquitectura de una universidad española. Se aceptarán aquellos trabajos concluidos y presentados en universidades extranjeras por estudiantes de nacionalidad española, siempre y cuando cumplan con los requisitos idiomáticos del párrafo siguiente.
Cada estudiante podrá presentar un único trabajo individual, en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado español, acompañando siempre un amplio resumen en castellano si no es ésta la lengua en que se ha redactado (ver Anexo 1).
No se aceptarán trabajos premiados, en su totalidad o parcialmente, en otros concursos.

Envío de trabajos

Cada participante deberá hacer llegar, en formato electrónico y de la forma que se indica a continuación, la siguiente documentación:

  • En un único archivo comprimido formato .zip o similar, se incluirá la totalidad de la documentación a examinar, incluyendo anexos y texto principal. El formato de los archivos contenidos en éste deberá ser PDF, para asegurar su correcto visionado. Asimismo, deberá adjuntarse en este conjunto, una ficha resumen de la propuesta de 1.000 palabras de extensión máxima. Sin dicho resumen, no se considerará la propuesta.
  • En un archivo aparte, también en pdf, una copia escaneada de su matrícula de TFG, PFC, TFM o TdM, incluyendo su nombre completo y datos de contacto (teléfono y correo electrónico). Si no aparecieran en la matrícula, puede incluir otro archivo indicándolo. En caso de participantes españoles estudiando en universidades extranjeras, se incluirá también documento justificativo de nacionalidad (copia de DNI o pasaporte).

El envío se ha de realizar mediante la plataforma gratuita www.wetransfer.com , indicando como dirección de envío premio@isf.es y especificando la categoría (A o B) en la que se participa.

Condiciones del Premio

La propiedad intelectual de los trabajos no se ve afectada por la participación en este certamen, quedando en manos de sus propietarios/as. ISF se compromete a proteger dichos derechos y a no publicar ni total ni parcialmente cualquier material presentado sin el consentimiento previo, explícito y por escrito de sus propietarios/as.
El Jurado podrá dejar desierto uno o más de las categorías si considera que el nivel de los trabajos entregados no es suficiente. El fallo del jurado será inapelable.
La participación en el concurso conlleva la aceptación automática de las presentes bases.
El Jurado estará compuesto por profesionales y académicos/as del mundo de la ingeniería, la cooperación y organizaciones sociales, propuestas por ISF.

Plazo de entrega

El plazo máximo de presentación será el día 15 de mayo de 2016. No se considerarán las propuestas recibidas con posterioridad.
La comunicación del fallo y la entrega de premios se llevarán a cabo a finales del mismo año. La fecha y el lugar se comunicarán con al menos quince días de antelación.

premio

TFGs con valor social

Los Trabajos de Fin de Grado (TFG) en cooperación están, cada vez más, a la orden del día. Maria San Salvador es una de las personas que optó por volcar sus conocimientos en este ámbito e Iñigo Hernández está a punto de iniciarse en dicho mundo.

A pesar de estudiar diferentes carreras su vinculación con la UPV/EHU les ha llevado hasta ISF-MGI. María terminó Ingeniería Industrial hace unos meses en la ETSI de Bilbao y a Iñigo le quedan unos meses para terminar Arquitectura en la ETSA de Donostia. Quisimos  juntarles, en diciembre, en una breve entrevista cruzada para descubrir sus inquietudes y motivaciones antes y después de realizar el TFG.

Dos carreras, dos centros, pero mucho en común. Ella y él nos lo cuentan:

¿Por qué un TFG en Cooperación?

[Iñigo] El tema de la cooperación desde hace dos años me interesa cada vez más. Llevamos un tiempo tratándolo en la universidad y he tenido contacto con distintas ONGs, lo que ha hecho que me haya decantado por dedicar mi TFG  a la cooperación. Espero que me pueda servir para seguir aprendiendo de este tema y poder seguir ayudando en lo posible.

[María] Siempre me ha interesado el mundo de la cooperación, hace unos años estuve un verano como voluntaria en Honduras y en aquella ocasión participé en proyectos de educación y centros de salud y desde entonces, pensaba  sobre cómo colaborar utilizando mis estudios de ingeniería. Me pareció una gran oportunidad el realizar el TFG como un primer paso para combinar ambas cosas. Lo vi como una oportunidad de que mi proyecto de fin de carrera no fuera solo una forma de terminar mis estudios de ingeniería,  sino utilizarlo al mismo tiempo para colaborar en donde pudiera ser útil.

¿Qué es lo más destacable de la experiencia en el terreno?

[Iñigo] Espero conocer a fondo el trabajo que realiza la ONG, poder ayudarles y conocer a la gente con la que trabajan, para que a mi vuelta, pueda realizar el TFG con más ganas dado que ya conocería a las personas que van a ser las destinatarias. Al final, además de un viaje para recopilar información, sobre todo quiero que sea una experiencia inolvidable.

[María] Más allá de lo que aprendí, desde el punto de vista técnico de la ingeniería, me quedaría con lo que te aporta como persona. He aprendido sobre otra cultura, otras costumbres, a desenvolverme en un lugar donde las prioridades, los ritmos y la organización son diferentes, y lo he aprendido de las personas, de las familias con las que he convivido y de los compañeros con los que he trabajado que te contagian su pasión por hacer algo en lo que realmente creen.

¿En qué medida crees que la realización de este tipo de TFG supone una acción transformadora?

[Iñigo] Mi TFG consistirá en el rediseño de la vivienda de emergencia que actualmente utiliza la ONGD destinada para los habitantes de comunidades con riesgo de exclusión. Un rediseño de acuerdo a los materiales, a la tradición y a la habitabilidad supondría una mejora de la calidad de vida de las personas destinatarias de esas casas.

[María] Por mi experiencia, conceptos como “impacto    social”, “personas”, no salen a relucir en la formación tradicional en ingeniería y la posibilidad de hacer una TFG de este tipo aporta esa otra dimensión social que me parece fundamental. Creo que la ingeniería tiene un gran potencial en mejorar la vida de las personas y veo la realización de este tipo de TFG como un primer paso en dirección a convertir la Universidad en una Institución crítica y de transformación social en donde ese factor social sea una parte importante de la formación.

¿Qué crees que este TFG te aportará de cara al futuro?

[Iñigo]  Me gusta creer que aparte de ser una formación en materias de cooperación y de construcción, sobre todo va a ser para aprender y mejorar como persona, dedicando tiempo a realizar proyectos que pueda suponer una mejora en la vida de personas que de verdad lo necesitan.

[María] Por un lado, me ha aportado conocimientos sobre energías renovables que creo pueden  serme muy útiles de cara al futuro, no sólo conocimientos teóricos sino que la experiencia en terreno me ha dado la posibilidad de aprender mucho sobre la práctica y el funcionamiento real    de los sistemas. Además como comentaba antes, el hecho de haber trabajado en un país diferente, con otras costumbres, otras formas de hacer las cosas e incorporándome a un equipo ya en funcionamiento, te aporta experiencias que creo que serán fundamentales para poder desenvolverme tanto en mi vida profesional como personal.

¿Algo más que  quieras compartir?

[Iñigo]  Nada más exceptuando el hecho de que no veo el momento de irme ya a trabajar con la ONGD!

[María] Simplemente decir que recomiendo muchísimo la experiencia. Por supuesto es un reto en ocasiones complicado, pero creo que lo que aporta lo supera con creces.

En el blog podeis encontrar todo lo que María nos ha ido contando sobre la realización de su TFG con IRRI México.

A estas alturas Iñigo ya ha vuelto de Argentina, y está finalizando la redacción de su TFG, tras realizar su estancia en terreno con Techo, de la que trajo consigo de vuelta muchos aprendizajes.  Os dejamos a continuación un par de fotos que muestran su trabajo durante la estancia.

Iñigo, participando en un taller

Iñigo, junto al grupo de personas voluntarias de Techo