Más allá del «Google nos espía»

Ondiz Zarraga, investigadora y activista por el software libre, ya nos pone sobre aviso: no vamos a tener una charla técnica, esto va sobre ética. Ahora que amplios espectros de la población se preocupan por su privacidad en tiempos de una pandemia mundial, conviene que ampliemos el foco más allá del contexto actual. La dimensión ética en torno a la tecnología va más allá de la noticia que hayamos podido ver la semana pasada sobre aplicaciones de rastreo del COVID. Pasemos la lupa por hardware, software y redes sociales con miradas multidisciplinares que no se queden en el “Google nos espía”, a ver qué nos encontramos. 

Empezamos la sesión compartiendo algunas reflexiones en torno al hardware. A nadie se nos escapa los vínculos que existen con la expoliación de riquezas materiales en países en conflicto, la explotación de derechos humanos, la generación de toneladas de basura electrónica o la obsolescencia programada que eleva la fugacidad de nuestras compras. Si hablamos de la energía consumida, las cifras nos pueden abrumar. Si internet fuera un país sería el sexto en consumo energético, siendo el streaming de videos la actividad que se lleva el mayor gasto de energía. Está claro que hay un campo grande de mejora para construir servidores más éticos. Comenzamos a lanzar ideas sobre dónde situarlos: cerca de donde se vayan a situar, alimentados con energías renovables, reutilizarlos, que se enfríen de forma pasiva…

Cuando hablamos de software, en el grupo rápidamente nos desviamos hacia las recientes aplicaciones de rastreo. Nos fijamos en cómo este tipo de planteamientos dejan fuera a muchas personas: a las que no tienen un smartphone, a las personas mayores no habituadas a estas tecnologías… Dependiendo del territorio del que hablemos, esto supone que te puedas estar dejando a más de la mitad de la población fuera. Pero más allá de esta deriva, este tipo de políticas transmite la idea de una solución tecnológica a un problema que no lo es: ¿hasta qué punto queremos invertir el presupuesto disponible en tecnología adelantada, cuando los servicios de primaria están denunciando su falta de recursos?

Si atendemos a cómo debería ser el software, salen ideas que apuntan a que debería ser software libre (podemos ver cómo funciona, mejorarlo y compartir las mejoras), privado (no recoge ninguna información, encripta los datos), descentralizado (garantiza la seguridad, la neutralidad y la soberanía), interoperable (usa estándares abiertos, favorece la gestión local, la soberanía y la comunidad), accesible e inclusivo (no discrimina por habilidades, género, raza, lengua o país de origen), así como sostenible (no gasta recursos innecesariamente).

Nos detenemos en las dinámicas sociales que se generan en torno a las redes sociales, la imposición de servicios privativos en centros escolares o las posibilidades que se generan desde comunidades vinculadas al software libre. Alguien en el chat comenta:”nos estábamos preocupando porque las aplicaciones del coronavirus nos iban a rastrear, y resulta que Google ya llevaba haciéndolo años”.

¿Quién defiende a quien defiende?

En todas las regiones del mundo las personas defensoras de derechos humanos corren peligro. Las mujeres, además de los ataques que otros defensores pueden sufrir, hacen frente a formas de violencia por motivos de género, como violencia sexual y amenazas, hostigamiento y campañas de difamación vinculadas a su condición de mujer.

¿Quién defiende a las mujeres defensoras? ¿Qué estrategias de protección se están llevando a cabo? ¿Qué papel podemos desempeñar las entidades del Norte Global para dar apoyo en la defensa en la conflictividad?

Para dar respuesta a estas cuestiones hemos organizado una mesa redonda virtual con la presencia de Marta Ribas, defensora de derechos humanos de El Salvador y Fernando Armendariz, activista de derechos humanos de Protection International.

La sesión se realizará a través la plataforma Jitsi el próximo jueves 4 de junio a las 18h00. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado) y que te informemos de cómo acceder a la sesión, escríbenos a bilbo (arroba) euskadi.isf.es

¡Anímate y nos vemos por las redes!

Sesión: ¿Quién defiende a quién defiende? Estrategias de protección a mujeres defensoras de derechos humanos.

Imparte: Marta Ribas (El Salvador) y Fernando Armendáriz (Euskal Herria)

Fecha: 4 de junio de 2020, jueves

Hora: 18:00 a 19:30 (GMT + 2)

Lugar: sala jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: castellano

(PLAZAS AGOTADAS!!!) Zuk Zeuk Egin Lab 1.0: Pasión por la bici (también) en confinamiento. Convierte tu bici en estática y sigue pedaleando

¿Cuentas los días que quedan para que puedas volver a sentir el aire fresco pedaleando sobre tu bici? Hay cosas que no podemos resolver pero, mientras esperamos, desde los talleres prácticos de Zuk Zeuk Egin Lab 1.0 te proponemos una sesión donde re-encontrarte con el medio de transporte que más hace por nuestra soberanía energética y movilidad sostenible. ¿Que no tienes bici estática? No te preocupes: hemos ingeniado una manera fácil y accesible para que transformes tu bici en estática. 

El próximo 30 de abril, a las 18:00 horas te esperamos en la segunda sesión de Zuk Zeuk Egin, un espacio práctico y de debate para la construcción de vidas sostenibles. En esta ocasión, el colectivo MTB Andreak facilitará una sesión en la que nos podremos reencontrar con la bici en tiempos de confinamiento. Comenzaremos con un tutorial sencillo para transformar tu bici en estática: ¡ya verás qué resultado con materiales y herramientas fáciles de encontrar! Ahora que ya todas tendremos bici para hacer ejercicio en casa, seguiremos con una sesión de spinning al ritmo de música feminista y una tabla de ejercicios de estiramiento especialmente pensada para las amantes de la bici. ¿Nos acompañas? Mientras no podamos salir en grupo, os proponemos unirnos virtualmente para compartir la experiencia y seguir generando comunidad.

La sesión se realizará por videoconferencia a través de la plataforma Jitsi. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado) y que te informemos con tiempo de las herramientas que te harán falta, escríbenos a hezkuntza (arroba) euskadi.isf.es. ¡Anímate y nos vemos por las redes!

Sesión: Pasión por la bici (también) en confinamiento

Imparte: MTB Andreak

Fecha: 30 de abril de 2020, jueves

Hora: 18:00-20:00 (hora central europea, UTC+01)

Lugar: sala de Jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: castellano

(PLAZAS AGOTADAS!!!) Zuk Zeuk Egin Lab 1.0: Soberanía Alimentaria en tiempos de confinamiento. Taller práctico de cocina agroecológica

Ante la situación que estamos viviendo, la agroecología sigue siendo una respuesta urgente y necesaria. De ella depende nuestra biodiversidad, mantener un medio rural vivo, poder hacer frente a la crisis climática y asegurar que nuestras dietas puedan seguir siendo saludables y culturalmente apropiadas. Aunque nos lo quieran poner difícil, la Soberanía Alimentaria también se practica en tiempos de confinamiento. Por ello, os queremos invitar a nuestro próximo taller de cocina agroecológica. Sí, hemos dicho taller, así que nada de estar mirando de brazos cruzados al otro lado de la pantalla… ¡te queremos con las manos en la masa!

El próximo 23 de abril, a las 18:00 horas te esperamos en la primera sesión de Zuk Zeuk Egin, un espacio práctico y de debate para la construcción de vidas sostenibles. En esta ocasión tendremos un taller de cocina básico, apto para personas principiantes. Facilitará la sesión, Maitane Cabeza, activista por la Soberanía Alimentaria en Bizilur e impulsora del proyecto Koxinatu, iniciativa de cocina natural y sostenible. Junto a ella, elaboraremos paté de remolacha y nueces y crema de alcachofas con crujiente, entre otras delicias hechas con alimentos muy accesibles. 

¿El lugar? Tu cocina, ese laboratorio de prácticas físico-químicas que puede ser un peldaño más en la construcción de Soberanía Alimentaria. La sesión se realizará por videoconferencia a través de la plataforma Jitsi. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado) y que te informemos con tiempo de qué ingredientes adquirir para disfrutar de esta sesión, escríbenos a hezkuntza (arroba) euskadi.isf.es. ¡Anímate y nos vemos por las redes!

Sesión: Soberanía Alimentaria en tiempos de confinamiento

Imparte: Maitane Cabeza, Koxinatu

Fecha: 23 de abril de 2020, jueves

Hora: 18:00-20:00 (hora central europea, UTC+01)

Lugar: sala de Jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: castellano

Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Como cada año,  Ingeniería Sin Fronteras del País Vasco se suma al Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

El ámbito en el que nos movemos, la universidad, y en concreto la ciencia y la tecnología, además de estar muy masculinizada, se encarga de transmitir valores masculinistas: las asignaturas responden a lógicas mercantilistas que favorecen a las empresas  y el sistema de evaluación es individualista y basado en una meritocracia que no atiende a las desigualdades de partida. El problema, por tanto, no es sólo que la presencia de las mujeres siga siendo muy escasa, sino más bien el modelo de ciencia y tecnología que estamos creando.

No hay que olvidar que el modelo energético y la tecnología que estamos creando y desarrollando en los países del Norte Global tienen una influencia directa en los países empobrecidos del Sur Global y que sus consecuencias las sufren sobre todo las mujeres de dichos países. Por eso, son ellas las que están poniendo el cuerpo en primera línea con sus luchas por la defensa del territorio.

Frente a ello, apostamos por la educación crítica para hacer frente a la disciplina jerárquica anteriormente mencionada. Frente a las ciencias y tecnologías exclusivistas, reivindicamos un modelo que esté al alcance de todas, que se adapte a las necesidades y contextos de pueblos y personas y que se base en el cuidado de la naturaleza. En este último caso, entre los grados que se ofrecen en la universidad, existe una notoria brecha entre mujeres y hombres que se encuentran en los grados relacionados con el cuidado, siendo las mujeres las que ejercen mayoritariamente este tipo de estudios. Lo mismo ocurre con los TFG y TFM que se llevan a cabo en la Transformación Social, en las que, proporcionalmente, predominan las mujeres. En este sentido, este año hemos prestado especial atención a las metodologías feministas que consideramos necesarias integrar en los proyectos, dando más importancia al proceso que al resultado. El objetivo es no limitar nuestra actuación feminista a la acción más visible, sino evitar contradicciones entre la acción y su elaboración.

Por otra parte, la universitaria no está compuesta únicamente por estudiantado y profesorado; la secretaría, la reprografía, la cafetería, el servicio de limpieza, las asociaciones… Son un agarre imprescindible para el correcto funcionamiento de la universidad. En estos sectores que dejamos en el olvido cuando hablamos de la universidad, predominan las mujeres. Esta invisibilización, sin embargo, no es casual, sino un reflejo de la sociedad patriarcal. Desde Ingeniería Sin Fronteras queremos mostrar nuestra solidaridad a las trabajadoras de la limpieza que iniciaron la huelga el pasado 2 de marzo y a la lucha que se está llevando a cabo.

Fotografía: Ecuador Etxea

Mujeres científicas feministas: encrucijadas e intersticios

Más allá de ver la ciencia y el género como constructo social, ambos sistemas son en sí mismos constructores de realidad. El sistema de género condiciona la producción de verdades y, a su vez, el sistema científico moderno afecta a la producción e identidades de hombres y mujeres. Para profundizar sobre las relaciones que se entretejen entre ambos sistemas, dedicaremos la próxima sesión de la Escuela de Activistas a reflexionar sobre las formas que toma el sistema de género en los mundos científicos, tanto al  producir ciencia como al enseñarla. Para ello, contaremos con Uzuri Albizu, investigadora feminista y profesora de matemáticas en la Facultad de Educación de la UPV/EHU .

Partiendo de la investigación realizada por Uzuri Albizu, examinaremos las vivencias y los discursos de mujeres feministas científicas y educadoras en el ámbito del mundo científico. Profundizaremos en la identidad de las mujeres en los discursos y la práctica científica y nos detendremos en la influencia que tiene todo ello en las ideologías feministas. Si te interesa reflexionar en colectivo sobre este tema, te invitamos a la sesión del próximo jueves 27 de febrero.

Para participar, envíanos un correo electrónico a hezkuntza(arroba)euskadi.isf.es indicando en el asunto ESCUELA DE ACTIVISTAS y señalando la motivación de participar. Para poder asistir, no es necesario haber acudido a sesiones anteriores de la Escuela de Activistas. ¡Te esperamos!

Sesión: Mujeres científicas feministas: encrucijadas e intersticios

Imparte: Uzuri Albizu

Fecha: 27 de febrero de 2020, jueves

Hora: 17:00-19:00

Lugar: Escuela de Ingeniería de Bilbao, aula P1G1

Idioma: euskera

Las empresas de la muerte no son bienvenidas UPV/EHU, ¡detén la colaboración con la industria armamentística!

Hoy, 6 de febrero, nos hemos concentrado en las puertas de San Mamés con motivo de la Jornada de empleo y presentación de empresas organizada por la Escuela de Ingeniería de Bilbao de la UPV/EHU. La razón de dicha protesta es que, en esta actividad en la que se muestra al alumnado posibles salidas profesionales, se encuentran varias empresas con actividades en la industria armamentística.

En la presente jornada, alumnas/os y graduadas/os tendrán la oportunidad de entablar contacto con algunas empresas con actividades relacionadas con el desarrollo armamentístico, tales como Sener o ITP. De esta forma, se intenta normalizar el trabajar y tener colaboraciones con empresas participes de forma directa o no tan directa en la destrucción de otros pueblos. Frente a esto, queremos manifestar que, bajo la excusa del trabajo, de la investigación o del desarrollo, no todo es legítimo. Desde la dirección de la UPV/EHU son frecuentes las menciones a los valores, la ética, la responsabilidad social, el respeto… pero, al parecer, no supone mayor problema tomar parte en actividades que tienen como consecuencia la muerte y destrucción a miles de kilómetros de aquí, canalizando una parte del conocimiento desarrollado en la universidad pública hacia las mismas.

Este tipo de eventos no son nuevos, como tampoco lo son las colaboraciones con la industria armamentística y el militarismo por parte de la UPV/EHU y, especialmente, por parte de la Escuela de Ingeniería de Bilbao. Estos últimos años la UPV/EHU ha organizado algunos seminarios con el Ministerio de Defensa1, ha participado en la regata para realzar la figura de Elcano mediante la presencia del velero El Saltillo junto a un buque de la Armada2, es parte de la Plataforma Tecnológica Aeroespacial Española junto a diversas entidades del Ministerio de Defensa y la industria armamentística3, y tiene acuerdos y colaboraciones con diversas empresas con participación en la industria armamentística para la investigación y para la realización de prácticas por parte del alumnado.

En este sentido, la postura de la dirección es hipócrita, negando unas relaciones que están en algunos casos documentadas y disponibles (en cualquier caso, la mayoría de contratos y colaboraciones no son de acceso público; de serlo, la lista sería más extensa), argumentando que están dentro de la legalidad o que no están dirigidas a actividades bélicas. Por poner un ejemplo, en la sesión del Claustro universitario de noviembre de 2019 se formuló una pregunta en relación a la política de investigación e innovación y las practicas responsables enunciadas por el equipo de gobierno, inquiriendo si dichas prácticas responsables incluyen no colaborar con empresas y entidades relacionadas con la industria armamentística. La respuesta fue negar la mayor, indicando que, hasta el momento, no se ha considerado necesario adoptar ese tipo de medidas porque no se han realizado colaboraciones entre la UPV/EHU y otras entidades que tengan relación con la industria armamentística. Pero la negación no puede ocultar la realidad.

Por todo ello nos hemos concentrado hoy aquí, para decir que no son bienvenidas las empresas que se enriquecen sobre la destrucción de otros pueblos y la muerte de personas, para pedir que la dirección de la UPV/EHU deje de mirar a otro lado y/o justificar dichas colaboraciones, y para exigir que suspenda las relaciones con empresas y entidades ligadas al militarismo y la industria armamentística.

Que el lema de la UPV/EHU no sea “Gerra eman eta zabal zazu”.

Plataforma “UPV/EHU, moztu kolaborazioa”

DIVERSIDAD SEXUAL Y DE GÉNERO

Artículo escrito por Pamela Gusqui Machado, estudiante del XX. Seminario de Desarrollo, Cooperación y Tecnologías para el Desarrollo Humano

A lo largo del tiempo, la sexualidad, la identidad sexual y áreas similares han sido objeto de discusión de argumentos a favor o de rechazo, de que es lo correcto o que es lo que va en contra del modelo implantado en la organización social basada en el fundamentalismo identitario.

Actualmente existe una amplia información sobre el universo de la sexualidad y sus diferentes matices, que se va ampliando cada vez más, a pesar de tener acceso a tanta información ¿Qué tanto sabemos sobre Diversidad Sexual y de Género (DSG)? Comenzamos con la base de que el sistema desde pequeños nos ha implementado la idea en nuestro cerebro en que existen hombres y mujeres, de género masculino y femenino, heterosexuales y como algo arriesgado y abiertos de mente se ha dicho que existen personas homosexuales, con dicha información, empecemos con preguntas “tan simples”, ¿Cómo te defines? ¿Qué es para ti diversidad? ¿Qué es sexualidad? ¿Qué es Diversidad Sexual de Género? Ahora que te las planteas ves que estas dudas que durante muchos años se han hecho muchas personas, su respuesta han sido basadas siguiendo un modelo dominante la “heterosexualidad” y un asunto binario.

Fernando Altamira menciona que la DSG, desde el marco de un modelo de Desarrollo dominante viene dado desde donde él llama la triada de la exclusión, que es neoliberal, etnocéntrico y heteronormativo. Con base en la heteronormatividad se rige un sistema que controla o que piensa que puede hacerlo, estableciendo lo que está bien o lo que está mal, determinando lo que queda fuera (extramuros) o dentro (intramuros) del sistema. Lo que pocos vemos es que esto no solo afecta a la comunidad LGTBI, o al tipo de sexualidad, identidad o género con el que te identifiques, pues este es un sistema que se le ha atribuido el derecho a ubicarte como pieza de un puzle que si no encajas en un determinado estereotipo te excluye. Cuando algo se escapa a las categorías se sexo, de género o de erotismo produce que exista rechazo, no aceptación de la sociedad, ataques homofóbicos o incluso una lucha interna en querer encajar en el estereotipo ideal. Añadido a esto se ha podido ver que este modelo binario ha incidido en la toma de decisiones de organizaciones, gobiernos, religión, ONG, y un amplio etcétera, lo que te hace pensar ¿realmente nos estamos planteando como sociedad un modelo alternativo al dominante?

Como una solución alternativa se plantea la interseccionalidad, la cual permitiría identificar la vida de aquellas personas que no se enmarcan en una línea y que no entran en un grupo identificado, con esto se busca que la diversidad y la no normatividad puedan interpretarse como un derecho a la diferencia y a la singularidad de cada ser humano, que las etiquetas sean necesarias para identificar a los grupos que existen, más no para enfrascarlos en un determinado modelo.

Puede no ser una tarea sencilla, ya que es revolucionar y evolucionar lógicas culturales que se han manejado y enraizado durante siglos, pero debemos ser el cambio que queremos ver, debemos ser parte de la cooperación transformadora no normativa, de una manera que no sea el modelo dominante quien marque el compás a bailar y entender que un aporte por más pequeño que sea, repercutirá en la sociedad. Aunque consideres que entras en el modelo dominante, o si estas en el margen, o que cumples con los estereotipos de la sociedad, o si eres LGTBI, es un trabajo que debe realizarse conjuntamente, el entender y transmitir que no todo es blanco o negro, no existe algo bueno o malo, y sobre todo que no es un tema binario, que en la Diversidad Sexual de Género, somos personas interseccionales con diferentes matices.

Reflexión sobre economía ecológica

Artículo escrito por Iñigo Ubierna

En primer lugar cabe destacar que la económica ecológica empieza a adquirir una mayor relevancia en los últimos años, gracias al aumento de la consideración de la población sobre la crisis ambiental a la cual nos estamos enfrentando. Es por eso, que somos conscientes que se debe de llevar a cabo una transición energética, ya que el modelo energético actual difícilmente pueda seguir siendo viable durante más tiempo, aunque no en la medida que lo deberíamos de ser. 

Por esto mismo, de primera mano todos nos debemos hacer una reflexión sobre la cantidad de recursos que empleamos y la necesidad de utilizar los mismos, ya que muy difícilmente sin reducir nuestras necesidades (si, digo necesidades porque en eso lo hemos convertido) dificilmente se puede resolver algo. 

Encuentro muy complicado definir la forma de frenar la situación actual, llevando a cabo medidas duraderas, ambientalmente sanas y económicamente viables. Ya que, la tecnología existente demanda gran cantidad de recursos y ambientalmente no termina de ser sostenible, ya que tanto en el lugar de extracción de los materiales necesarios para su construcción como durante su vida útil no suelen ser sostenibles. Además si incluimos la variable social, la complejidad aumenta considerablemente. 

En mi opinión, la solución a los problemas que presentamos no radica en un único modelo como la electrificación de la producción energética (calor, movimiento..) como se está planteando en muchos casos, como los hemos conocido hasta ahora, empezamos con la biomasa, seguimos con el carbón y petróleo y actualmente estamos agotando las reservas de gas natural. Por esto mismo me imagino un futuro con un amplio rango de tecnologías variables y eficientes en base al lugar de aplicación de la misma. Ya que mediante la eficiencia y en la optimización de los recursos quizás tengamos una oportunidad. Aunque deberemos de buscar el nexo común entre todas las tecnologías para evitar las perdidas energéticas (aumento de CO2), materiales (finalización de los recursos), sociales( reducción de los derechos) 

Para finalizar, creo que se trata de un tema al que se le da una importancia muy pequeña y realmente tiene implicaciones muy notables a todos los niveles de nuestra sociedad, por lo que animaros a darle una vuelta y comentarlo con amigos y demás, para que en un futuro no muy lejano tenga una mayor relevancia, que los rescates a los bancos, el desarrollo del turismo y otras grandes distracciones.

Tecnologías para el Desarrollo Humano

Artículo de Ondiz Zarraga

Cuando pensamos en la ciencia, solemos imaginarla como algo pulcro, ordenado y objetivo, ajeno a la irracionalidad y subjetividad que caracterizan a la sociedad. Su hija, la tecnología, comparte en nuestra visión esas mismas características, aparte de una personalidad propia que la lleva a evolucionar de manera ajena al ser humano, que se ve en la necesidad de adaptarse a ella.

Esta concepción de la ciencia y la tecnología nos permite a los ingenieros olvidarnos de que somos personas y de que, como tales, acarreamos un contexto, y, así, vivimos felices en nuestro pequeño mundo de respuestas exactas. Pero es peligrosa. Especialmente cuando la mayor parte de los problemas que sufre actualmente la humanidad (acceso al agua y a la energía, gestión de residuos …) son problemas tecnológicos y somos precisamente las personas técnicas las que estamos tomando decisiones que empujan al mundo en una dirección concreta. Lo hacemos, además, tendiendo a la intervención tecnológica, sin pensar antes en las implicaciones éticas, considerando cualquier efecto negativo que hemos provocado un daño colateral inevitable.

Me pregunto por esto si de verdad pretendemos que la ingeniería sirva a su objetivo de resolver los problemas de la sociedad. Si es así, necesitamos empezar a incluir otros aspectos en nuestros análisis. De la misma manera que discutimos los aspectos económicos y técnicos de cualquier artefacto, deberíamos preguntarnos quién tiene acceso a la tecnología que estamos desarrollando y a quién deja fuera, a los intereses de quién responde, si debemos crear algo solo porque se pueda y otras cuestiones complejas que nos afectan y que solemos obviar por no considerarlas parte de nuestro trabajo.

No tenemos excusa: las herramientas tanto teóricas como prácticas que necesitamos en muchos casos ya existen. Pienso, por ejemplo, en las tecnologías adecuadas, un concepto que nos acompaña desde los 70 y que jamás oí mencionar en mis diez años de educación técnica. Voy más allá: la única vez que me hablaron en un ambiente académico de la (no) neutralidad de los saberes científicos y los intereses que tienen detrás o se cuestionó el papel que tiene la tecnología en la sociedad fue en una clase de filosofía cuando tenía quince años.

En definitiva, creo que para hacer bien nuestro trabajo no necesitamos respuestas más exactas sino mejores preguntas. Solo cuando empecemos a preguntarnos explicítamente por qué hacemos lo que hacemos dejaremos de disfrazar de decisiones técnicas aquellas que son en esencia éticas y políticas.