Desde lo micro a lo macro

Entrevista realizada antes de la partida al alumno de la UPV/EHU que estos días lleva a cabo su investigación del TFG en El Salvador junto a ADES Santa Marta, FIA/UES e ISF-MGI.

¿Por qué vas a hacer un TFG en cooperación?
Después de haber estado hablando con familiares, amigos y conocidos sobre el TFG y su proyección, me di cuenta de que la mayoría tienen poca o nulo uso, futuro… etc. Son pequeñas investigaciones que ayudan al trabajo de investigadores de la universidad. Se considera otro trámite más para obtener el título y muchas veces nos olvidamos que podemos aportar con este trabajo nuestro granito de arena en algún área. Quería hacer un TFG diferente que pudiera marcar la diferencia en algo y además usar mis conocimientos adquiridos para mejorar y ayudar en la vida de las personas.

¿En qué consiste tu TFG?
Mi trabajo consiste en una primera investigación sobre una tecnología de bajo coste, accesible y sostenible para el tratamiento de aguas grises. En particular, mi parte se centra en el pretratamiento y el uso de microorganismos para su mejora y aumento de eficiencia.

¿Qué esperas que sea lo más destacable de la experiencia en el terreno?
Poder contextualizar mi trabajo. Entender la situación de países en vías de desarrollo respecto al agua y su tratamiento.

¿En qué medida crees que la realización de este tipo de TFG supone una acción transformadora?
La realización de este tipo de TFG supone una doble acción transformadora, por un lado el TFG en si ya es algo transformador porque trata sobre la biojardinera y el uso de ésta como tecnología de bajo coste, sostenible y accesible para su uso zonas más vulnerables de El Salvador. Y por otro, el mero hecho de hacer un TFG de este tipo conlleva el contar e informar sobre lo que se está llevando a cabo y ayuda en la visibilización de este tipo de proyectos en países lejanos como es El Salvador.

¿Qué crees que este TFG te aportará de cara al futuro?
Si. Desde ya mismo.

 

Buena estancia, y nos vemos a la vuelta Mikel!

Investigando biojardineras en El Salvador

Antes de su partida a El Salvador realizamos una entrevista a Leire, alumna de la UPV/EHU que avanza estos días en la investigación del TFG en Cooperación para el Desarrollo junto a ADES Santa Marta, FIA/UES e ISF-MGI.

¿Por qué vas a hacer un TFG en cooperación?
Hace aproximadamente un año acudimos a una charla en la universidad en la que algunos chavales relataban su experiencia al hacer su TFG en cooperación. Tras esa charla acudimos donde Roberto [profesor de la UPV/EHU y miembro del grupo de investigación de ISF-MGI] y nos motivó en seguir adelante, ya que el tema era interesante y era algo aplicado a la realidad. Además teníamos la opción de viajar y vivir una experiencia que seguramente logre marcar un antes y un después en nuestras vidas, ya que esperamos que nos ayude a ver con otros ojos la realidad y en éste caso en concreto la importancia que tiene de verdad el agua, líquido que en nuestras casas derrochamos a más no poder.

¿En qué consiste tu TFG?
Mi TFG consiste en la modelización y diseño de una biojardinera. La biojardinera trata de tres tratamientos y es en éste en el que sucede el tratamiento biológico, ya que hay una interacción entre el sustrato (DBO5) que entra en la biojardinera y los microorganismos. Tras ésta interacción se consigue reducir la concentración de DBO5 y se puede almacenar para posteriormente usarla para regadío.
Ya que se trata de un TFG de Ingeniería Química, el trabajo ha consistido en crear los balances de materia tanto del sustrato como de los microorganismos para después usando la herramienta de programación Scilab poder simularlos y poder observar la evolución que éstas concentraciones presentan a lo largo del tiempo. Por lo tanto, se puede decir que se ha intentado deducir qué pasa dentro de una biojardinera desde el punto de vista de la Ingeniería Química.

¿Qué esperas que sea lo más destacable de la experiencia en el terreno?
Aparte de poder ayudar lo más posible en la recogida de aguas para poder analizarlas y ver el rendimiento que demuestra la biojardinera, espero poder darme cuenta de la importancia que tiene el agua, ya que se trata de un país en el que mucha gente carece de agua potable.

¿En qué medida crees que la realización de este tipo de TFG supone una acción transformadora?
Creo que transformadora en todo caso supondrá para mi persona, aprendiendo sobre todo humildad y a valorar más las cosas.

¿Qué crees que este TFG te aportará de cara al futuro?
La experiencia de haber podido enfocar un trabajo que se asemeje a la realidad.

 

Buena estancia Leire y nos vemos a la vuelta!

Visitando TADEH

Esta tarde, lluviosa tarde, algunas personas voluntarias de Ingeniería Sin Fronteras País Vasco – Euskal Herriko Magarik Gabeko Ingeniaritza (ISF-MGI) hemos estado de visita en el taller y centro de demostración de TADEH (representación en Euskadi de EMAS -Escuela Móvil de Agua y Saneamiento).
Nos han acompañado algunos profesores de la UPV/EHU y alumnas y alumnos interesados en realizar su Trabajo Fin de Grado o su Tesina Fin de Master en colaboración con ISF-MGI y TADEH.
La visita ha comenzado en el pequeño taller, lleno de sencillas herramientas, en el que Jaime y Rubén ensayan y ponen en práctica las diferentes técnicas que luego llevan a los talleres de formación que han impartido tanto aquí en Euskadi como en Bolivia, Camerún, Sierra Leona y otros países en los que han trabajado.

Clavos, ferrallas, tubos de PVC, canicas, bolsas de plástico y botellas de vidrio recicladas,… son algunos de los materiales que, mediante sencillas técnicas, se convierten en bombas de agua, en colectores solares o en brocas de perforación de pozos. Son técnicas aprendidas de EMAS, transmitidas en los últimos 20 años a más de 500 personas y que han permitido la instalación de 60.000 pozos, 6.000 cisternas para la recogida de agua de lluvia y más de 100.000 bombas.
Del taller hemos pasado al patio de las antiguas escuelas de Lutxana, en el que TADEH está preparando el centro de demostración de estas tecnologías. La intención es acercar estas técnicas a las ONGD del entorno para que puedan estudiarlas, valorarlas y probarlas antes de proceder a su uso en los proyectos que estén llevando a cabo.

Estos dispositivos, técnicas y métodos, no por ser sostenibles y relativamente sencillos, están exentos de un fundamento teórico y del necesario conocimiento de ciertas metodologías. Esta es la base de la colaboración con ISF-MGI: difundir estas técnicas y emplear el conocimiento que se genera en los Trabajos Fin de Grado y en las Tesinas Fin de Master de diversas titulaciones técnicas para validar científicamente las mismas y para intentar, si es posible posible, mejorarlas.

 

A modo de ejemplo, dos estudiantes de la Escuela de Ingeniería de Bilbao junto con dos profesores de la misma escuela están llevando a cabo dos proyectos para analizar las características de una turbina de agua que EMAS ha instalado ya en varios proyectos de centrales mini hidráulicas para electrificación rural.
Como el tiempo no acompañaba mucho, la visita no fue muy larga, pero esperamos que sea sólo la primera y que en breve podamos tener en el centro de demostración de TADH nuevos artilugios apropiados, sostenibles y necesarios para mejorar el acceso al agua y el saneamiento de miles de personas.


+Más información:

Artículo escrito por Joseba Sainz de Murieta, voluntario de ISF-MGI  y profesor de la UPV/EHU.

[curso] Tecnologias para el Desarrollo Humano

Ingeniería Sin Fronteras País Vasco – Euskal Herriko Mugarik Gabeko Ingeniaritza (ISF-MGI) junto con la UPV/EHU organiza el Seminario sobre Desarrollo, Cooperación y Tecnologías para el Desarrollo Humano en la Escuela de Ingeniería de Bilbao en el marco del proyecto de Sensibilización y Educación para el Desarrollo en las Enseñanzas Técnicas de Bizkaia y con el apoyo del Ayuntamiento de Bilbao.

La edición XVIII se llevará a cabo durante el último trimestre de este año, del 29 de septiembre al 15 de diciembre, durante las tardes de todos los viernes. Además de estas sesiones, se realizará una excursión para ahondar el los temas trabajados durante las jornadas.

Más información: www.euskadi.isf.es/mintegia

TFG en Cooperación al Desarrollo: una alternativa y una oportunidad

Artículo escrito por Marina Díez Arrizabalaga
Ingeniera de Energías Renovables

Cocina tradicional de leña en el mundo. Fuente: Google imágenes.

Hay una gran parte de la sociedad que se nos está olvidando: 4 mil millones de personas que no responden a nuestro modelo de consumo, que se encuentran rezagadas en el desarrollo impuesto desde occidente, y que cuando se tomaron las grandes decisiones sobre la asignación de recursos, simplemente, no estaban encima de la mesa. En una de estas realidades desconocidas, se encuentran las 2500 millones de personas en el mundo que dependen de la madera para cubrir sus necesidades más básicas: cocinar, calentar agua, calefactar la vivienda. Y lo hacen en fogatas rudimentarias ineficientes y peligrosas, con impactos a distintos niveles: medioambientalmente, la recolección insostenible de leña conduce a una degradación de los bosques; en términos de salud, la quema ineficiente de madera hace que se produzca una combinación muy peligrosa de contaminantes, un cóctel que es la causa de 4 millones de muertes al año, sobre todo, mujeres y niños. Lo que hace que la OMS considere el humo de la cocina como el 4º mayor riesgo para la salud en el mundo ¿Alarmante, verdad?

Leer más

Por qué hacer el TFG en Cooperación

Hace exactamente un año, me encontraba frente al típico dilema de estudiante de universidad de último año: elegir el Trabajo de Fin de Grado. Un trabajo que suele exigir una gran preparación previa, un enorme trabajo de recopilación-redacción y que, finalmente, suele tener el mismo destino en todos los casos: la papelera. No os engañéis, por mucho que nos esforcemos, lo cierto es que los TFG estándares no suelen pasar de la corrección y lectura del tribunal (a veces, ni eso).
Qué queréis que os diga, pasarme meses trabajando para tirarlo todo a la basura al terminar no me parecía una opción. Así que comencé a buscar otras alternativas.
Leer más

Ya tenemos ganadoras del IV Premio #IngenieríaSolidaria.

El jurado de la IV Edición del Premio “Ingeniería Solidaria” para Trabajos de Fin de Grado y Máster sobre Ingeniería, Cooperación al Desarrollo y Derechos Humanos ha resuelto conceder los siguientes galardones:

● Categoría A: premio para Trabajos de Fin de Grado (TFG) o Proyectos Fin de Carrera (PFC), de carácter proyectista o de investigación, ex-aequo para Antia Yanhez Rodríguez, de la ETS de Caminos, Canales y Puertos de la Universidade da Coruña, por su propuesta sobre un ‘Sistema de abastecimiento en las comunidades de La Calera, Mercedes del Perico y Las Uvas, en Honduras‘;  y para Laura Martínez Mifsut, de la Universitat Jaume I de Castelló de la Plana, por su propuesta de ‘Rediseño de la envolvente del controlador de un equipo de bombeo PV para riego en Etiopía adaptado a usuarios finales y en el marco de un proyecto de cooperación‘.
● Categoría B: premio para Trabajos de Fin de Máster (TFM) o Tesinas de Máster (TdM),  para Aritz Gómez Revilla, de la Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU), Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao, por su propuesta de ‘Optimización bajo criterios de sostenibilidad y salubridad de cocinas de biomasa construidas por mujeres de comunidades rurales de Nicaragua‘.

IV Premio ingeniería solidaria

Felicidades a Antía, Aritz y Laura por su incalculable compromiso.

En la presente edición, han participado 14 trabajos de todas las escuelas de ingeniería y arquitectura del Estado, reivindicando el papel y el compromiso de la tecnología en la transición hacia un desarrollo humano sostenible en todo el mundo.

Desde ISF queremos agradecer la participación de todas las personas que han concursado en esta edición, que no hubiera sido posible sin el apoyo de la Asociación Española de Tecnología para Sólidos – Techsolids y el resto de patrocinadores, universidades, docentes y personas voluntarias, a quien también queremos reconocer la confianza que depositan año tras año en el certamen.

premio

Tecnologías y prácticas sostenibles aplicables al caserío vasco

Reflexión de Garbiñe Sancho Bombín, Especialista en Medio Ambiente y Sostenibilidad*

El caserío está considerado uno de los símbolos más importantes de la cultura y el patrimonio arquitectónico vasco. Tradicionalmente ha sido una construcción sostenible, respetuosa con su entorno y gracias a la cual sus habitantes obtenían todo lo necesario para su supervivencia. En cambio, la sociedad y el estilo de vida de la población ha cambiado y los sistemas tradicionales del caserío dejaron de satisfacer las necesidades de sus habitantes.
Después de investigar y analizar las diferentes tecnologías y prácticas sostenibles aplicables al caserío vasco, buscando desde técnicas y tecnologías modernas hasta prácticas tradicionales de diversas regiones del mundo puedo decir que si bien no es fácil optar por alternativas más “verdes” y que respeten el planeta, es posible hacerlo.
Tristemente, en este país se subvencionan y se fomentan más las actividades que dañan al medio ambiente que las que buscan protegerlo y por ello, a la hora de buscar alternativas menos dañinas en la mayoría de los casos nos encontraremos el obstáculo económico. Sin embargo, también es verdad que se están realizando muchos esfuerzos para buscar nuevas alternativas y opciones más baratas y accesibles para todos y gracias a internet y a las redes sociales éstas son mucho más visibles y fáciles de encontrar.
En cuanto a los diferentes sistemas de un caserío que se analizaron, el tema de la alimentación es sin duda el que mayor camino recorrido tiene. Existen numerosas organizaciones que luchan por productos locales, ecológicos y de calidad y por la soberanía alimentaria por lo que está disponible una gran cantidad de información y lugares en los que recibir ayuda o asesoramiento. Y es que, frente a los modelos de comercio que buscan enriquecer a las grandes empresas a costa de los agricultores y juegan con los precios de mercado transportando mercancías de un lugar a otro del planeta sin tener en cuenta sus propiedades alimentarias, se impone la lógica de consumir productos autóctonos, de temporada y de producción local.
Esto favorecería también la igualdad entre hombres y mujeres agricultoras, inexistente hoy en día debido a las políticas agrarias que están impulsando decididamente un sector agrícola orientado al mercado, en el que las pequeñas explotaciones agrarias tienen pocas posibilidades, y son precisamente éstas donde las mujeres están más representadas. Dejan así de lado todos aquellos factores y sistemas que operan fuera de la esfera mercantil, ya sean estos sociológicos o ecológicos. En el ámbito rural este hecho tiene especial incidencia en la invisibilización del trabajo de las mujeres, en el agotamiento de los ecosistemas y en la desvalorización de la producción de alimentos como derecho y no como mercancía (Isabel de Gonzalo Aranoa, Leticia Urretabizkaia Gil; 2012: Las mujeres baserritarras: análisis y perspectivas de futuro desde la Soberanía Alimentaria)


Teniendo en cuenta los demás sistemas analizados: la construcción, el agua, la energía y los residuos; muchas técnicas tradicionales llevadas a cabo antiguamente en los caseríos siguen siendo apropiadas y aplicables, aunque en muchas ocasiones son necesarias actualizaciones para lograr un mayor confort. Muchas veces abogamos por las soluciones más novedosas y tecnológicas pensando que serán las más efectivas sin pensar que las prácticas que se han estado llevando a cabo por cientos o incluso miles de años puedan ser las más eficaces. Es lo que podríamos denominar sabiduría popular, que difiere al conocimiento que se adquiere en las instituciones socialmente acordadas para la formación de los estudiantes en que la sabiduría implica una experiencia de vida. Pasar del simple conocimiento a la experiencia.
También he observado que en un mundo cada vez más especializado, laboralmente y académicamente hablando, hemos dejado de lado el aprendizaje básico necesario para nuestra supervivencia. Mientras que antes el legado de una generación a otra se basaba en conocer los métodos de cultivo, diferenciar especies comestibles, aprender a cazar, hacer fuego, construir el hogar, etc; hoy en día las personas que nacemos en un entorno urbano difícilmente adquirimos cualquiera de esas habilidades, con lo que dependemos irremediablemente de un sistema social, de un gobierno y de sus normas para poder sobrevivir. Con esto quiero decir que por nuestro propio bien deberíamos conocer más los recursos que nos da la naturaleza y cómo aprovecharlos, ya que el estilo de vida consumista imperante nos hace creer que los recursos son ilimitados y siempre los tendremos a mano y nada más lejos de la realidad.
Estamos alcanzando los límites del planeta en cuanto a contaminación, agotamiento de materias primas y destrucción de hábitats y cuando llegue el día en el que los recursos sean insuficientes para la población, solo dependeremos de nuestras propias habilidades. Por ello es vital que adoptemos medidas sostenibles en todos los ámbitos de nuestra vida, el futuro del planeta y de sus habitantes pasa por un cambio en nuestro estilo de vida, todavía estamos a tiempo.

PortadaTFM

TFM de Garbiñe Sancho: Tecnologías y prácticas sostenibles aplicables al caserío vasco

 

*Garbiñe Sancho ha realizado las prácticas del Máster Medio Ambiente y Sostenibilidad de la UPV/EHU junto con ISF-MGI.
Las opiniones de los autores del post no tienen por qué coincidir con el punto de vista de ISF-MGI.

Comunidades de caseríos: ¿Hacia un futuro mejor?

Igartubeiti baserri-museoa (Ezkio-Itsaso)

Reflexión de Borja Umaran, Especialista en Medio Ambiente y Sostenibilidad*

Nos necesitamos unas personas a otras.

Esta simple frase podría resumir mi trabajo. Así, sin aportar nada nuevo, y algo que nos suena lo más lógico del mundo es lo último en lo que pensamos cuando nos enfrentamos a algún problema.
Somos muchas personas las que afirmamos que vivimos en una sociedad que está destinada al fracaso, sabemos que los recursos se agotan y que el fin de nuestra forma de vida se acerca, y aun así no nos movemos para buscar una solución, o la hemos encontrado pero no queremos prescindir de nuestras comodidades a cambio de un futuro más sostenible.

Leer más

TFG en Argentina

Nuestras compañeras Maite y Nuria  nos hacen un breve resumen de cómo avanza el Trabajo Fin de Carrera en Cooperación para el Desarrollo en Argentina. Aquí sus palabras:

Estamos trabajando el TFG en Santa Rosa, un paraje de Santiago del Estero provincia del norte de Argentina.

Santiago del Estero es una de las provincias más vulneradas de Argentina. Uno de los mayores problemas es el acceso al agua, tanto en las localidades pequeñas como en los parajes de alrededor.

Debido a la falta de agua las personas en Santa Rosa utilizan pozos subterráneos, estanques que han construido las mismas personas del paraje de los cuales también beben los animales y se llenan en época lluviosa y, en el mejor de los casos, captan agua de lluvia con techos de chapa hasta cisternas de cemento.

De momento estamos realizando un relevamiento de la información de las 65 familias que viven en el paraje y esta semana realizaremos los análisis del agua de la zona.

Más adelante el proyecto avanzará construyendo sistemas de captación de lluvia y cisternas de almacenamiento. El paraje está muy disperso tanto geográficamente como socialmente, por lo que también se trabajará en la unión de los vecinos para intentar formar soluciones comunitarias.