“La Guerra Empieza Aquí”: Los pilares que sostienen la industria militar

En Yemen el año pasado murieron más de 28.000 personas a causa del conflicto armado que vive el país. Esta cifra asciende a más de 60.000 personas fallecidas desde que empezó la guerra en 2016. El caso del Yemen es uno de los 34 conflictos armados que imperan hoy en el mundo. Guerras que están provocando muertes, violaciones, hambrunas, inseguridad alimentaria, destrucción de infraestructuras y desplazamientos forzados.

Desgraciadamente parece que estos conflictos nos quedan lejos tanto física como empáticamente, como si no tuvieran nada que ver con nosotras. Sin embargo, como ciudadanas y ciudadanos del norte global tenemos parte de responsabilidad en lo que está pasando en otros países.

Bajo el lema La guerra empieza aquí la plataforma que lleva este mismo nombre trata de destapar y denunciar los vínculos que tenemos con los conflictos armados: fabricación, investigación y financiación. Este fue el tema que abordamos en la Escuela de Activistas del pasado 30 de mayo.

Si nos detenemos en la fabricación, en el Estado español existen más de 580 empresas que fabrican armas, materiales o componentes para armas. Más de 100 están en Euskal Herria.

Por otro lado, si hablamos de financiación, en 2018 se destinaron casi 20.000 millones de euros de dinero público a gasto militar y más de 9.000 millones de euros es la cantidad que han invertido entidades financieras del Estado español en industrias de armamento en los últimos 7 años. Hablamos de bancos como el BBVA, El Banco Santander o CaixaBank entre otros, y en menor medida, pero también, están en la lista Kutxabank o Caja Rural de Navarra.

Y en relación a la tercera pata, la investigación con fines militares recibe el 30% de los fondos totales destinados a I+D+I en todo el mundo e implica directamente a medio millón de científicas y científicos del mundo. El Estado español es el segundo país que más porcentaje de su PIB dedica al desarrollo de nuevas armas, solo por detrás de los EEUU.

Armamento fabricado en empresas vascas, tecnología militar desarrollada por investigaciones dentro de nuestras universidades y financiación de la industria armamentística con nuestro dinero, están posibilitando la existencia de guerras en otros lugares del mundo.

Algunas de estas empresas relacionadas con la producción de armamento se encuentran en la UPV/EHU en formato de convenios de prácticas para alumnado o dentro de plataformas de las que la universidad también es parte.

Por ese motivo desde ISF-MGI nos unimos a la concentración para detener la colaboración de la UPV/EHU con el militarismo el próximo 3 de julio a las 13h en la Escuela de Ingeniería de Bilbao.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] entrada “La Guerra Empieza Aquí”: Los pilares que sostienen la industria militar aparece primero en ISF […]

Los comentarios están desactivados.