Tu decides cómo regar el mundo

Nikolas Egaña y Ane Goitia*

El cartel representa mediante dos dibujos el contraste existente entre el capitalismo-consumismo y el consumo responsable y el respeto al medio ambiente, dos caminos opuestos que se debaten en el término decrecimiento.

La mano que agarra a la regadera representa a los seres humanos en general, que son los que con sus actos deciden el ser de una sociedad.

Por un lado, por la regadera fluye agua para regar una planta a la cual le dé vida y de bajo de esta se sitúa el campo y la naturaleza que quiere hacer referencia a una producción controlada y racional, permitiendo respetar el clima, los ecosistemas y los propios seres humanos. Esta transición se realizaría mediante la aplicación de principios más adecuados a una situación de recursos limitados: escala reducida, relocalización, eficiencia, cooperación, autoproducción (e intercambio), durabilidad y sobriedad. En definitiva, y tomando asimismo como base la simplicidad voluntaria, buscan reconsiderar los conceptos de poder adquisitivo y nivel de vida.

Por otro lado, la regadera expulsa monedas haciendo referencia al consumismo y al capitalismo que no tiene en cuenta que los recursos son finitos (la planta a la que riega – que representa una vez más al conjunto del ecosistema- se pudre porque no se le da lo que necesita). Bajo esta, se sitúa una ciudad saturada y contaminada. La conservación del medio ambiente, no es posible sin reducir la producción económica que es la responsable de la reducción de los recursos naturales y la destrucción del medio que genera, que actualmente está por encima de la capacidad de regeneración natural del planeta. Además, también cuestiona la capacidad del modelo de vida moderno para producir bienestar. Por estas causas se oponen al desarrollo sostenible.

Todo ello se pone en una balanza porque en definitiva somos los seres humanos los que decidimos cómo queremos que sea nuestra sociedad y se les traspasa a ellos la decisión de elegir su futuro.

El reto estaría en vivir mejor con menos.

*Este trabajo se engloba dentro del VII curso de introducción a la cooperación que se celebró en Donostia. Al finalizar el curso el alumnado tiene la posibilidad de realizar un trabajo que ahora compartimos. ISF-MGI no tiene por qué compartir las opiniones expresadas en estos trabajos.