Tribunal Popular por el derecho a unas Vidas Sostenibles

El pasado 23 de febrero estuvimos, en el Tribunal Popular por el derecho a unas Vidas Sostenibles, defendiendo el acceso a la energía como un derecho básico para tener unas vidas que merezcan la pena ser vividas y el derecho a decidir cómo explotar los recursos energéticos de nuestro territorio.

En el eje de energía que coordinábamos, Hafed presentó la denuncia de Sahara Occidental a la negación reiterada a ejercer su derecho, reconocido internacionalmente, a decidir sobre su territorio, y, por tanto, sobre sus recursos energéticos mientras su población no sólo no decide sobre cómo se explotan, sino que no recibe los beneficios de su explotación, ni tiene acceso a la cantidad de energía necesaria para vivir una vida digna.

En Euskal Herria, también existen casos de no acceso a los mínimos de energía requeridos para vivir dignamente, Rosa nos contó su experiencia como afectada por la Pobreza energética, situación que venimos escuchando en los últimos años ya que cada vez más hogares sufren para pagar las facturas de energía que les permiten cocinar, mantener una temperatura de confort o estudiar cuando no hay luz.

Mediante la presentación de estos dos casos pedimos y así lo ratificó y solicitó el jurado en su sentencia, leyes que protejan estos derechos: El derecho a la Soberanía Energética y el acceso a la cantidad de energía suficiente que permita llevar una vida digna a todas las personas.

Material audiovisual: