Programas de cooperación

Los programas de cooperación de ISF son planificaciones a largo plazo para asegurar, en una zona de un país empobrecido, el acceso de la población a uno o varios servicios básicos, así como otras necesidades, como la producción y comercialización agropecuaria. Sus fases se centran en la planificación, construcción y mejora de las infraestructuras, por un lado, y por la capacitación, formación y participación de los habitantes de esa zona o comunidad.

Los programas se plantean a largo plazo y una vez hallados los mecanismos de intervención adecuados a cada realidad.

Estos mecanismos adecuados se determinan a partir de la ejecución de los proyectos de cooperación en la zona, experiencias piloto que después se convierten en programas. Las vías de intervención contemplan factores sociales, económicos, técnicos, culturales, éticos, ambientales y políticos, de manera que los programas sean integrales.

Tanto en los proyectos como en los programas, ISF trabaja conjuntamente con sus contrapartes. Se trata de organizaciones sociales autóctonas que luchan por el desarrollo y la justicia social en la zona y que comparten principios básicos con ISF.

Educación para el Desarrollo

Ingeniería Sin Fronteras destaca por su impulso de la Educación para el Desarrollo, tanto en la universidad –especialmente, en las escuelas de ingeniería,- como a través de la acción y el voluntariado. ISF promueve una formación específica y transversal en materia de Cooperación Internacional y Tecnología para el Desarrollo Humano, con el objetivo de sensibilizar a los futuros profesionales en la dimensión social e internacional de su trabajo.

La Educación para el Desarrollo es “un proceso educativo constante que favorece la comprensión sobre las interacciones económicas, políticas, sociales y culturales entre el Norte y el Sur, promueve valores y actitudes relacionadas con la solidaridad, la justicia social y busca vías de acción para conseguir un desarrollo humano y sostenible” (1)

“Paulo Freire, referente de la educación popular latinoamericana (Pedagogía del oprimido, 1970), al definir los fines de sus programas educativos en las comunidades campesinas brasileñas, hablaba de “despertar las conciencias”. Las ONGD han transformado la experiencia, nutriendo la finalidad de la Educación para el Desarrollo (EpD) en Europa: dar a conocer y analizar, poner las realidades en su contexto global, promover actitudes de solidaridad y mover a la acción.” (2)

Aquí unos ejemplos de los cursos que solemos realizar anualmente:

Además, solemos realizar diferentes charlas sobre temáticas relacionadas con la tecnología, software libre, ciencia y feminismo, etc. Si tienes interés en que participemos en alguna acción conjuntamente, ¡ponte en contacto!

Notas:

1. Alejandra Boni –ISF- y Pilar Baselga, (2003): «La Educación para el Desarrollo como estrategia prioritaria de la cooperación». Libro Blanco de la Cooperación al Desarrollo de la Comunidad Valenciana
2. Artículo de Maria Ángeles Manjarrés y Agustí Pérez-Foguet, ISF, publicado en la revista ISFormativo

¿Quieres colaborar con ISF?