Entradas

¿Quién defiende a quien defiende?

Tras realizar varios encuentros en los que pudimos conocer de primera mano la labor de defensoras del territorio y de los Derechos Humanos, nos queríamos preguntar por los mecanismos y redes de solidaridad que se activan para la protección de estas defensoras. ¿De qué forma operan? ¿Hasta qué punto están resultando adecuados? Muchas de las defensoras hacen frente a formas de violencia por motivos de género, como violencia sexual y amenazas, hostigamiento y campañas de difamación vinculadas a su condición de mujer. Ante esta situación, nos planteamos: ¿qué papel podemos desempeñar las entidades del Norte Global para dar apoyo en la defensa en la conflictividad?

Fernando Armendáriz, activista de derechos humanos de Protection International, nos comparte algunas de las claves que es importante considerar. Defender Derechos Humanos significa enfrentarse a poderes económicos, supone una lucha permanente contra todos los tentáculos que emanan del extractivismo. Se trata de una actividad de alto riesgo que, en el caso de las mujeres, cuenta con un extra de vulnerabilidad al no verse siempre acompañadas en su lucha por sus comunidades. En este contexto, Protection International propone un acompañamiento que fortalezca lo comunitario e incida en el ámbito internacional, pasar de los mecanismos de protección a las políticas públicas.

Al abrir el diálogo entre las asistentes, escuchamos testimonios desde distintas posiciones, desde defensoras que se han visto obligadas a alejarse de sus territorios por las amenazas recibidas, a activistas del Norte global que siguen repensando su forma de posicionarse en el tablero global de la solidaridad internacional. En este sentido, se incide en la importancia de revisar los privilegios desde los que partimos para poder hacer un acompañamiento adecuado a las personas que están en primera línea poniendo su cuerpo. Todavía nos queda mucho camino por recorrer en ese sentido.

Dinámicas que se han visto complejizadas ante una pandemia global por la que muchos Estados han encontrado la excusa perfecta para suspender muchas medidas de protección. Si aplicamos una perspectiva feminista, ligada a necesidades psicoafectivas, justo en momentos como el actual es más importante que nunca fortalecer las medidas de acompañamiento, apoyar en el sostenimiento emocional de defensores y defensoras, yprepararnos para el nuevo embate que se acerca ante una mayor privatización de los bienes comunes.

A más agresiones, más lucha y resistencia. Pero también, no nos olvidemos, más y mejor acompañamiento.

¿Quién defiende a quien defiende?

En todas las regiones del mundo las personas defensoras de derechos humanos corren peligro. Las mujeres, además de los ataques que otros defensores pueden sufrir, hacen frente a formas de violencia por motivos de género, como violencia sexual y amenazas, hostigamiento y campañas de difamación vinculadas a su condición de mujer.

¿Quién defiende a las mujeres defensoras? ¿Qué estrategias de protección se están llevando a cabo? ¿Qué papel podemos desempeñar las entidades del Norte Global para dar apoyo en la defensa en la conflictividad?

Para dar respuesta a estas cuestiones hemos organizado una mesa redonda virtual con la presencia de Marta Ribas, defensora de derechos humanos de El Salvador y Fernando Armendariz, activista de derechos humanos de Protection International.

La sesión se realizará a través la plataforma Jitsi el próximo jueves 4 de junio a las 18h00. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado) y que te informemos de cómo acceder a la sesión, escríbenos a bilbo (arroba) euskadi.isf.es

¡Anímate y nos vemos por las redes!

Sesión: ¿Quién defiende a quién defiende? Estrategias de protección a mujeres defensoras de derechos humanos.

Imparte: Marta Ribas (El Salvador) y Fernando Armendáriz (Euskal Herria)

Fecha: 4 de junio de 2020, jueves

Hora: 18:00 a 19:30 (GMT + 2)

Lugar: sala jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: castellano

DEFENSORAS. Propuestas desde el ecofeminismo y vidas libres de violencias

El Salvador es un país de contrastes.

Por un lado, El Salvador lidera las listas de feminicidios a nivel mundial, detrás de Siria y Lesoto, y es el primero en América Latina. Según el último informe de Amnistía Internacional los elevados índices de violencia de género siguen haciendo de El Salvador uno de los países más peligrosos para las mujeres. Además, continúa vigente la prohibición total del aborto, con largas penas de prisión para las mujeres que se someten a uno y para las profesionales de la salud que lo llevan a cabo. Hay mujeres declaradas culpables de homicidio agravado después de haber sufrido un aborto espontáneo u otras emergencias obstétricas.

Al mismo tiempo, este mismo país en marzo de 2017 pasó al ser el primer y único lugar en el mundo en prohibir la minería metálica (oro, plata, y otros metales) en su territorio gracias a la lucha de mujeres defensoras. Organizaciones comunitarios y movimientos sociales estuvieron más de una década resistiendo ante la implementación de empresas mineras que pretendían instalar proyectos de extracción minero-metálicos en el país con un fuerte impacto medioambiental en el ecosistema y en la vida de las personas, muy especialmente de las mujeres.

Son las dos caras de una misma moneda. Por un lado, las mujeres son las primeras detectoras de todo lo que afecta a su territorio. Ellas son el pilar que sustenta y hace posible esas luchas, a través de su trabajo productivo, reproductivo y comunitario. Y por otro lado, considerando que el cuerpo es el primer territorio que habitamos las mujeres, se hace ineludible reconocer el papel de las mujeres en la defensa del territorio, tanto en la defensa de sus derechos individuales como en los colectivos y comunitarios.

En este contexto, ¿Cómo es la lucha de las mujeres defensoras en un país de tanto contraste como El Salvador? ¿Qué propuestas de defensa de los derechos de las mujeres existen y se están llevando a cabo?

Silvia Guadalupe, Marleni del Carmen Ortiz y Deisy Otila Rivas estarán el próximo martes 4 de junio en la Librería Louise Michel para compartir sus experiencias de trabajo para lograr unas vidas libres de violencias en El Salvador y explicar sus propuestas desde el ecofeminismo.

Silvia Guadalupe y Marleni del Carmen Ortiz vienen de la Concertación de Mujeres de Suchitoto (CMS). La CMS es un espacio que articula a mujeres individuales y expresiones organizadas de Suchitoto para impulsar la autonomía de las mujeres, con el propósito de contribuir a una sociedad más justa, democrática e igualitaria donde las mujeres vivamos libres de violencia y discriminación. Para ello trabaja desde 4 ejes: el fortalecimiento organizativo y de liderazgos; los derechos sexuales derechos reproductivos; el derecho a una vida libre de violencia para las mujeres y la autonomía económica.

En este contexto Silvia y Marleni aprovecharán la jornada para presentar la investigación que han realizado y que lleva por título La práctica ecofeminista en la construcción de la economía solidaria y la soberanía alimentaria”.

Por otro lado, Deisy Otila Rivas viene de ADES, Asociación Asociación de Desarrollo Económico Social de Santa Marta. ADES trabaja  la promoción de agricultura orgánica y sostenible, el respeto al medio ambiente y la reivindicación de los derechos humanos como base fundamental para el desarrollo humano, a través del acompañamiento en procesos de formación y comunicación popular. Un ejemplo de ello es el proceso de formación de uso y manejo de tecnologías de la información y la comunicación en el que participaron mujeres rurales de El Salvador y a través del cual se logró romper la brecha digital de género siendo que las nuevas tecnologías están socialmente consideradas como propias de los hombres.

Este espacio de participación, capacitación y acción desde y para las mujeres tuvo como resultado la exposición fotográfica Mujeres de múltiples colores librando batallas que también acompañará la jornada.

Estas tres mujeres salvadoreñas participarán en la jornada DEFENSORAS. Propuestas desde el ecofeminismo y vidas libres de violencias”, organizada por SETEM Hego Haizea e Ingeniería Sin Fronteras, para hablar de la defensa de los derechos de las mujeres en El Salvador.

Conocer la lucha de las mujeres en El Salvador es fuente de inspiración para otras luchas y territorios en resistencia.