Diseño de formaciones online con software libre ¡Trae tu ordenador y aprende a manejar Moodle!

¿Te has planteado lanzar tu propia formación online? ¿Desde tu colectivo u organización os gustaría sacar el máximo partido a las plataformas que existen para ello? Ahora que parece que las formaciones online han llegado para quedarse, desde Zuk Zeuk Egin queremos ofrecerte un espacio donde capacitarnos sobre todas las opciones que tenemos en la plataforma Moodle

Moodle es una herramienta de software para la generación de comunidades de aprendizaje en línea. A través de esta formación podrás familiarizarte con ella, ver qué herramientas tiene para sacar el máximo provecho sin tener elevados conocimientos técnicos. Junto a Moodle, conoceremos algunas de las posibilidades que ofrece H5P para realizar actividades interactivas (videos, calendarios, cuestionarios intercalados,… ). 

La sesión correrá a cargo de Gorka Julio, experto en comunicación y tecnologías sociales y libres, integrante de la cooperativa Talaios, iniciativa implicada en el impulso de una Economía social transformadora basada en tecnologías libres. 

Hemos apostado por realizar esta sesión en formato presencial, para asegurarnos que todas vamos siguiendo los pasos que nos indique Gorka. Por ello, para asegurar tu plaza y preservar los requisitos de seguridad, escríbenos a hezkuntza (arroba) euskadi.isf.es. ¡Anímate y seguiremos avanzando juntas!

Sesión: Diseño de formaciones online con software libre ¡Trae tu ordenador y aprende a manejar Moodle!

Facilita: Gorka Julio

Fecha: 11 de junio, viernes

Hora: 10:00-14:00 (GMT + 1)

Lugar: Bolunta, Calle Ronda s/n (frente al no 5). 2a planta

Idioma: Castellano/ Euskera

Deuda energética

¿Es justo decir que China es uno de los países más contaminantes del mundo?

Así comenzaba María San Salvador del Valle la sesión “Justicia energética internacional: el pago por la electricidad según metodologías de huella energética” el pasado jueves en nuestra Escuela de Activistas. Y es que los bienes y servicios de los que disponemos en los países de Norte implican un aumento del consumo energético que no siempre se contabiliza en el país que se utiliza ya que cada vez son más las importaciones que se hacen de los países de Sur a los países del Norte. Esto se debe, en parte, a que en algunos países la legislación en cuanto a la gestión ambiental no es tan restrictiva como en otros, y los derechos laborales están peor regulados que en otros, lo que hace que la mano de obra sea más barata, y que las grandes empresas prefieran invertir fuera de sus países. Por ello, no sería justo decir que China es uno de los países que más contamina, ya que decenas de países fabrican ahí sus productos para abaratar costes, luego importarlos y luego disfrutar de ellos.

El campo energético es muy amplio, por lo que en esta sesión nos centramos en el eje de la electricidad. ¿Qué parte del precio del producto corresponde a la electricidad? ¿Cuánto paga en electricidad cada país por lo que se consume? Si todo lo que consumimos lo produjeramos en el país, ¿cuánto gasto de electricidad tendríamos? Para su investigación, analizó 43 países y 16 sectores, donde se ve que el cambio climático producido por el desarrollismo no es igual en los países del Norte y del Sur, siendo los del Sur los menos contaminantes y los que peores consecuencias acarrean.

San Salvador nos habló también de la huella ecológica, de cómo consumimos más de lo que la Tierra puede generar desde hace años. También nos advertía de la necesidad de tener una visión más amplia del consumo, que no considere solo el consumo residencial, que en comparación con el global es muy pequeño (apenas un 4 %), sino analizarlo por sectores y más por mercado global, lo que contribuye a tener una aproximación más realista del consumo. Por ejemplo, cuando se compra una camiseta aquí, no solo sube el consumo eléctrico del sector textil, también sube el consumo eléctrico de diferentes sectores y países porque existen interrelaciones entre sí.

A modo de conclusión, los países del Norte global ahorran una gran cantidad de dinero y recursos a costa de los países más empobrecidos, y sería interesante reflexionar sobre cuánto habría que descontar del gasto eléctrico que nos ahorramos, entre otras cosas, produciendo en ellos cuando decimos que damos ayudas a esos mismos países.

Justicia energética internacional: el pago por la electricidad según metodologías de huella energética

Aunque los datos nos digan que los países del Norte Global están reduciendo su consumo de energía, sería interesante ver qué está sucediendo en el comercio internacional global y certificar que esta reducción no se esté produciendo a costa de aumentar el consumo en territorios del Sur Global. 

Para hacerlo, María San Salvador del Valle, voluntaria de ISF-MGI, ha calculado cuál sería el pago eléctrico nacional si los países produjeran dentro de sus propias fronteras todos los bienes y servicios que consumen. La información que nos aporta este indicador nos serviría para ver cuánto tendría que incrementar o reducir el pago eléctrico un país si se viera obligado a producir todo lo que consume dentro de sus propias fronteras. Y de ahí, poder hablar de cómo construir justicia energética o qué pasos dar para lograr la soberanía eléctrica. ¿Te animas a conocer los resultados de la investigación?

Esta sesión se realizará por videoconferencia a través de la plataforma jitsi. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado) y que te informemos de cómo poder disfrutar de esta sesión, escríbenos a hezkuntza (arroba) euskadi.isf.es. ¡Anímate y nos vemos (de forma segura) por las redes!

Sesión: Justicia energética internacional: el pago por la electricidad según metodologías de huella energética

Facilita: María San Salvador del Valle

Fecha: 27 de mayo, jueves

Hora: 18:00-20:00 (GMT + 2)

Lugar: Sala de Jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: Castellano

El cuerpo como primer territorio. La interseccionalidad entre las luchas por la defensa del territorio y de la diversidad sexual y de género

El pasado jueves tuvimos el placer de organizar una mesa redonda de intercambio de experiencias entre defensoras de El Salvador y de Euskal Herria en la que conversamos con José Fausto Gámez, de Brisas del Campo (El Salvador), Aleja Menjívar, Secretaria Nacional de Diversidad Sexual y de Género del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (El Salvador) e Idily Mérida, técnica de educación de Lumaltik (Guatemala – Euskal Herria).

Con la finalidad de continuar con el proceso de reflexión y diálogo entorno a la incorporación de la perspectiva de la diversidad sexual y de género en la lucha por la defensa del territorio, planteamos a las ponentes cuatro preguntas que nos ayudaron a conocer sus experiencias de lucha y su posicionamiento. En el siguiente texto os presentamos algunas de las ideas surgidas en el conversatorio mantenido con las tres invitadas. 

 ¿Cómo viven las personas LGTBIQ+ la lucha por la defensa de sus territorios?

La violencia a la comunidad LGTBIQ+ es estructural y  muchas personas han sufrido agresiones y amenazas por su orientación sexual o identidad de género. Las luchas se llevan con dolor y sufrimiento, pero el acercamiento con el feminismo comunitario ayuda a la sanación y a vivirlo de una manera colectiva y con alegría. Son procesos de duelo y dolor pero también de fuerza y valentía.

Al principio, algunas no vinculaban la lucha LGTBIQ+ con la defensa del territorio, ya que relacionaban la defensa del territorio únicamente con la lucha contra el extractivismo. Pero luego vieron que territorio no es sólo la tierra, sino que también es el cuerpo. Y cuando cogemos consciencia de eso, entendemos que el cuerpo también es un instrumento de lucha política.

¿Las luchas por la defensa del territorio y por la defensa de los derechos LGTBIQ+ se pueden unir o habría que priorizar una de las dos?

Si continuamos con esta idea del cuerpo como primer territorio se puede afirmar que las dos luchas van a la par, que no se puede priorizar una ante otra porque defender el cuerpo es defender el territorio. Es una visión interseccional.  

El mejor ejemplo de ello está en las personas trans. Al poder trascender el género y tomar decisiones sobre su propio cuerpo, igual que se hace desde el derecho al aborto, se ve el territorio desde una visión de cuerpo-territorio, el lugar donde se unen ambas luchas. Así, las dos luchas están unidas y articuladas.

¿Se puede decir que existe un colonialismo del norte también en esta lucha por los derechos LGTBIQ+ y del territorio?

Hay un acumulado histórico de exclusión estructural, de segregación… que se refuerza en el sistema capitalista. El binarismo hombre/mujer también viene por ese colonialismo y la gente disidente de género parece que no existe. A todo eso se añaden aires clasistas, con principios de exclusión… sin lugar a dudas es parte de un sistema de dominación

El sistema capitalista tiene diferentes métodos para controlar nuestros cuerpos. Ese acumulado histórico que nos ha sido impuesto y que quiere hacernos creer que en el norte está lo bueno. En el Sur existe mucho avance en materia de derechos humanos y a veces intenta ser invisibilizado por la misma construcción del sistema.

La cooperación internacional también ha tenido parte de responsabilidad al intentar establecer normas sin entender las maneras de funcionar de las comunidades, sin tener en cuenta las cosmovisiones.

A las estructuras colonizadoras y de poder les incomoda el hecho de que no exista en el sur un patrón establecido para sus intereses (lgtb, indígenas..)

Continuando con el tema de la cooperación internacional, ¿Existen modelos de trabajo que incluyan a todas las personas en su diversidad, sin dejar a nadie fuera?

En el caso de la población LGTBIQ+, hay muchas más condicionantes. Históricamente estamos excluidas del sistema educativo, de la justicia, del acceso a sanidad… Cuando llega la cooperación a nuestros territorios y empiezan a desarrollar proyectos, rara vez se involucra o se contrata a personas LGTBIQ+ para que desarrollen esos proyectos. Y cuando se contrata hay unos estándares super altos, la línea de medición es muy alta. 

Muchas veces la cooperación sólo escucha para completar sus indicadores, pero no para cambiar sus vidas. Hay que dar un giro al trabajo de la cooperación y que se enfoque más en transformar su entorno.

En este sentido sí que existen modelos de trabajo más incluyentes. Por ejemplo, un modelo es el de no trabajar con procesos familiares sino con procesos comunitarios. No se puede destruir el constructo de la familia de la noche a la mañana, puesto que la familia también es parte de la comunidad, pero a la hora de trabajar es importante que sea a nivel comunitario.

Taller de bombas de agua ¡Fabrícalas de forma sencilla, manual y autónoma!

Desde ISF/MGI llevamos décadas impulsando las Tecnologías para el Desarrollo Humano, promoviendo que sean accesibles, fáciles de reparar, culturalmente apropiadas, poniendo la tecnociencia al servicio de la vida. En la próxima sesión de Zuk Zeuk Egin daremos un pasito más y os proponemos este taller en el que diseñaremos y fabricaremos bombas de agua manuales con poco más que unas canicas y unos tubos de PVC.

Tecnología para la que no se requieren fuentes de electricidad, que potencian la autonomía de las comunidades y se reduce el esfuerzo necesario para obtener agua, ampliando su accesibilidad a amplios sectores de la población. Para esta sesión, contaremos con la experiencia de TADEH-La Escuela Móvil del Agua. Si queréis conocerles un poco más, os invitamos a ver este video en el que presentan su trabajo.

Hemos apostado por realizar esta sesión en formato presencial, para asegurarnos que todas vamos siguiendo los pasos que nos indique el equipo de TADEH. Por ello, para asegurar tu plaza y preservar los requisitos de seguridad, escríbenos a hezkuntza (arroba) euskadi.isf.es. ¡Anímate y seguiremos avanzando juntas!

Sesión: Taller de bombas de agua ¡Fabrícalas de forma sencilla, manual y autónoma!

Facilita: TADEH- La Escuela Móvil del Agua

Fecha: 11 de mayo, martes

Hora: 17:00-20:00 (GMT + 1)

Lugar: Confirmación por correo

Idioma: Castellano

En torno a la práctica de la devolución: un ejercicio de reciprocidad y apertura

Una investigación que pretenda ser más justa y equitativa debe atender a una visión de la devolución que sea verdaderamente recíproca, empática y transformadora. No basta con presentar los resultados frente a aquellas personas y grupos que nos han apoyado en la investigación. Hay dos elementos que ayudan a repensar esta idea generalizada sobre la devolución: se trata de un ejercicio procesual, una práctica de transformación mutua. 

Para dialogar sobre la práctica de la devolución y poder conocer qué es, por qué es importante que la incluyamos en nuestro ejercicio académico y cuáles son los elementos que se deberían contemplar para diseñar espacios de retorno y re-construcción colectiva del conocimiento, hemos diseñado una sesión junto a Ruth Nevado, comunicadora con experiencia en devoluciones con enfoque de responsabilidad social universitaria. De su mano, os proponemos este espacio de interaprendizaje donde intentaremos dar un giro a cómo se viene produciendo el conocimiento. 

Esta sesión se realizará por videoconferencia a través de la plataforma jitsi. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado) y que te informemos de cómo poder disfrutar de esta sesión, escríbenos a hezkuntza (arroba) euskadi.isf.es. ¡Anímate y nos vemos (de forma segura) por las redes!

Sesión: En torno a la práctica de la devolución: un ejercicio de reciprocidad y apertura

Imparte: Ruth Nevado

Fecha: 6 de mayo, jueves

Hora: 18:00-20:00 (GMT + 2)

Lugar: Sala de Jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: Castellano

Claves para integrar la perspectiva de la Diversidad Sexual y de Género

Para realizar una cooperación transformadora es necesario incorporar la perspectiva de la diversidad sexual y de género, pero no como una suma de ejes transversales que dan puntos en la formulación de los proyectos, sino desde una verdadera mirada interseccional. Bajo esta idea se desarrolló la charla con Fernando Altamira en la que pudimos dialogar sobre cuáles son las claves para incorporar esta mirada en nuestras entidades.

Algunas organizaciones hace tiempo que nos preguntamos cómo hacerlo, cómo incluimos la diversidad sexual y de género en proyectos que abordan otros conflictos, cómo nos revisamos de arriba a abajo para hacer frente a la heteronormatividad que nos atraviesa. Otras entidades, en cambio, son mucho más rígidas con esta temática. Sin embargo, en unas y otras sobrevuelan multitud de excusas en forma de obstáculos que impiden abordar el tema con la urgencia y prioridad que requiere. Bajo el argumento de que hay otras necesidades más importantes, o que la mirada LGTBI puede desviar a nuestra organización de su foco de lucha, se deja de lado esta tarea, obviando que vivimos en un sistema atravesado por una triada de dominación, un modelo de tres cabezas (neoliberal, etnocéntrico y heteronormativo) que necesitamos mirar en toda su complejidad para poder hacerle frente. 

Porque, ¿qué pasa si no incorporamos la diversidad sexual y de género? Podría parecer que no hacerlo significa tomar una postura de neutralidad. Sin embargo, Fernado nos demuestra que no es así, que no incorporar esta perspectiva significa perder la oportunidad de hacer de nuestras organizaciones lugares habitables para todo el mundo; significa otorgarle omnipresencia a la heteronormatividad y dejar fuera todo lo que queda al margen.

Y entonces, la pregunta del millón: ¿cómo lo hacemos? ¿cómo incorporamos la diversidad sexual y de género? Según Fernando, del mismo modo que cuando queremos incorporar la perspectiva de género, haciéndonos las mismas preguntas pero ampliando la mirada a la diversidad de sexualidades, de cuerpos, de identidades…. En primer lugar, sería conveniente pensar qué preguntas nos vamos a hacer para visibilizar todas las opresiones. Por ejemplo, si trabajamos el  derecho humano al agua, ¿Qué vamos a preguntar? ¿A quién le vamos a preguntar? ¿Con quién vamos a hablar? ¿A quién estamos dejando fuera? Si la población con la que trabajamos son familias de estructura «tradicional-normativa» seguramente estemos dejando fuera a aquellas personas que han sido expulsadas de éstas por su orientación sexual.

Por otro lado, más allá de vincularnos con colectivos que tienen la lucha por la diversidad sexoafectiva como su eje central, también tenemos la tarea de apoyar a otras organizaciones que no son LGTBI a que incorporen esta mirada, porque sino podría parecer que el trabajo de incorporar la perspectiva de diversidad sexual y de género recae solamente a los colectivos LGTBI. Como si sólo los colectivos feministas tuvieran que integrar la perspectiva feminista.

Seguiremos caminando, abiertas a nuestra propia transformación.

GNU/Linux Install Party ¡Trae tu ordenador y pásate al software libre!

¿Llevas tiempo queriendo pasarte al software libre y no terminas de dar el paso? ¿Los tutoriales de internet no terminan de funcionar contigo? ¿Te gustaría ser tú misma la que se aleje de los sistemas privativos, aprendiendo cómo instalar Ubuntu en tu ordenador? Si estas preguntas te hacen sentido, te invitamos a que te unas a nuestra próxima sesión de Zuk Zeuk Egin Lab 2.0.

Si traes tu ordenador a este taller eminentemente práctico, podrás aprender cómo se instala y funciona el sistema operativo libre de Ubuntu GNU/Linux. Para hacerlo, no hará falta que desinstales el sistema operativo previo, por si quieres hacer la transición paso a paso. Durante las 3 horas que durará la sesión, no sólo aprenderemos la parte técnica sino que podremos dialogar en torno a los valores y situación que vive el software libre. En la sesión nos acompañará Dabid Martínez, hacktibista, especialista en software libre y activista por la Soberanía Tecnológica.

Hemos apostado por realizar esta sesión en formato presencial, para asegurarnos que todas vamos siguiendo los pasos que nos indique Dabid. Por ello, para asegurar tu plaza y preservar los requisitos de seguridad, escríbenos a hezkuntza (arroba) euskadi.isf.es. ¡Anímate y seguiremos avanzando juntas!

Sesión: GNU/Linux Install Party. Trae tu ordenador y pásate al software libre

Facilita: Dabid Martinez

Fecha: 23 de abril, viernes

Hora: 17:00-20:00

Lugar: Centro Cívico Abando. C/ Barrainkua 5

Idioma: Castellano

Visibilización de las interseccionalidades entre la defensa del territorio y la realidad LGTBIQ+

Desde ISF-MGI estamos iniciando un proceso en busca de abrir caminos que permitan abordar los conflictos que la invisibilización de las personas LGTBIQ+ ha generado en las luchas sociales y en la cooperación (incluso aquella que se autodefine como “no normativa”).

Vivimos en un sistema atravesado por una tríada de dominación, un modelo de tres cabezas (neoliberal, etnocéntrico y heteronormativo) que necesitamos mirar en toda su complejidad para poder hacerle frente. Sin duda ha habido avances en la incorporación de un enfoque de Diversidad Sexual y de Género (DSG) en la cooperación no normativa, pero las resistencias que se siguen percibiendo nos animan a seguir impulsando procesos en los que abordar el tema en profundidad. 

A su vez, en el diálogo con agentes del Sur, las defensoras de derechos humanos de la comunidad LGTBIQ+  se encuentran en doble condición de vulnerabilidad por la discriminación que sufren y por su labor como defensoras. Así, las personas defensoras en América Latina son objeto de continuas amenazas que en algunos casos acaban en asesinato. En este sentido, El Salvador es uno de los países con niveles más elevados de crímenes de odio, apología del odio y discriminación, así como asesinatos y persecución contra activistas LGTBIQ+.

Siguiendo con la situación en El Salvador, según datos publicados por Amnistía Internacional, son frecuentes los abusos, intimidación y violencia a las personas LGTBIQ+ a causa de su orientación sexual o identidad de género, en particular, a las mujeres trans que a menudo enfrentan grandes obstáculos para acceder a la justicia debido a la discriminación que recae sobre ellas además de sufrir violencia y extorsión a manos de las maras. Al no poder hallar protección ni justicia, algunas personas LGBTIQ+ huyen del país por ser el único modo de dejar atrás la violencia.

¿Cómo viven las personas LGTBIQ+ la lucha por la defensa de sus territorios? ¿Pueden unirse las dos luchas?

Con la finalidad de reflexionar y seguir cuestionándonos sobre estos temas, abrimos un proceso de visibilización de las interseccionalidades entre la defensa del territorio y la realidad LGTBIQ+. Para ello, hemos organizado dos jornadas de intercambio de experiencias para abordar el tema desde distintos enfoques. La primera fue el pasado 23 de marzo; de la mano de Fernando Altamira, hablamos de Incorporar la Diversidad Sexual y de Género en la cooperación y educación transformadoras no normativas.

Y para el jueves 29 de abril hemos preparado una sesión de cine-foro con compañeras de Centroamérica. Después de ver dos cortos sobre Defensoras de la diversidad sexual y del territorio, hablaremos con José Fausto Gámez Morales de la organización Brisas del Campo (El Salvador), con Aleja Menjívar, activista LGBTI y Secretaria Nacional de Diversidad Sexual y de Género del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (El Salvador) y con Idily Mérida, técnica de educación de Lumaltik (Euskal Herria).

Derivas de diferenciación de género en las máquinas

En la sesión que tuvimos el pasado 18 de marzo con las investigadoras de la Facultad de Informática de la UPV/EHU Olatz Arbelaitz y Elena Lazkano quedó claro que las funciones, aspecto y características que se les da a las máquinas reproducen la diferenciación racial, de género o de clase social de la propia sociedad que las programa.

Unos de los indicios más notorios son las brechas existentes en los equipos de trabajo del ámbito de la inteligencia artificial y la informática, siendo sectores del ámbito de la ciencia y tecnología con menor participación de las mujeres. Un ejemplo de ello, el desigual número de matrículas de hombres y mujeres en los grados y postgrados de la UPV/EHU en estos ámbitos.

Por ello, destacaron la importancia de estudiar y cambiar tendencias en las propias bases de datos que alimentan la inteligencia artificial y las metodologías empleadas en su entrenamiento que descartan lo diferente, lo que está fuera de la norma. Pasos básicos si lo que queremos es trabajar desde la diversidad. Aunque es una labor difícil, es necesaria para algún tipo de transformación en una sociedad que tiene estos artificios como revolucionarios.

En los diversos prototipos de robot que se presentaron en la sesión, en especial en aquellos que se definen como robots sociales, observamos con una dinámica las respuestas que genera el simple aspecto de los mismos. Con una simple visualización de vídeos e imágenes de estos que se pueden encontrar en la red se ve fácilmente la necesidad de este análisis.

Ya tenemos trabajo para corregir las derivas en ámbitos nada neutrales de la ciencia y tecnología, desde la identificación hasta el uso. Eso si que sería una inteligencia excelente.