Entradas

Hacia una educación emancipadora en clave feminista

Desde la Escuela de Activistas, seguimos interesadas en conocer propuestas pedagógicas que ofrezcan alternativas en este contexto de crisis sistémica. La construcción de una educación desde una perspectiva crítica y emancipadora no es tarea fácil, sobre todo en un contexto universitario en el que continuamente comprobamos cómo el conocimiento está cada vez más mediado por su relación con la empresa. En este sentido, nos parece urgente reflexionar y visibilizar aquellas propuestas que apuntan a generar colectivamente un conocimiento útil para el cambio social y que pueda dar respuesta a los intereses de emancipación. Aunque en las escuelas de estudios técnicos pueda parecer una tarea imposible, también podemos encontrar grietas que nos permitan avanzar hacia una educación emancipadora.

Para adentrarnos en este tema, contaremos con la facilitación de Gema Celorio, Técnica de Educación de Hegoa. De su mano, podremos conocer los principios de la Educación Emancipadora: de la interseccionalidad crítica al diálogo de saberes, deteniéndonos especialmente en la necesaria perspectiva feminista que busque la transformación de las posiciones que ocupan hombres y mujeres. La asistencia a esta sesión es libre y gratuita, pero es necesario inscribirse con antelación: envíanos un correo electrónico a hezkuntza(arroba)euskadi.isf.es indicando en el asunto ESCUELA DE ACTIVISTAS y señalando la motivación de participar. Para poder asistir, no es necesario haber acudido a sesiones anteriores de la Escuela de Activistas.

Sesión 4: Hacia una educación emancipadora en clave feminista

Facilita: Gema Celorio

Fecha: 11 de abril de 2019, jueves

Hora: 17:00-19:00

Lugar: Escuela de Ingeniería de Bilbao, aula P1G1A

Planto al hetereopatriarcado capitalista. Las vidas en el centro.

MGI-ISF apoya la huelga del 8 de marzo

Las compañeras de Mugarik Gabeko Ingeniaritza –  Ingeniería Sin fronteras, el 8 de marzo dejaremos de hacer todas nuestras tareas y tomaremos las calles para unirnos a la huelga feminista contra el heteropatriarcado capitalista.

Queremos poner la vida en el centro frente a la violencia, la desigualdad, la precariedad, el modelo de consumo, la explotación capitalista, patriarcal y racista que nos niega el derecho a una vida digna y a una soberanía plena como mujeres.

Frente a la división sexual del trabajo, la invisibilización de las tareas del hogar, de reproducción y de cuidados que carecen de valor económico, social e institucional reconocido, pedimos reconocimiento y responsabilidad institucional para cambiar de base el sistema hacia uno más justo, equitativo y sostenible.

Frente a los modelos de sexualidad hegemónicos, la patologización de las personas trans, la heteronorma, la lesbofobia, el canon de belleza y todas las opresiones, pedimos igualdad de derechos civiles.

Hacemos huelga porque queremos vidas sostenibles y para ello reclamamos una responsabilidad colectiva en el sostenimiento de la vida.

Porque queremos vidas diversas sin violencia machista ni heteronorma y para ello reclamamos un sistema de justicia, leyes y poderes públicos que nos crea y no nos cuestione.

Porque queremos vidas sin racismo y colonialismo y para ello decimos que nadie es ilegal. Todos los derechos para todas.

Y desde nuestro trabajo en las escuelas de ingeniería, MGI-ISF secunda la huelga, además de por todo lo anterior, porque los planes de estudios de nuestras facultades siguen siendo profundamente androcéntricos, centrándose en los hombres y en lo masculino. Por eso pedimos visibilización de las mujeres en la ciencia y la tecnología.

Las trabajadores de MGI-ISF tanto en Euskal Herria como en El Salvador nos unimos a la huelga y el 8 de marzo no cotizaremos.

Hacemos huelga laboral, educativa, de consumo y de cuidados por una sociedad libre, combativa y feminista.

Las vidas en el centro!

Más información aquí.

Territorio y Feminismo

El Colectivo Miradas Críticas del Territorio desde el Feminismo nos visita el próximo mes de junio. Situadas en el “feminismo latinoamericano y caribeño como lugar de lucha, invención, creación, transformación y pensamiento”, nos acercan la posibilidad de reflexionar y vivenciar las metodologías feministas de su trabajo “Guía Mapeando el Cuerpo-Territorio”.

Desde ISF-MGI, TRADENER,Ekologistak Martxan y muchos otros colectivos, hemos querido aprovechar la ocasión y organizar un par de eventos con ellas en Bilbao.
El 11 de Junio de 10 a 14 horas tendremos un espacio-taller de encuentro con Miradas Críticas en la Ekoetxea. Este espacio, facilitado por las propias compañeras del Colectivo, tendrá forma de taller vivencial bajo el título “Repensando el Cuerpo-Territorio en nuestras luchas”.
El 12 de Junio tendremos una charla en la misma Ekoetxea sobre «Ecuador contra el Extractivismo. Ecofeminismo e indigenismo» a partir de las 19:30horas.
Estáis todas más que invitadas a participar!

Concurso de lema y cartel para el Día Internacional de las Mujeres

ISF-MGI organiza un concurso para disponer un lema y cartel para el Día Internacional de las Mujeres. Si tienes una idea y quieres que sea la imagen de la campaña del #8M de este año ¡anímate!

Para participar lee atentamente las bases del concurso, y rellena y envía la hoja de inscripción junto a tu propuesta de lema y cartel antes del 22 de febrero del 2017 a info.bilbao@euskadi.isf.es

¡Saca tu imaginación!

Proclama Encuentro Feminista “Territorios Rebeldes”

Nuestras compañeras del Foro de Mujeres por la Vida nos comparten la siguiente Proclama que se publicó después del Encuentro Feminista Territorios Rebeldes, al que también se sumaron mujeres y feministas de otras organizaciones de los movimientos sociales e índigenas de Honduras, entre ellas COPINH y OFRANEH.

El Foro de Mujeres por la Vida, es una articulación o plataforma de 16 organizaciones de mujeres y feministas de la zona Norte y Occidente de Honduras, que conjugan esfuerzos desde el 2003 para juntar experiencias y fuerzas para la defensa de los DDHH de las mujeres de dicho país.

Las podéis encontrar en:
Facebook: https://www.facebook.com/ForoDeMujeresPorLaVida/?fref=ts
Página web: http://www.forodemujeresporlavida.org/

Gracias Rina!

juntada-mujeres

 

Proclama Encuentro Feminista

“Territorios Rebeldes”

Nosotras mujeres garífunas, indígenas, estudiantes, artistas, defensoras de derechos humanos, obreras, profesionales. Nosotras mujeres rebeldes, hijas del maíz, hechas de memoria, fuego indomable y libertad. Hoy en el Encuentro Feminista de la Región Nor-Occidental, “Territorios Rebeldes”, en la comunidad del Triunfo, Tela, territorio ancestral y sagrado, unimos nuestras energías, mentes y corazones para desarticular la lógica patriarcal que separa a las mujeres y construimos con hilos de cariño, sororidad y respeto, espacios de lucha y recuperación de nuestros territorios.

 

  1. Nuestros cuerpos son nuestro primer territorio. Es desde aquí que comienza la historia de nuestro pueblo. Es este primer espacio colonizado y pactado, nuestro primer espacio de lucha. Hoy más que nunca estamos claras que este es el lugar de inicio porque no puede haber descolonización de nuestra Honduras, mientras nuestros cuerpos continúen controlados y violentados. Mientras nos obliguen a una maternidad temprana y forzada. Mientras se nos niegue el placer y el disfrute de nuestra sexualidad. Mientras los hombres negocien y traten con nuestros cuerpos. Mientras nuestros saberes sean minimizados. Por eso, pactamos que colectivamente vamos a luchar para:
  • Encontrar el poder y el placer que habita en nuestros territorios-cuerpos y enfrentar años de colonización descubriendo la alegría del disfrute, de la libertad y la autonomía. Para eso nos necesitamos a nosotras y a las otras, para conspirar, para plantar, para reaprender.

 

  • Que los espacios en los que participamos entiendan que mientras nuestros cuerpos sean controlados, la lucha por la defensa de los territorios es incompleta e incoherente. Que luchar en contra de la minería, las represas, los mega-proyectos turísticos, deben estar a la par de la lucha contra las violencias que enfrentamos las mujeres, del derecho a los métodos anticonceptivos y el aborto para que las maternidades sean libres y decididas, del derecho a vestir como queramos. En fin del derecho a ser territorios verdaderamente libres. La liberación de nuestros cuerpos, no son luchas secundarias. Deben ser el principio de una real transformación de un país distinto.

 

  1. La relación de las mujeres  con la madre tierra es una relación especial. Sabemos que no somos dueñas o propietarias de nada. Nosotras somos ella y ella somos nosotras. Nuestras comunidades dependen de ella y ella depende del cuidado de nuestras comunidades. Hoy nuestra madre tierra está en peligro, ha sido dañada y nosotras asumimos el llamado que la historia actual de nuestro país requiere.
  • Comenzar por respeto de lo sagrado de la madre tierra y la relación personal con ella, rescatando las cosmovisiones culturales ancestrales, nos llama a revisar nuestras acciones cotidianas para no generar daños directos o indirectos que la destruyan haciendo prácticas del buen vivir.

 

  • Luchar contra el modelo extractivista patriarcal, que no solo se lleva o extrae nuestros bienes comunes y naturales, sino nuestros espíritu y vida es una prioridad en este momento. La alianza entre el patriarcado y el modelo extractivista es evidente. Ambos matan nuestros territorios, nos violentan y acaban con nuestras vidas. Debemos fortalecer las luchas existentes y construir estrategias en las comunidades y ciudades que defiendan nuestros territorios. Apuntar a que se deroguen las concesiones y los proyectos extractivistas. Que se vayan y dejen nuestras comunidades renacer.

 

  • Para las mujeres además de los efectos macros este modelo tiene implicaciones diarias en nuestra salud, desempleo, falta de agua y alimentos, esclavitud sexual, desintegración de nuestras familias, violencia sexual, miedo.

 

  • El derecho a la autodeterminación de los pueblos y la aplicación del convenio 169 de la OIT, cabildos abiertos es una prioridad de incidencia para esta lucha. Es necesario que volvamos a caminar en nuestros territorios sin miedo, a sumergirnos en los mares y ríos sin permisos. Debemos recuperar las cosmovisiones, las lenguas, la sabiduría ancestral. Es necesario construir nuevas formas de relacionamiento que desmantelen el Estado actual y que den sustentabilidad a nuestras vidas y relaciones.

 

  • Debemos apostar por el buen vivir desde la economía feminista y  fortalecer las redes de comunicación alternativa.

 

  • La memoria histórica de las luchas que enfrentamos las mujeres debe quedar escrita de nuestro puño y letra. Nuestras heroínas Berta Cáceres, Margarita Murillo, Magdalena Morales, Gladis Lanza y muchas otras compañeras que a diario confrontan este sistema, no serán olvidadas.

 

  1. Nuestros territorios se encuentran cautivos de la violencia impulsada por el mismo Estado, lo que genera desplazamiento forzado y migración. Nosotras no queremos “el sueño americano” alimentado por la esclavitud de nuestros pueblos. No queremos dejar nuestras comunidades, nuestras familias, nuestra historia.

 

  • Cuando las mujeres vivimos los procesos de desplazamiento y migración enfrentamos las realidades más duras y cruentas las historias en la ruta migratoria, sino que en muchos casos nos vemos obligadas a migrar, buscando salidas a las  violencias que se ejerce en territorios controlados por redes  de hombres ligados al crimen organizado o por inversionistas que gozan de la protección del ejército o policías para desarrollar sus inversiones en temas de minería, hidroeléctricas, o palma africana. Necesitamos crear redes de apoyos nacionales e internacionales que nos acojan y den seguridad.

 

  • Los que nos despojan de nuestras tierras y comunidades están siendo respaldados por policías y militares.

 

  • El empobrecimiento al que ha sido sometido nuestro pueblo,  genera desplazamiento forzado.

 

  • Como defensoras de derechos humanos que cotidianamente somos perseguidas enfrentamos riesgos de vernos forzadas a desplazarnos de nuestras comunidades. Es necesario defender el derecho a defender con seguridad.

 

  1. El proceso de re-militarización genera  violencias en nuestros cuerpos y vidas. Es un control masculino, patriarcal y violento en nuestras comunidades, convirtiendo a las mujeres en territorio de guerra.
  • Uno de los fundamentos políticos e ideológicos del Estado hondureño, es la ideología militar, que por ahora constituye la base principal que permite al Estado establecer el ejercicio del miedo y la represión. Su característica principal es el uso de la violencia y el reforzamiento de la misoginia, homofobia, xenofobia. Es necesario desarticular el pensamiento militarista en nuestras vidas. Comenzando desde el lenguaje hasta el concepto de seguridad. Para nosotras las mujeres la seguridad pasa por los espacios íntimos, privados y públicos. Por el goce de nuestras libertades. Por el derecho a no vivir ni encerradas ni con miedos.

 

  • Debemos construir realidades de seguridad distinta, comunitaria y colectiva. No necesitamos armas, policías y militares en nuestros territorios. Los militares en las calles y nuestras comunidades nos acosan y persiguen. Ellos no están formados para brindarnos seguridad, si no para la guerra, que muchas veces es contra nuestros cuerpos y vidas.

 

  • Rechazamos la policía militar y cualquier intervención de las fuerzas Armadas en la seguridad de nuestro pueblo. La lucha debe ser por derogarla y no permitir que el Estado continúe invirtiendo en armas que asesinan a nuestro pueblo.

 

  • La violencia, particularmente en la zona noroccidental, sin lugar a dudas obedece a fines específicos que buscan alcanzar objetivos, políticos, económicos y militares. Porque ¿Quién se beneficia con de la seguridad en este país? ¿A quiénes pertenecen las empresas de seguridad?, Quienes están coludidos con el crimen organizado y narcotráfico? La militarización es también un negocio que beneficia a quienes tienen el poder.  Debemos apuntar a luchar contra quienes están detrás de estas realidades.

 

  • Debemos construir desde nosotras, desde nuestras comunidades, plataformas de paz y vida, desde donde podamos intercambiar nuestras cosmovisiones, experiencias y sueños.

 

  1. Las violencias contra las mujeres son una guerra normalizada contra nuestros cuerpos. A diario enfrentamos violencia doméstica, violencia sexual, desapariciones, trata,feminicidios, sin que nadie haga nada.
  • Si tocan a una nos tocan a todas. El compromiso de asumir este principio pasa por un esfuerzo colectivo de protegernos, acompañarnos y exigir de compañeros, organizaciones y funcionarios públicos respuestas reales para las violencias que enfrentamos. Nuestra organización es clave.

 

  • Es necesario afianzar que la responsabilidad de las violencia que enfrentamos las mujeres es del Estado y el sistema patriarcal que genera prácticas culturales que refuerzan el odio a las mujeres. No permitimos que las violencias que enfrentamos las mujeres sean tratadas como un problema privado. Las violencias contra las mujeres son un problema de seguridad pública.

 

  • Las mujeres también enfrentamos violencia en muchos espacios mixtos donde participamos. Es tiempo de generar cambios en todos los niveles. No vamos a callar.

 

  • Debemos apostar a que la niñez y la juventud no viva las diferentes formas  de violencias que hemos enfrentado.

 

  • Es urgente buscar la manera de sanar nuestros cuerpos y mentes del daño, del  dolor y las perdidas.

 

  • Los feminismos son un punto de partida para construir una matria. El feminismo no busca aplastar al hombre ni violentarlo. El feminismo quiere un mundo diferente, con relaciones justas, sin violencias y discriminación. Es necesario que los hombres con quienes luchamos entiendan esto.

 

Por eso hoy frente al mar, en este territorio sagrado, reconociendo los poderes y saberes ancestrales en cada, conectadas con las fuerzas de Berta, Margarita, Magdalena, Gladis y cientos de mujeres que en Honduras y en el mundo desafían la lógica patriarcal, colonialista, militarista y capitalista. Nos encontramos y comprometemos a caminar desde cada espacio conectadas por los sueños, las rebeldías y las irreverencias. Gritando todas, con distintas voces “Soy un cuerpo en Libertad. Mi territorio no es propiedad”

Foro de Mujeres por la Vida

El Triunfo de la Cruz,  Municipio de Tela, Atlántida

26 de Noviembre 2016

 

Top10: ¿qué no es ISF-MGI?

Cuantas veces nos hemos quedado pensando que responder a las preguntas “¿qué es ISF-MGI?” o “¿qué hacéis en ISF-MGI ?”. Pensando en esto se me ha ocurrido escribir sobre que no somos y que no hacemos. Además, me han quedado distribuidos en 10 puntos, y que mejor forma de explicarlo con un Top10 😉
Aquí esta el Top10 sobre lo que no es ISF-MGI:

Leer más

Apuestas feministas en mundo tecnológico

¿Hay cabida a promover una mayor igualdad social desde el mundo tecnológico?

Os proponemos dos acercamientos esta semana:

4 de Mayo: Saberes y Ciencia desde una perspectiva feminista: La educación matemática como aplicación práctica

Desde Ingeniería Sin Fronteras, adoptamos la mirada feminista para cuestionarnos la visibilidad de las mujeres en la ciencia y las propias formas en las que se construye el conocimiento.

Ven a descubrirlo con Vanesa Calero del Laboratorio de Saberes Sorkin en el aula 107L de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Deusto, el 4 de Mayo de 17:30 a 19:30.

 

deusto genero

El 5 de Mayo de 17:00 a 20:00 en el Seminario P de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación, Leioa: Apuestas feministas en mundo tecnológico
En Ingeniería Sin Fronteras nos preguntamos esto y mucho más. Ven a romper las fronteras de la tecnología con nosotras y disfruta de una exposición de fotografía con la que nos cuestionaremos la realidad en que vivimos.

  • Ana Fernández. Urbanismo feminista: Propuestas para una ciudad más inclusiva.
  • Jon Arrizabalaga. Participación equitativa en la gestión comunitaria del agua en El Salvador.

 

Entrada gratuita!

genero_hitzaldia_leioa

Ecofeminismo

Artículo escrito por Noemí Peñalba*

La primera vez que se utilizó el término fue en los años 70, pero mucho antes, la socióloga Virginia Henderson sentó las bases de un movimiento que denunciaba “la apropiación masculina de la agricultura y la reproducción”. El término “ecofeminismo” lo acuñó François D’eabuonne, una socióloga francesa, y lo definió como la crítica a la modernidad desde el feminismo y el ecologismo. Estableció la conexión ideológica entre la explotación de la naturaleza y de las mujeres en el sistema capitalista y patriarcal.
El feminismo pronto se dio cuenta de que naturalizar a la mujer era una herramienta para legitimar el patriarcado, el ecofeminismo entiende que la alternativa no es desnaturalizar a la mujer, sino “renaturalizar” y “reculturalizar” al hombre. Esto se haría ajustando la organización política, relacional, doméstica y económica a las condiciones de la vida, que las mujeres y la naturaleza bien conocemos. Consiste en visibilizar el sometimiento, denunciar la amoral del sistema, invertir el orden de prioridades de nuestro sistema económico y responsabilizar a hombres y mujeres del trabajo necesario para la supervivencia.
En general el ecofeminismo…

  1. Denuncia la asociación que el patriarcado establece entre las mujeres y la naturaleza. La dicotomía mujer-naturaleza y hombre-cultura y la superioridad de la cultura sobre la naturaleza en el patriarcado explican que las mujeres sean consideradas inferiores a los hombres.
  2. Consideran que la dominación y explotación, tanto de las mujeres como de la naturaleza, tienen un origen común, esto situaría a las mujeres en una situación privilegiada para terminar con la dominación.
  3. Propone que el movimiento feminista y el ecologista tengan objetivos comunes y trabajen juntos en la construcción de alternativas teóricas y prácticas.
  4. Reúne reflexiones filosóficas y luchas políticas de mujeres que tienen en común la defensa de la vida humana y del medio natural que la mantiene, desde la defensa de la vida humana y del medio natural que la mantiene, desde posiciones de insubordinación al orden patriarcal.
  5. Denuncia un orden cultural (el patriarcado) y un orden económico (el capitalismo) que invisibiliza, desprecia, violenta y se apropia del trabajo de cuidado de la vida humana, realizado en su mayoría por mujeres, y de los trabajos de la naturaleza que nos permiten la supervivencia.

Dentro de la corriente ecofeminista, cada vez tiene más influencia los movimientos que se están desarrollando en América Latina. El ecofeminismo latinoamericano toma del feminismo sus dos afirmaciones fundamentales:

  1. Que el “género” (entendido como rol que corresponde a cada sexo dentro de una determinada comunidad) es un constructo social y no se deriva necesariamente del sexo biológico.
  2. Que en esta diferenciación de roles (sesgo de género) la primacía ha correspondido al varón, que ha dominado a la mujer (patriarcado) y ha establecido los modos masculinos de comportamiento y/o pensamiento como modelos para toda la humanidad (androcentrismo).

Y presenta dos caracteres que permiten identificarlo con un perfil propio:

  1. La revaloración de las cosmovisiones autóctonas (antiguas).
  2. El énfasis en la praxis de liberación

La brasileña Ivone Gebara es la mayor representante del ecofeminismo latinoamericano. Propone, en conclusión, que “una articulación íntima entre una línea feminista de pensar la vida y una línea ecológica, nos abre no sólo una posibilidad real de igualdad entre mujeres y hombres de diferentes culturas, sino una relación diferente entre nosotros, con la tierra y con todo el cosmos”. Dos conceptos son claves en su enfoque: “experiencia” y “de-construcción”. La experiencia refleja el punto de partida de todas sus reflexiones; la deconstrucción consiste en la crítica a conceptos tradicionales para luego “reconstruir” desde otro lugar.
A continuación nombraré a varias autoras que tratan diversos temas y defienden diferentes hipótesis dentro de la misma corriente. En primer lugar Vandana Shiva, nacida en la India que basa su pensamiento en la religión y filosofía hindúes. Critica el modelo económico hegemónico y que considera que fomenta la plantación de monocultivos que no permitirían la subsistencia de los pueblos al no ser policultivos, con diversas variedades. Una de sus mayores preocupaciones es la pérdida de diversidad y el control comercial de las semillas.

«Vandana shiva 20070610» por Elke Wetzig (Elya) – Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

En segundo lugar, Ariel Salleh tiene una perspectiva más materialista de las relaciones sociales. Propone que se explore la conexión entre las diferencias biológicas de hombres y mujeres y la construcción social que los rodea desde el materialismo histórico ecofeminista.
En tercer lugar me gustaría hablar de Yayo Herrero directora de FUHEM desde 2012, además de ser licenciada en Antropología Social y Cultural, Educadoras Social e Ingeniería Técnica Agrícola. Ella considera que “las mismas causas que están detrás del deterioro de la naturaleza, muchas veces son causas que también agrava en la propia situación de las mujeres.” Que el sistema económico hegemónico, occidental, capitalista, ha hecho reducir el concepto de valor al concepto de precio, para nuestro sistema económico sólo tiene valor aquello que puede expresarse en términos monetarios. Según Herrero, para darle la vuelta al sistema económico habría que, en lugar de construir un sistema económico que se base en la acumulación y la obtención de beneficios, debemos reconstruir la economía haciéndonos tres preguntas: cuáles son las necesidades a satisfacer para TODAS las personas, cuánto se debe producir realmente para ello y qué tipo de actividades y trabajos son los necesarios para sostener esta economía del bienestar.
Finalmente rescato a Alicia Puleo que aboga por un ecofeminismo ilustrado o crítico, inscrito en la tradición de la crítica a la opresión y a la defensa de la igualdad. Afirma que “ser ecofeminista no implica afirmar que las mujeres estén de manera innata más ligadas a la Naturaleza y a la vida que los hombres”, y que “mujeres y ecología no son sinónimos”.

Alicia Puleo. (Foto de Montserrat Boix.Wikipedia)

A modo de conclusión decir que el feminismo es una de las corrientes y de las acciones políticas más controvertidas que conozco, y que realmente remueve conciencias y tripas, por tanto, sus perspectivas, no todas, pero sí muchas, me resultan de un interés enorme. Ya había leído anteriormente sobre el ecofeminismo pero como he podido comprobar que aquí también hay diferentes perspectivas. La existencia de diferentes enfoques o puntos fuertes en un mismo movimiento le da mucha riqueza ya que crea crítica y reflexión, una constante revitalización de la teoría y de la práctica. Por eso, decir que ,sí o sí, el feminismo debería formar parte siempre, de manera trasversal a cualquier proyecto, sea de la disciplina que sea.

Bibliografía

*Este trabajo se engloba dentro del VII curso de introducción a la cooperación que se celebró en Donostia. Al finalizar el curso el alumnado tiene la posibilidad de realizar un trabajo que ahora compartimos. ISF-MGI no tiene por qué compartir las opiniones expresadas en estos trabajos.