Entradas

Patriarcado y heteronorma como condicionantes de la construcción científica

Con el título La ciencia diversa es mejor ciencia, el pasado 11 de marzo Lydia Gil, divulgadora científica y documentalista, dinamizó una sesión en la que nos hizo reflexionar sobre la importancia de revisar la imagen que se nos proyecta de las personas en el ámbito científico. 

Ser científico o científica es una profesión muy valorada. De hecho, en el Estado Español la valoración de esta profesión está solo por detrás de ser médico o médica. Pero, ¿qué imagen nos viene a la cabeza cuando imaginamos a una persona científica? Esta pregunta se la plantearon a un centenar de niños y niñas y les pidieron que la dibujaran. El resultado fue la de un hombre, de avanzada edad, blanco, heterosexual y con pinta de friqui. 

Este es el reflejo de los referentes que tiene la sociedad de las personas científicas. Lydia nos comentaba que, por ejemplo, en los libros de textos solo el 7,5% son mujeres; que sólo 2 de cada 10 biografías en la wikipedia son de mujeres; o que sólo 1 de cada 5 columnas de opinión está firmada por una mujer. Estas cifras son aún menores dentro del ámbito científico.

¿Dónde están las personas con sexualidades e identidades diversas en la ciencia? ¿Cómo les condiciona su identidad de género y su sexualidad en su trabajo científico? Las personas científicas son muy diversas: mujeres, gente joven, personas racializadas, del colectivo LGTBI, etc. Pero, o bien están invisibilizadas, o bien se las destaca por uno de estos rasgos en vez de por su labor científica. No es extraño leer titulares como «Una mujer gana por primera vez el ‘Nobel’ de matemáticas» o «El refugiado que ganó el premio noble de las matemáticas».

Es importante y necesario visibilizar que la ciencia es diversa, que las personas científicas son diversas, porque como dijo Lydia, las niñas no pueden convertirse en aquello que no pueden ver. Es imprescindible crear referentes diversos y en esta tarea tenemos que poner energía. La ruptura de los estereotipos implícitos de género y de la inercia de la heteronorma son dos caminos en los que todavía quedan muchos obstáculos que sortear. 

La ciencia diversa es mejor ciencia

Está científicamente demostrado, la ciencia diversa es mejor ciencia. Los estereotipos implícitos y desigualdades de género persistentes en el ámbito científico tecnológico siguen impactando sobre los cuerpos de personas históricamente invisibilizadas, provocando pérdida de talento por el camino, peores resultados científicos y escasos referentes. Hoy por hoy, seguimos teniendo una ciencia que pretende hacer frente a los múltiples desafíos de nuestros tiempos sin atender a la diversidad de realidades que los habitan. 

A un mes del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia y en la semana del 8 de Marzo queremos dedicar un espacio para acercarnos a propuestas que construyen una ciencia más inclusiva, (re)descubriendo a las protagonistas de la divulgación científica en todas las áreas de conocimiento. De la mano de Lydia Gil, divulgadora científica y documentalista, dialogaremos en torno a las raíces que explican la invisibilización de determinados sujetos políticos en el ámbito científico tecnológico. A su vez, conoceremos el trabajo que Lydia Gil ha realizado en #MujeresDivulgadoras y #CienciaArcoiris para conocer el trabajo que realizan mujeres y comunidad LGTBIQ+, así como las situaciones a las que se enfrentan en un mundo profundamente atravesado por el patriarcado y la heteronorma. 

Esta sesión se realizará por videoconferencia a través de la plataforma jitsi. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado) y que te informemos de cómo poder disfrutar de esta sesión, escríbenos a hezkuntza (arroba) euskadi.isf.es. ¡Anímate y nos vemos (de forma segura) por las redes!

Sesión: La ciencia diversa es mejor ciencia

Imparte: Lydia Gil

Fecha: 11 de marzo, jueves

Hora: 18:00-20:00 (GMT + 2)

Lugar: Sala de Jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: Castellano

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA FEMINISTA

Artículo de Nuria Arroyo

El viernes 13 de Noviembre realizamos la décimo primera sesión de ISF de la mano de Ana Galarraga, divulgadora científica de la fundación Elhuyar, contando con su gran experiencia en la difusión de la ciencia a través de los medios de comunicación vascos con una perspectiva de igualdad de género. Además, este tema tratado en esta sesión también fue a su vez el tema principal de la siguiente sesión en la que conocimos dos experiencias distintas y se debatió un poco el tema.

Abrimos la sesión planteándonos tres conceptos básicos que necesitábamos saber antes de comenzar: ¿Qué es la ciencia?, ¿Qué es la divulgación? y ¿Qué es el feminismo? Como respuesta obtuvimos varias opciones, pero las más apropiadas para mi gusto fueron que la ciencia es un método para entender la realidad, en un modo regulado, jerarquizado y globalizado. La divulgación es compartir el conocimiento entre la gente en un modo claro y ordenado. Y por último, el feminismo es un movimiento interseccional que hace frente al machismo y al patriarcado.

Entonces, ¿qué significan estas tres palabras al unirlas como un solo concepto? La divulgación científica feminista se basa en compartir la ciencia entre la sociedad con el objetivo de conseguir igualdad (ya sea entre géneros, clases, etnias, edades, capacidades…) y será realizada por científicos, periodistas, profesores, alumnos… feministas. Esta divulgación sobre todo estará dirigida a niños, alumnos, o cualquier persona de esta sociedad con interés de aprender y es usada sobre todo para construir una sociedad crítica e igualitaria, empoderada y responsable.

Por último, tratamos el tema de cómo ha afectado el Covid-19 a la divulgación científica feminista. Por desgracia, las mujeres se están quedando atrás en el sistema de competencia (sacan menos artículos, participan menos en congresos, seminarios…) y además el género no es variable en las investigaciones. En los medios de comunicación también los hombres han sido protagonistas, siendo más del 75% de los periodistas hombres, y como consecuencia de ello las mujeres han sido victimizadas y los temas y puntos de vista publicados están siendo generalmente masculinos.

Para finalizar me gustaría dar las gracias a Ana por habernos hecho reflexionar sobre este tema y aportar una breve reflexión sobre esta sesión ya que me ha parecido un tema muy interesante y sobre todo importante, ya que hoy en día los medios de comunicación tienen una gran influencia en el pensamiento de la sociedad, mucha gente crea su opinión por la influencia de lo que escucha o de lo que piensan las personas de su entorno. Y creo que a través de los medios de comunicación se pueden conseguir grandes cambios en la sociedad, acercándonos poco a poco a una sociedad igualitaria.