Reflexión sobre “¿Por qué las mujeres no quieren escribir en The Conversation?”

Este artículo de Lorena Fernandez, publicado en The Conversation trata sobre la desigualdad social, laboral, económico y estado de invisibilidad de las mujeres trabajadoras.

El texto comienza relatando la curiosa y a la vez repetida frase “¿Por qué no hay mujeres? Porque ellas no quieren”. El hecho de que sea curioso es porque cuando esta frase toma lugar en una conversación no suele haber presencia femenina.

SOBERANÍA TECNOLÓGICA

Artículo de Thalia Sobrón

En la sesión  sobre soberanía digital de  la jornada del 27 de noviembre, tuvimos el placer de contar con la presencia de Ondiz Zarraga.

Comenzó la sesión planteándonos varias preguntas: ¿En nuestro día a día cuánta tecnología utilizamos? ¿Cuánto duran los aparatos que usamos? ¿Dónde y quién los produce? ¿De quién son las aplicaciones que usamos? ¿Qué información recogen y para qué la usan? Inmediatamente nos dimos cuenta de que son cuestiones que no nos planteamos, o por lo menos no lo suficiente. Entramos en la rueda y simplemente compramos y usamos tecnología constantemente sin saber de dónde viene, ni qué consecuencias puede tener, ni si tenemos  alternativas.

En términos generales podemos decir que la tecnología está basada, en gran parte,  en la explotación, tanto de los trabajadores que la producen como de nosotros mismos, explotando nuestros datos personales y obligándonos a comprar sin parar. A nivel producción, muchos de los materiales que se utilizan provienen de zonas en conflicto, de minas explotadas por esclavos o de fábricas en las  que los trabajadores sufren condiciones laborales más que cuestionables y con muy pocos derechos. Además, el consumo energético del sector de las tecnologías de la información es brutal. Me llamó mucho la atención un dato que destacó Ondiz de un informe de Green Peace sobre este tema: “si internet fuera un país, sería el sexto país del mundo con mayor consumo energético”.

En este punto iniciamos un par de debates por grupos, en mi caso hablamos sobre cómo debería ser el HW que utilizamos. Hablamos de que nos obligan a tirar aparatos totalmente funcionales por obsolescencia y falta de soporte de los programas o de los fabricantes. O simplemente por ser irreparables por no poder siquiera abrirse sin romperse. Además, que para poder ser reciclables, deberían estar fabricados con menos materiales para favorecer la separación de los mismos. Estuvimos todos de acuerdo en que deberían ser aparatos duraderos, reparables y reciclables para evitar la acumulación de residuos. Y además, que deberían estar fabricados de manera justa y  lo más cerca posible para evitar la explotación y cuidar el entorno. Con esto llegamos a la conclusión de que también debemos cambiar nuestras expectativas de precios. No podemos pretender pagar poco por un móvil de última generación y que además sea justo y sostenible.

Después pasamos a las aplicaciones SW que usamos y a las redes sociales. De  nuevo nos dimos cuenta de que utilizamos un sinfín de aplicaciones y herramientas de las que sabemos poco o nada. Nos espían, venden nuestros datos, nos bombardean con publicidad  personalizada que incita al consumo, pueden experimentar con nuestro comportamiento, dirigirnos a ciertas lecturas o temas… En definitiva, nos manipulan y nosotros lo permitimos.

Volvimos a abrir un debate, esta vez sobre cómo deberían ser las redes sociales y las aplicaciones SW. De nuevo estuvimos de acuerdo: software libre, sin venta de datos, estándar, fácil de usar, transparente, sostenible… En este punto, Ondiz nos habló de algunas alternativas de redes sociales, de buscadores, de servidores de correo electrónico que muchos ni siquiera conocíamos. Ante esto se comentó que no suelen ser tan eficientes  como las que usamos habitualmente,, lo que es normal porque la inversión es mucho menor en ellas. Si las usáramos más, se podría invertir más en su desarrollo.

Resumiendo, la sesión nos hizo plantearnos qué estamos haciendo y abrirnos a alternativas que no conocíamos. Es un tema que todos deberíamos tener en cuenta y del que nos deberíamos hacer porque las consecuencias también son nuestra responsabilidad.

TFG VINCULADOS A TECNOLOGÍAS PARA EL DESARROLLO HUMANO

Cuando se llega a los últimos cursos del grado o máster, todo el mundo se hace la gran pregunta: ¿En qué va a consistir mi Trabajo Fin de Grado o Máster? ¿A qué quiero dedicar tiempo y estudio? ¿Cómo lo quiero enfocar? ¿Es un mero trámite que queda en el papel o por el contrario quiero que pueda realizarse?

Avanzar hacia metodologías de investigación feministas

¿Perspectiva feminista en las investigaciones de TFG y TFM? Cuando todavía no se ha extendido la necesidad de aplicar un enfoque de género, nos enfrentamos al reto de introducir una propuesta todavía más profunda

NO ESTAMOS SOLAS

Una defensa de la vida desde una apuesta colectiva de la vida No estamos solas. Es el título del documental pero también es la idea que nos quisieron transmitir María Aizpuru y Marta Rivas en el coloquio posterior. La violencia y vulneración de derechos humanos que sufren las defensoras de derechos humanos no son casos […]

Soberanía energética para cuestionar nuestro propio modelo de vida

Artículo escrito por Noelia Vicente Gómez

El pasado viernes 27 de noviembre Esther Muñoz puso nuestro foco de atención en torno al sector energético. Muchos de nosotros ya conocíamos cómo estaba organizado actualmente: un enorme oligopolio controlado por los países del norte donde los recursos del sur son explotados sin ningún tipo de reparo. ¿Pero realmente conocíamos los conflictos energéticos que éste ha ido dejando a su paso?

La sesión se centró principalmente en discutir una serie de conceptos relacionados con la soberanía energética. ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Qué barreras encontraría en los países del norte? ¿Y en los del sur? ¿Cuál es el modelo energético que debería seguir y cómo debería ser su consumo energético asociado? Tras un intenso debate grupal pusimos en común nuestras opiniones y llegamos a una conclusión bastante consensuada.

Es necesario cambiar el modelo energético actual, terminar con el oligopolio existente y abrir el camino a la soberanía energética con el objetivo de gestionar la energía que nosotros mismos consumimos. Este nuevo modelo debe estar basado en reducir el consumo energético y focalizar la producción en sistemas distribuidos basados en las necesidades locales con el fin de garantizar la sostenibilidad del sistema. Para ello, la implementación responsable de energías renovables debe ser un punto clave. La soberanía energética mantiene como enemigo en el norte al oligopolio energético, y este no se permitirá perder el control ni sobre los recursos naturales ni sobre los países del sur. Mientras, por otra parte, estos últimos encuentran complicado dar el salto a la soberanía energética debido a la falta de recursos económicos y tecnológicos, y a la actual explotación por parte de las empresas dominantes. Asimismo, tal y como explicó Esther, los impactos del oligopolio energético se ven representados en los numerosos conflictos que surgen continuamente a lo largo del planeta. Como ejemplo, nos centramos en conocer la situación del Sáhara Occidental.

Está claro que el sistema actual es insostenible, que mientras el modelo de crecimiento siga desarrollándose sin límites en el norte, las consecuencias sociales, económicas y naturales seguirán siendo devastadoras en el sur. Si queremos implantar una soberanía energética, el cambio ha de darse desde la ciudadanía, pues el oligopolio seguirá mirando por sus propios intereses, ajeno a los conflictos que arrastra.

Cultura, ecología y sociedad en nuestro caminar por Artxanda

Artículo escrito por Adrián Sanchez Madera, estudiante del XXI Seminario de ISF/MGI

En la segunda parte del itinerario sobre el medio ambiente y sostenibilidad organizado el día 14 de noviembre tuvimos el honor de contar entre nosotros y continuar la salida con Eduardo Renovales, miembro de Ekologistak Martxan. Después de una parada junto al monumento de Artxanda, donde se explicó la historia de Bilbao, su entorno, la sobreexplotación de los recursos y la problemática de los tendidos eléctricos y antenas de telecomunicación, proseguimos con la segunda parte de la salida.

A continuación tuvimos la oportunidad de visitar la ermita de San Roque antes de hacer un breve descanso. Cabe destacar que la zona de Artxanda sufrió bastante en la Guerra Civil y en consecuencia la ermita fue totalmente reconstruida en el año 1981, debido a los fuertes daños que sufrió durante la guerra. La pequeña ermita con forma rectangular está situada en una atalaya natural por la que destacan sus maravillosas vistas hacia el aeropuerto de Bilbao y el corredor del Txorierri. Cerca del aeropuerto pudimos observar a lo lejos un amplio terreno listo para urbanizar pero que estaba abandonado. Esto conlleva a un gran impacto medioambiental y visual en un ambiente tan bonito como lo es el valle de Txorierri, lleno de naturaleza y biodiversidad. Con el paso de los años y el afán del ser humano por construir ha llevado a la decadencia y destrucción de la zona natural de Artxanda y sus alrededores.

Más adelante pudimos observar una de las mayores problemáticas del entorno natural de Artxanda, como lo pueden ser el eucalipto y el pino. No solo el ayuntamiento de Bilbao, sino el sector forestal vasco también está en crisis, ya que últimamente se ha discutido mucho sobre la enfermedad de la banda marrón que está arrasando los pinares y sobre las posibilidades y riesgos de las fumigaciones con óxido de cobre, cuya contaminación terrenal es notable. Lamentablemente, se está hablando muy poco de la expansión del eucalipto conforme los pinos van desapareciendo, y que mucha gente desconoce.

Los eucaliptos han sustituido al pino y al bosque autóctono vasco en general, como lo son el roble, el abedul y el haya. De las 2500 hectáreas de bosque que hay en el entorno de Artxanda y Txorierri, solamente 500 hectáreas son del ámbito público. Para la industria maderera del sector privado es más rentable plantar eucalipto que cualquier otro tipo de árbol por su alta rentabilidad y corto periodo de crecimiento (12-14 años), sin importar el ecosistema local. En consecuencia, obtenemos una degradación terrenal bastante grande en el ambiente, ya que el eucalipto seca la tierra y genera un terreno irregular. Es por ello que en muchos casos las zonas donde hay abundancia de este tipo de árbol se encuentran secas y en otros muchos casos se secan hasta los ríos, eliminando los denominados bosques de ribera y su fauna.

Los eucaliptales se talan a matarrasa cada 14 años más o menos. El corte a matarrasa consiste en cortar todos los árboles de una zona y retirar con maquinaria pesada los que sean maderables. Las pistas creadas para la extracción de árboles, junto a las matarrasas tan frecuentes, fomentan la pérdida de suelo y el enturbiamiento de los ríos. De modo que cada vez que se talan los árboles, la capa superficial del suelo es arrastrada por las lluvias y acaba en los ríos dándole un color marrón en época de lluvias, afectando negativamente el entorno. Esto es visible en la ría de Bilbao cuando llueve fuertemente.

Finalizando el itinerario pudimos ver parte del bosque de Txankele, que a día de hoy conserva parte del bosque autóctono. También pudimos observar otras tres problemáticas que amenazan con la biodiversidad en la zona, por una parte la plaga del avispón asiático que hace peligrar la biodiversidad local. Por otra parte el mal estado y la cantidad de basura que hay en estos parajes naturales, y por último el plumero de la pampa (planta invasora). En caso de encontrarnos con alguno de estos problemas lo adecuado sería llamar al ayuntamiento de Bilbao para dar aviso y dejar constancia de lo visto, o mismamente llamar al 112 para poder solucionar el problema.

Sin darnos cuenta estamos acabando con nuestro medio ambiente y con la magnífica biodiversidad que nos rodea. Somos muy afortunados de tener una naturaleza y un ecosistema tan frondoso, único y lleno de vida a las puertas de nuestras casas. Pocas ciudades pueden presumir de semejante entorno. En conclusión,  no somos conscientes de lo que tenemos hasta que lo perdemos. Por ello, cuidémoslo entre todas y todos

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA FEMINISTA

Artículo de Nuria Arroyo

El viernes 13 de Noviembre realizamos la décimo primera sesión de ISF de la mano de Ana Galarraga, divulgadora científica de la fundación Elhuyar, contando con su gran experiencia en la difusión de la ciencia a través de los medios de comunicación vascos con una perspectiva de igualdad de género. Además, este tema tratado en esta sesión también fue a su vez el tema principal de la siguiente sesión en la que conocimos dos experiencias distintas y se debatió un poco el tema.

Abrimos la sesión planteándonos tres conceptos básicos que necesitábamos saber antes de comenzar: ¿Qué es la ciencia?, ¿Qué es la divulgación? y ¿Qué es el feminismo? Como respuesta obtuvimos varias opciones, pero las más apropiadas para mi gusto fueron que la ciencia es un método para entender la realidad, en un modo regulado, jerarquizado y globalizado. La divulgación es compartir el conocimiento entre la gente en un modo claro y ordenado. Y por último, el feminismo es un movimiento interseccional que hace frente al machismo y al patriarcado.

Entonces, ¿qué significan estas tres palabras al unirlas como un solo concepto? La divulgación científica feminista se basa en compartir la ciencia entre la sociedad con el objetivo de conseguir igualdad (ya sea entre géneros, clases, etnias, edades, capacidades…) y será realizada por científicos, periodistas, profesores, alumnos… feministas. Esta divulgación sobre todo estará dirigida a niños, alumnos, o cualquier persona de esta sociedad con interés de aprender y es usada sobre todo para construir una sociedad crítica e igualitaria, empoderada y responsable.

Por último, tratamos el tema de cómo ha afectado el Covid-19 a la divulgación científica feminista. Por desgracia, las mujeres se están quedando atrás en el sistema de competencia (sacan menos artículos, participan menos en congresos, seminarios…) y además el género no es variable en las investigaciones. En los medios de comunicación también los hombres han sido protagonistas, siendo más del 75% de los periodistas hombres, y como consecuencia de ello las mujeres han sido victimizadas y los temas y puntos de vista publicados están siendo generalmente masculinos.

Para finalizar me gustaría dar las gracias a Ana por habernos hecho reflexionar sobre este tema y aportar una breve reflexión sobre esta sesión ya que me ha parecido un tema muy interesante y sobre todo importante, ya que hoy en día los medios de comunicación tienen una gran influencia en el pensamiento de la sociedad, mucha gente crea su opinión por la influencia de lo que escucha o de lo que piensan las personas de su entorno. Y creo que a través de los medios de comunicación se pueden conseguir grandes cambios en la sociedad, acercándonos poco a poco a una sociedad igualitaria.

ESTABAN AHÍ Y NO LOS VEÍAMOS

Artículo de Nagore Cebrián García

La décima sesión del seminario fue impartida por Fernando Altamira, investigador sobre
diversidad sexual y de género en Cooperación al Desarrollo desde una mirada interseccional.
Fernando es diplomado en Trabajo Social, Desarrollo y Cooperación Internacional y Salud Mental
en situaciones de violencia política y catástrofes y tiene un máster de Cooperación al Desarrollo,
la verdad que somos muy afortunados de haber tenido a una persona como él para abordar la
sesión de Diversidad Sexual y de Género.


Cómo preparación previa a la sesión Fernando nos invitó a leer varios documentos relacionados
con el tema, invitándonos a reflexionar acerca de la DSG. Para comenzar la charla cada
participante se presentó compartiendo qué se le viene a la cabeza al escuchar el concepto
Diversidad Sexual y de Género. A todos nos venían ideas parecidas, entre ellas, el colectivo
LGTBI(Q+), respeto, libertad de expresión, amor e igualdad fueron las palabras más repetidas.
Tras este primer contacto, Fernando nos habló sobre el modelo dominante haciendo un símil
con un rayador de queso, el rayador agarra el queso y lo raya de tres formas dependiendo la
cara que elijas (aunque todas se complementan), al igual que el modelo dominante seduce a las
personas con intereses neoliberales, etnocéntricos y heteronormativos, formando así el modelo
dominante habitual. De esta forma, el colectivo LGTBI es uno de los colectivos más vulnerables
y es el que sufre de manera más directa la violación de los derechos humanos. Sin embargo,
aunque esto este comprobado, las ayudas recibidas son mínimas y la cooperación
transformadora no normativa es fundamental para el reconocimiento de las diversidades
culturales, sociales, de género, de orientación sexual, etc. En este punto nos encontramos con
(H)ABIAN, estrategia de educación para la transformación social en Euskadi, en la cual se
incorpora recientemente conceptos como la orientación sexual la relación heterosexual entre
hombres y mujeres, la DSG o cuestiona el modelo heteronormativo.


En cuanto a la diversidad sexual y de género se refiere, el sistema sexo-género aborda tres
dimensiones (sexo, género y deseo) y dependiendo de la combinación entre ellas la sociedad se
podría categorizar en “los que siguen la norma” y “los excluidos”. Con el paso del tiempo la
forma de pensar de la sociedad ha cambiado y aquellos que antes pertenecían al grupo de “los
excluidos”, como podrían ser los gays y las lesbianas, han pasado a ser de los que “siguen la
norma” y en el otro grupo estarían los machirulos, marikas, afeminados y un largo etc. Hace
unos años (e incluso a día de hoy en algunas comunidades) se veía mal a los homosexuales en
toda su totalidad; no obstante, a día de hoy no están tan mal vistos aquellos homosexuales que
siguen la norma (por ejemplo, quienes son hombres y parecen hombres, aunque salgan con
otros hombres) son aceptados socialmente ya que responden a un modelo heteronormativo y
quienes no la siguen (por ejemplo, hombres afeminados que tengan pareja hombre) siguen
siendo excluidos socialmente. A demás, a lo largo de la historia se ha visto como dentro de los
propios movimientos reivindicativos se oprime a ciertas personas por ser diferentes al resto, al
final el opresor puede estar dentro del colectivo o fuera. Otro aspecto a tener en cuenta es que
el entorno de cada individuo hace que su realidad sea más complicada o menos complicada, no
es lo mismo ser un hombre de piel blanca y transexual a ser una mujer de piel negra y transexual,

puesto que ella se encontrará más obstáculos en la vida que él. Es por todo esto que hacen falta
cambios legales, educativos, publicitarios … para hacer una sociedad más equitativa y que cada
persona, solo por el simple hecho de ser persona, tenga en la vida las mismas oportunidades
que el resto de las personas. Y para eso hay que priorizar lo urgente aprendiendo de la historia
desde un enfoque psicosocial tejiendo redes para conseguir a su vez aquello que va más allá de
lo urgente.


Siguiendo la dinámica del inicio, hicimos una ronda de cierre respondiendo a la pregunta: qué
nos llevamos de la sesión. En general conocer los movimientos latinoamericanos fue algo que
nos sorprendió y nos interesó a todas, también nos impacto la represión que sufre el colectivo
LGTBI, aunque lo importante es que poco a poco se van uniendo fuerzas y tejiendo redes dentro
del movimiento y con otros movimientos, nos llevamos los avances que se están consiguiendo
poco a poco.


Para finalizar, agradecer a Fernando por haber compartido con nosotros la tarde del viernes y
habernos hecho darle vueltas a la cabeza, personalmente su charla me hizo ver que la diversidad
sexual y de género va mucho más allá del simple sistema sexual binario y que, al final, cada
individuo tiene su propia sexualidad, fruto de la combinación del sexo biológico (hombre, mujer,
intersexuales), la identidad sexual (sentirse mujer, hombre, bigénero, demigénero, agénero,
género fluido, personas del tercer sexo), la orientación sexual (heterosexual, homosexual,
bisexual, pansexual, asexual) y la expresión del género (personas femeninas o masculinas en su
totalidad o parcialidad, o personas andróginas, quienes no se catalogan como femeninas o
masculinas porque tienen rasgos de ambos géneros). También me sorprendió la cantidad de
movimientos sociales que existen y la fuerza de los mismos en comunidades latinoamericanas,
no los conocía y me resultan verdaderamente interesantes. En conclusión, cierro esta crónica
con la frase que el ponente abrió la sesión “Estaban ahí y no los veíamos”, con la que estoy
completamente de acuerdo.

No ESTAMOS SOLAS. Cine-foro documental sobre las mujeres defensonas de derechos humanos en Mesoamérica.

La defensa de los derechos es un camino duro y lleno de obstáculos para muchas mujeres de Mesoamérica. Las mujeres defensoras en Mesoamerica son objeto de continuas amenazas que en algunos casos acaban en asesinato. El caso más mediático fue el de Berta Cáceres en 2016, asesinada por su defensa de los bienes comunes, del derecho al agua y del pueblo indígena lenca. El documental No estamos solas, en el que ha participado ADES (Asociación de Desarrollo Económico y Social) y el COPINH (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras), nos acerca a la realidad de algunas mujeres defensoras de derechos humanos que diariamente se enfrentan a todo tipo de amenazas.

Desde ISF os invitamos a esta sesión de cine-foro el próximo jueves 26 de noviembre en la que después de ver el documental, conversaremos con María Aizpuru, su directora, y Marta Ribas, defensora de derechos humanos de El Salvador.

Sesión: No estamos solas. Cine-foro documental sobre las mujeres defensoras de derechos humanos en Mesoamérica.

Fecha: jueves 26 de noviembre

Hora: 18:00-20:00 (GMT + 2)

Lugar: plataforma jitsi (online)

Idioma: castellano

Inscripciones: bilbo@euskadi.isf.es