Más allá del «Google nos espía»

Ondiz Zarraga, investigadora y activista por el software libre, ya nos pone sobre aviso: no vamos a tener una charla técnica, esto va sobre ética. Ahora que amplios espectros de la población se preocupan por su privacidad en tiempos de una pandemia mundial, conviene que ampliemos el foco más allá del contexto actual. La dimensión ética en torno a la tecnología va más allá de la noticia que hayamos podido ver la semana pasada sobre aplicaciones de rastreo del COVID. Pasemos la lupa por hardware, software y redes sociales con miradas multidisciplinares que no se queden en el “Google nos espía”, a ver qué nos encontramos. 

Empezamos la sesión compartiendo algunas reflexiones en torno al hardware. A nadie se nos escapa los vínculos que existen con la expoliación de riquezas materiales en países en conflicto, la explotación de derechos humanos, la generación de toneladas de basura electrónica o la obsolescencia programada que eleva la fugacidad de nuestras compras. Si hablamos de la energía consumida, las cifras nos pueden abrumar. Si internet fuera un país sería el sexto en consumo energético, siendo el streaming de videos la actividad que se lleva el mayor gasto de energía. Está claro que hay un campo grande de mejora para construir servidores más éticos. Comenzamos a lanzar ideas sobre dónde situarlos: cerca de donde se vayan a situar, alimentados con energías renovables, reutilizarlos, que se enfríen de forma pasiva…

Cuando hablamos de software, en el grupo rápidamente nos desviamos hacia las recientes aplicaciones de rastreo. Nos fijamos en cómo este tipo de planteamientos dejan fuera a muchas personas: a las que no tienen un smartphone, a las personas mayores no habituadas a estas tecnologías… Dependiendo del territorio del que hablemos, esto supone que te puedas estar dejando a más de la mitad de la población fuera. Pero más allá de esta deriva, este tipo de políticas transmite la idea de una solución tecnológica a un problema que no lo es: ¿hasta qué punto queremos invertir el presupuesto disponible en tecnología adelantada, cuando los servicios de primaria están denunciando su falta de recursos?

Si atendemos a cómo debería ser el software, salen ideas que apuntan a que debería ser software libre (podemos ver cómo funciona, mejorarlo y compartir las mejoras), privado (no recoge ninguna información, encripta los datos), descentralizado (garantiza la seguridad, la neutralidad y la soberanía), interoperable (usa estándares abiertos, favorece la gestión local, la soberanía y la comunidad), accesible e inclusivo (no discrimina por habilidades, género, raza, lengua o país de origen), así como sostenible (no gasta recursos innecesariamente).

Nos detenemos en las dinámicas sociales que se generan en torno a las redes sociales, la imposición de servicios privativos en centros escolares o las posibilidades que se generan desde comunidades vinculadas al software libre. Alguien en el chat comenta:”nos estábamos preocupando porque las aplicaciones del coronavirus nos iban a rastrear, y resulta que Google ya llevaba haciéndolo años”.

Zuk Zeuk Egin Lab 1.0: Crea tus propios vídeos al servicio de la transformación social. Taller para edición de vídeo con software libre

¿Hasta qué punto hacéis uso en tu colectivo/organización del potencial que ofrece la realización de pequeños videos? Con poco que te muevas por las redes sociales, habrás visto la importancia de acompañar la comunicación con un video. Como herramienta de difusión de actividades, para viralizar denuncias ante injusticias sociales, para campañas de apoyo o para hacer un breve resumen de alguna charla que se haya hecho. ¡Las posibilidades son de lo más diverso!

Aún así, ¿no te animas por miedo a desconocerlo todo sobre el software de edición de video? Desde los talleres prácticos de Zuk Zeuk Egin Lab 1.0 te proponemos una sesión en la que dos horas serán suficientes para aprender las herramientas básicas para hacer un video atractivo al servicio de vuestros fines sociales. Además, lo haremos usando KDENLIVE, un editor de video de código abierto, gratuito, válido para Windows y Linux (no Mac) y… ¡fácil de usar!

El próximo 11 de junio, a las 18:00 horas te esperamos en la tercera sesión de Zuk Zeuk Egin, un espacio práctico y de debate para la construcción de vidas sostenibles. En esta edición Dani Gutiérrez, activista de Ongi Etorri Errefuxiatuak y profesional de Software libre, facilitará una sesión en la que podremos generar nuestros propios videos y capacitarnos para dar un paso adelante cada vez que nuestro colectivo requiera de la realización de materiales audiovisuales básicos ¿Nos acompañas? 

La sesión se realizará por videoconferencia a través de la plataforma Jitsi. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado), escríbenos a hezkuntza (arroba) euskadi.isf.es, indicándonos el colectivo/asociación de la que formas parte ¡Anímate y nos vemos por las redes!

Sesión: Crea tus propios videos al servicio de la transformación social

Imparte: Dani Gutiérrez

Fecha: 11 de junio de 2020, jueves

Hora: 18:00-20:00 (hora central europea, UTC+02)

Lugar: sala de Jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: castellano

¿Quién defiende a quien defiende?

En todas las regiones del mundo las personas defensoras de derechos humanos corren peligro. Las mujeres, además de los ataques que otros defensores pueden sufrir, hacen frente a formas de violencia por motivos de género, como violencia sexual y amenazas, hostigamiento y campañas de difamación vinculadas a su condición de mujer.

¿Quién defiende a las mujeres defensoras? ¿Qué estrategias de protección se están llevando a cabo? ¿Qué papel podemos desempeñar las entidades del Norte Global para dar apoyo en la defensa en la conflictividad?

Para dar respuesta a estas cuestiones hemos organizado una mesa redonda virtual con la presencia de Marta Ribas, defensora de derechos humanos de El Salvador y Fernando Armendariz, activista de derechos humanos de Protection International.

La sesión se realizará a través la plataforma Jitsi el próximo jueves 4 de junio a las 18h00. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado) y que te informemos de cómo acceder a la sesión, escríbenos a bilbo (arroba) euskadi.isf.es

¡Anímate y nos vemos por las redes!

Sesión: ¿Quién defiende a quién defiende? Estrategias de protección a mujeres defensoras de derechos humanos.

Imparte: Marta Ribas (El Salvador) y Fernando Armendáriz (Euskal Herria)

Fecha: 4 de junio de 2020, jueves

Hora: 18:00 a 19:30 (GMT + 2)

Lugar: sala jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: castellano

Estereotipos implícitos y desigualdades de género persistentes en el ámbito científico tecnológico

Con los exámenes de acceso a la universidad a la vuelta de la esquina, seguro que muchas y muchos estudiantes están reflexionando sobre la carrera que elegir, el ámbito laboral en el que involucrarse. ¿Hasta qué punto se trata de una cuestión de gustos o vocación o más bien de la presión de la sociedad en la que vivimos? Difícilmente unas y otros van a elegir con libertad en un contexto tan lleno de estereotipos que empujan a las chicas a espacios de letras y a los chicos al ámbito científico-tecnológico. ¿Esta división generizada no es cosa de décadas pasadas? Ojalá…

Por un lado, la escasa presencia de mujeres en algunas disciplinas, por otro, la falta de visibilidad de las que existen y han existido, lleva a que los hombres sigan siendo asociados de manera automática con la ciencia. Este tipo de estereotipos implícitos facilita la persistencia de desigualdades y discriminaciones en el ámbito científico tecnológico. En una sesión pensada desde la reflexión colectiva y la participación lúdica, contaremos con Marta Macho, profesora de la UPV/EHU y divulgadora científica responsable del blog Mujeres con Ciencia.  ¿Nos acompañas?

A la espera de poder recuperar nuestras sesiones presenciales, seguimos optando por una videoconferencia a través de la plataforma Jitsi. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado) y que te informemos de cómo poder disfrutar de esta sesión, escríbenos a hezkuntza (arroba) euskadi.isf.es. ¡Anímate y nos vemos (de forma segura) por las redes!

Sesión: Estereotipos implícitos y desigualdades de género persistentes en el ámbito científico tecnológico

Imparte: Marta Macho

Fecha: 28 de mayo de 2020, jueves

Hora: 18:00-20:00 (GMT + 2)

Lugar: sala de Jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: castellano

[PLAZAS AGOTADAS!!!] Diseño y acompañamiento de TFG/TFM para la transformación social. Encuentro para el diálogo entre experiencias de distintos territorios

Desde ISF-MGI hemos dedicado parte de nuestros esfuerzos a analizar el potencial que los Trabajos Fin de Grado y de Máster tienen para la transformación social. Fruto de ese proceso, hemos generado el Cuaderno de Trabajo: “Camino hacia la transformación social:TFG y TFM como herramienta de cambio”, en el que recogemos las reflexiones e ideas principales que surgieron a lo largo del proceso de investigación. 

Ha llegado el momento de presentar dicho trabajo y queremos  invitarte a una sesión en la que os compartiremos las claves recogidas en dicho Cuaderno de Trabajo. Para ampliar la perspectiva y poder tener más elementos para el diálogo, hemos querido invitar a experiencias de otros territorios que llevan una larga trayectoria trabajando para sacar el máximo potencial a los Trabajos Fin de Máster desde diferentes visiones. Contaremos con la presencia online del equipo de la Maestría de Pedagogía del Sujeto del Centro de Formación de la Sustentabilidad Moxviquil (Chiapas, México). Asimismo, nos acompañará Alejandra Boni, del Máster de Cooperación al Desarrollo de la Universitat Politècnica de València y Subdirectora del Instituto de Gestión de la Innovación y del Conocimiento – Ingenio (CSIC – UPV). A través de sus testimonios conoceremos otras formas de diseñar y acompañar estas investigaciones, desde la diversidad de contextos y propuestas metodológicas. 

La sesión tendrá lugar el próximo martes 19 de mayo, a las 18 horas, a través de una sala de Jitsi (te enviaremos un correo con las indicaciones). Si la propuesta te resulta interesante y los horarios te cuadran, te rogamos que nos confirmes asistencia a través del correo hezkuntza(arroba)euskadi.isf.es ¡Anímate y nos vemos (de forma segura) por las redes!

Sesión: Diseño y acompañamiento de TFG/TFM para la transformación social. Encuentro para el diálogo entre experiencias de distintos territorios

Fecha: 19 de mayo de 2020, martes

Hora: 18:00-19:30

Lugar: sala de Jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)Idioma: castellano

Tecnología, la aplicación de la ciencia para resolver un problema

Tecnología no es solo crear un software o el motor de un coche. Tecnología, del griego techne que significa arte u oficio y logía que significa ciencia, es la aplicación de la ciencia para resolver un problema concreto o satisfacer una necesidad. Y eso es lo que hicimos el pasado jueves, solucionar un problema que llevábamos arrastrando desde el principio del confinamiento, el de no poder andar en bici (o satisfacer la necesidad de volver a pedalear).

Tras el éxito del primer taller sobre soberanía alimentaria de la colección Zuk Zeuk Egin lab 1.0 nos animamos con esta sesión de bici en el hogar. Sabemos que la bici es un elemento indispensable en la construcción de una movilidad sostenible que haga frente a la emergencia climática en la que nos encontramos. Conocer su funcionamiento, animarnos a modificarla en función de nuestras necesidades y fortalecer los lazos colectivos que apuestan por la defensa de la bici son algunos de los ejes sobre los que pivota la propuesta de esta sesión.

Creíamos que la bici no tenía espacio para los tiempos de confinamiento pero MTB Andreak nos mostró cómo con un poco de ingenio se puede encontrar la manera. Y así, este colectivo de mujeres apasionadas por la bici nos dieron la solución y nos enseñaron a convertir nuestra bici en estática para seguir pedaleando desde el salón.

Cada una desde su casa pero conectadas a través de una plataforma de videollamadas grupales, remodelamos nuestras bicis para subirnos en ellas y compartir una clase de spinning online.

Para las que no pudisteis estar, os contamos paso a paso lo que hicimos.

Solamente se necesita una cámara de bici vieja, dos bridas, tijeras, dos sillas, un palo de escoba o de monte y una venda. Soltamos la cadena de la bici. Cogemos la cámara y la cortamos por la mitad. Pasamos un extremo de la cámara por la rosca que sostiene el pedal y lo sujetamos con una brida. El otro extremo de la cámara lo atamos al hierro de detrás. Comprobamos que la cámara quede tensa pero que se pueda pedalear, cortamos el trozo de cámara que nos sobre y repetimos la operación con el otro pedal.

A continuación sacamos la rueda de atrás. Cogemos un palo y le ponemos una venda en el centro. Cogemos las dos sillas, las ponemos en paralelo y colocamos la bici entre ellas. Ponemos el palo sobre las sillas para sujetar la bici y atamos bien el palo a las sillas con la venda. Sujetamos las sillas entre ellas con el trocito de cámara que nos ha sobrado para darle más estabilidad si el suelo está un poco desnivelado. Podemos poner una caja o unos libros debajo de la rueda delantera para que nos quede más nivelada.

Y ya tenemos nuestra bici estática!

Un poco de música y a pedalear!

Si eres más de vídeos que de textos, puedes ver aquí el vídeo del taller la sesión de spinning y la parte de los de estiramientos.

Ética y libertad tecnológica. Preocupaciones y propuestas más allá del estado de alarma.

Seguramente estas últimas semanas te estés pasando muchas horas en frente del ordenador. Como en una distopía hecha realidad, las pantallas se han convertido en la mediadora principal de nuestra relación con la realidad. Si te sientes reflejada en estas frases, es importante comprender que no se trata de una situación que te afecte a ti individualmente. Es parte del modelo en el que se basa el sistema, estamos afectadas como sociedad y, por ello, te proponemos un espacio para la reflexión colectiva.

En los últimos días hemos visto cómo se ha generado alarma social en amplios espectros de la población ante las  propuestas que pretenden extender el uso de aplicaciones de rastreo sin asegurar el cumplimiento de derechos digitales. Ante esta situación, llega a nuestras mentes una pregunta, ¿por qué nos preocupamos de las aplicaciones de rastreo si llevamos años usando googlemaps? Quizá nos faltan elementos para poder analizar de forma crítica nuestra actual interacción con hardware, software y sistemas de comunicación. Para ello, hemos organizado una sesión con Ondiz Zarraga, investigadora y activista por el software libre. ¿Te animas a acompañarnos?

A la espera de poder recuperar nuestras sesiones presenciales, en este caso hemos optado por una videoconferencia a través de la plataforma jitsi. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado) y que te informemos de cómo poder disfrutar de esta sesión, escríbenos a hezkuntza (arroba) euskadi.isf.es. ¡Anímate y nos vemos (de forma segura) por las redes!

Sesión: Ética y libertad tecnológica. Preocupaciones y propuestas más allá del estado de alarma. 

Imparte: Ondiz Zarraga

Fecha: 7 de mayo de 2020, jueves

Hora: 18:00-20:00

Lugar: sala de Jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: castellano

Soberanía Alimentaria en tiempos de confinamiento

Seguimos adaptando nuestras actividades en tiempos de confinamiento, esta vez realizando el taller práctico Zuk Zeuk Egin de forma virtual. En esta situación la soberanía alimentaria es más imprescindible que nunca y, por ello, el jueves pasado contamos con un taller Zuk Zeuk Egin de la mano de Maitane Cabeza, activista por la Soberanía Alimentaria en Bizilur e impulsora del proyecto Koxinatu. 

Antes de meter las manos en la masa, Nadia, de Barazkilo Agroekologico, y Vane, parte de Kidekoop, nos pusieron un poco en contexto sobre cómo podemos practicar la soberanía en tiempos de confinamiento. Nadia comenzó por explicar cómo con el cese de la actividad en el sector de hostelería o de los comedores escolares, el Gobierno Vasco prohibió a principios de abril la celebración de mercados y plazas donde muchas y muchos baserritarras comercializan sus productos. Esto desató la reacción de muchos sectores, no solo del agrario, sino que muchas organizaciones salieron a la defensa de la declaración Queremos los mercados abiertos, declaración que se redactó para presionar al Gobierno Vasco a la reapertura de esos mercados, ya que son un servicio público y, en estos momentos, completamente esencial. 

Nadia nos hablaba de la parte positiva que extrae de todo esto, y es que en el momento en el que el sector baserritarra ha sufrido un ataque así, han sentido más que nunca el apoyo social. Por mucho que día a día sientan que su trabajo tiene sentido, en estos tiempos las baserritarras han percibido que todo el trabajo que realizan ha dado su fruto. La compra de cestas y de verduras ha aumentado en tiempos de confinamiento, y las alternativas de consumo han visto más que nunca la necesidad de articularse para que los alimentos lleguen a la gente. Después de todo, solo queda esperar que la gente siga con este modelo cuando termine la cuarentena, esperemos que sí. 

Por su lado, Vane nos explicó varias alternativas de consumo en Bilbao. Comenzó hablándonos de Kidekoop, cooperativa de consumo que funciona a base de socias y en la que se puede adquirir todo tipo de productos: “La gente nos comenta: venimos aquí y nos olvidamos de la compra para toda la semana” contaba Vane. Y es que Kidekoop es una alternativa tanto para productoras como para consumidoras en la que son comercializados alimentos cercanos, de comercio justo y agroecológicos. También nos propuso Ganekoop en Rekalde o Labore en Santutxu (la más parecida a un supermercado). Además, Vane nos recordó que muchos grupos de consumo, por mucho que no tengan tienda física acercan los alimentos a ciertos puntos concretos, poniendo a nuestra disposición este tipo de productos en la ciudad.

Después de esta pequeña introducción, Maitane empezó a explicarnos lo que íbamos a cocinar. La soberanía alimentaria se tiene que dar también en la cocina, y es por ello que el menú se compuso de productos agroecológicos, locales, de temporada, de circuito corto, cultivados de manera sostenible y con condiciones justas para quienes los producen. Tuvimos la opción de cocinar cuatro platos de temporada: paté de remolacha y nueces, manjar de alcachofas, estupenda pasta primavera y carpaccio de kiwi. Para ello, Maitane nos explicó paso por paso cómo realizar las recetas.

El chat de la sesión no paró de sonar, y es que las cerca de 30 personas que acudieron a la sesión estuvieron más participativas que nunca. Además de preguntas sobre las recetas, compartimos trucos y consejos para no llorar con la cebolla, surgieron debates sobre si reutilizar o no el agua de la pasta o recordatorios sobre el peligro de la tinta de la remolacha: “¡si os descuidáis, os deja la casa fucsia!”, nos recordaba Maitane.

La idea del taller era también aprender a utilizar los productos de otra manera, en este poner la vida en el centro, es necesario tener un mundo rural vivo, tener a personas que se dedican a ello. Además de cambiar algunos hábitos de consumo, también aprendimos a perder un poco de miedo a los productos, a eliminar esas creencias limitantes de a mí no se me da bien la cocina. Maitane recalcó la importancia de poner creatividad en la cocina, cambiar ingredientes, improvisar… Toda esta creatividad pudimos verla al final de la sesión, cuando encendimos nuestras cámaras y nos preparamos para el selfie final, enseñando los platos que habíamos cocinado todas poniendo en práctica la soberanía alimentaria en tiempos de confinamiento.

Os dejamos aquí el vídeo de la sesión completa de #ZukZeukEgin, por si os perdisteis la sesión o por si queréis volver a ver las recetas!

(PLAZAS AGOTADAS!!!) Zuk Zeuk Egin Lab 1.0: Pasión por la bici (también) en confinamiento. Convierte tu bici en estática y sigue pedaleando

¿Cuentas los días que quedan para que puedas volver a sentir el aire fresco pedaleando sobre tu bici? Hay cosas que no podemos resolver pero, mientras esperamos, desde los talleres prácticos de Zuk Zeuk Egin Lab 1.0 te proponemos una sesión donde re-encontrarte con el medio de transporte que más hace por nuestra soberanía energética y movilidad sostenible. ¿Que no tienes bici estática? No te preocupes: hemos ingeniado una manera fácil y accesible para que transformes tu bici en estática. 

El próximo 30 de abril, a las 18:00 horas te esperamos en la segunda sesión de Zuk Zeuk Egin, un espacio práctico y de debate para la construcción de vidas sostenibles. En esta ocasión, el colectivo MTB Andreak facilitará una sesión en la que nos podremos reencontrar con la bici en tiempos de confinamiento. Comenzaremos con un tutorial sencillo para transformar tu bici en estática: ¡ya verás qué resultado con materiales y herramientas fáciles de encontrar! Ahora que ya todas tendremos bici para hacer ejercicio en casa, seguiremos con una sesión de spinning al ritmo de música feminista y una tabla de ejercicios de estiramiento especialmente pensada para las amantes de la bici. ¿Nos acompañas? Mientras no podamos salir en grupo, os proponemos unirnos virtualmente para compartir la experiencia y seguir generando comunidad.

La sesión se realizará por videoconferencia a través de la plataforma Jitsi. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado) y que te informemos con tiempo de las herramientas que te harán falta, escríbenos a hezkuntza (arroba) euskadi.isf.es. ¡Anímate y nos vemos por las redes!

Sesión: Pasión por la bici (también) en confinamiento

Imparte: MTB Andreak

Fecha: 30 de abril de 2020, jueves

Hora: 18:00-20:00 (hora central europea, UTC+01)

Lugar: sala de Jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: castellano

Nos sumamos a la acción global por el clima del 24 de abril

ISF-MGI, como parte de la Federación de Ingeniería Sin Fronteras, se suma a la llamada a la acción global del 24 de abril para reivindicar criterios de justicia social y climática para la salida de la crisis sanitaria.

A continuación, se presenta el manifiesto de la campaña del 24 de abril:

Hoy, cuando toda la población sufre en carne propia la pandemia del coronavirus y sus consecuencias, se hace patente lo urgente e ineludible que es aunar esfuerzos para, solidariamente, hacer frente a la enfermedad y sus repercusiones sanitarias y sociales. Unas consecuencias que son sufridas en mayor grado por las personas y los colectivos más vulnerables, que padecen no solo la crisis sanitaria sino la precarización y el empeoramiento de sus ya poco dignas condiciones de vida.

Ese mismo conocimiento que nos hace entender que estamos ante una situación de emergencia, nos lleva a las organizaciones firmantes a continuar con la convocatoria de la “Acción Global por el Clima” del día 24 de abril. Porque, aunque hoy la crisis que está dando la cara de un modo más crudo es la sanitaria, cada crisis es una crisis y debe ser tratada como tal, la virulencia de una no minimiza la de las otras. La crisis climática sigue siendo una realidad y, pese a estar formalmente declarada como emergencia por el Parlamento Europeo, por el Gobierno español y por otras muchas instituciones, sigue sin ser reconocida como tal por algunos dirigentes, que optan por desoír las indicaciones científicas a través de una inacción culpable.

Este no es momento de interferir en la lucha contra la pandemia ni de detraer recursos de ella y, por eso, esta convocatoria integrada en una coordinación internacional impulsada por el colectivo Fridays for Future bajo el marco de “ Global Strike for Climate”, adopta una forma particular, situando su centro en las redes y llamando exclusivamente a la reflexión y a sentar las bases para actuaciones futuras, más concretas y contundentes.

Porque esta crisis de salud pública ha puesto de manifiesto que esa sensación que teníamos de seguridad absoluta garantizada por la tecnología era absolutamente falsa. También ha mostrado lo dañina que puede ser una crisis si nos pilla desprevenidos, sin planes de prevención y emergencia suficientes que puedan hacerle frente de forma efectiva. Si antes de que sean evidentes sus efectos más dramáticos, no tenemos un plan, no asignamos medios suficientes, no actuamos con convicción y no seguimos las recomendaciones que nos marca la ciencia. Si no actuamos decidida y rápidamente, se alcanzará un cambio climático de tal magnitud y rapidez que haría imposible nuestra adaptación. Sería devastador para la mayoría de los ecosistemas y las sociedades humanas.

La humanidad enfrenta una emergencia climática sin precedentes en la que también es necesario actuar con la responsabilidad de proteger la vida en primer lugar. Esta defensa de la supervivencia debe llevarnos a tomar medidas ambiciosas y drásticas, en otras palabras, a asumir el estado de emergencia climática, impulsando las actuaciones necesarias y no las que se presentan como “políticamente posibles”, antes de que la situación nos desborde. Tratemos la emergencia climática como la crisis que es. Actuar con contundencia hoy frente a la emergencia climática conseguirá que los impactos ambientales y sociales sean mucho menores, aunque gran parte de ellos, ya no seremos capaces de paliarlos.

Estamos al borde de un punto de no retorno marcado por una enorme pérdida de biodiversidad y por el incremento de la temperatura global, que pone en jaque a todo el planeta, incluida la humanidad y sus sociedades. Las consecuencias del cambio climático son, entre otras, un incremento de los grandes incendios forestales, la proliferación de enfermedades de regiones más cálidas, sequías más severas, subida del nivel del mar, también lluvias torrenciales que provocarán inundaciones, movimientos migratorios motivados por la crisis climática…

Y la desigualdad:. En palabras del relator especial de Pobreza Extrema y Derechos Humanos de Naciones Unidas, “el mundo está en riesgo de caer en el apartheid climático, donde los ricos pagan por escapardel sobrecalentamiento, el hambre y las guerras, mientras que el resto del mundo es dejado de lado sufriendo”. Y el resto del mundo somos mayoría.


El calentamiento global es consecuencia directa del modelo de producción y consumo que continuamente se demuestra incapaz de satisfacer las necesidades vitales de las personas, precarizándolas y poniendo en situación de vulnerabilidad a gran parte de la población mundial; de los ecosistemas y el resto de seres vivos que habitan este planeta. Mientras, arriesga nuestra supervivencia como especie, al basarse en la explotación ilimitada de los recursos naturales, impactando de manera injusta en las poblaciones más pobres y vulnerables. Pero en esta crisis, la ciencia también ha señalado la vía de actuación, que no es otra que la descarbonización de nuestro sistema económico, especialmente en las sociedades industrializadas occidentales que tenemos más responsabilidades y mayores capacidades. Un sistema económico que se ha paralizado ante la crisis del coronavirus y que debemos replantearnos antes de reiniciar.

Ante ello, las organizaciones firmantes, de acuerdo con la ciencia, manifestamos que sí, que participamos de la idea de la necesidad de apoyar la salida de las crisis generadas por el coronavirus, pero matizamos que esta no puede reproducir el modelo que nos ha conducido hasta la emergencia ecológica y social actual. Que se puede y debe incorporar lo que hemos aprendido. Que debe basarse en las personas, en sus posibilidades y en sus necesidades, así como en la protección de nuestros recursos naturales. Una idea que resumimos en la frase “salgamos del parón y transformemos la actividad de un modo climática y socialmente justo”.

Sabemos, lo dice la ciencia, que la gravedad de la emergencia nos obliga a adoptar medidas muy profundas, que lo que hagamos en esta década va a condicionar completamente el grado de calentamiento que vamos a sufrir a corto, medio y largo plazo y que, por eso, es ineludible reducir rápidamente ciertos consumos (como el energético), cambiar las pautas de transporte, acelerar la transición energética desde los combustibles fósiles a un modelo 100% renovable, eficiente, sin emisiones contaminantes y justo, especialmente desde la óptica del autoconsumo y la descentralización. Es necesario un cambio de escala, de lo global a local, que ponga en el centro la reducción de las largas cadenas de transporte, la puesta en valor de modelos alimentarios en consonancia con los límites del planeta. Unos esfuerzos que deben conducirnos a una reducción drástica de nuestras emisiones, en línea con las indicaciones científicas y alcanzando la neutralidad lo antes posible.


Solo así será posible hacer frente a las consecuencias del calentamiento global, avanzar hacia una sociedad justa y solidaria y, simultáneamente, reducir el riesgo de otras crisis que el cambio climático alimenta.


Firma el manifiesto en: https://forms.gle/A24yB9mjhqkWv9e36

El indispensable relanzamiento de la actividad no podrá ser considerado social y climáticamente justo si no incorpora dos principios básicos:

  • Desde el punto de vista climático, enfrentar una reducción drástica de las emisiones netas de gases de efecto invernadero, en línea con las indicaciones científicas y alcanzando la neutralidad lo más rápidamente posible.
  • Desde el punto de vista social, consideración absolutamente prioritaria de las personas y de los colectivos vulnerables, garantizando para ellos unas condiciones de vida dignas.

La aplicación de estos principios se refleja en muchos aspectos vitales, entre los que destacamos los siguientes:

  • Reorganización de los sistemas de producción y consumo, definiendo cuáles son las necesidades esenciales de nuestras sociedades para darles prioridad.
  • Replanteamiento de las políticas comerciales, nacionales e internacionales, plasmadas o no en Tratados de Comercio e Inversión (TCI), primando los consumos de proximidad y, limitando la dependencia exterior, sea en energía o en cualquier necesidad esencial.
  • Priorización de las medidas encaminadas a reducir la pérdida de biodiversidad y a la restauración de los ecosistemas.
  • Potenciación de la cohesión social y de la solidaridad, así como del sector público.
  • Potenciación del empleo en sectores sostenibles y del reparto del trabajo, así como introducción de medidas de transición justa para sectores y territorios vulnerables a los cambios, avanzando en medidas como la reducción de la jornada, la conciliación…
  • Protección de los más vulnerables, sea cual sea la causa de su vulnerabilidad (clase, raza, género…), avanzando hacia una renta básica, de forma que nadie quede atrás.
  • La fiscalidad y el gasto público deberán ser acordes con una redistribución justa y con los principios de protección ambiental y de descarbonización.
  • Asunción de la deuda climática que, como Estado, hemos adquirido con los países del Sur global, a través de una contribución justa y con garantías suficientes a los fondos de financiación internacionales, de acuerdo con los principios de justicia climática.
  • Aceleración de la transición energética desde los combustibles fósiles hacia un modelo 100% renovable, sin emisiones contaminantes, justo y eficiente, apostando decididamente por el autoconsumo y la energía distribuida y pasando por sistemas tarifarios justos.
  • Transformación del modelo de movilidad reduciendo el uso del vehículo privado y fortaleciendo las infraestructuras y los servicios del transporte público, especialmente del ferrocarril convencional tanto para mercancías como para pasajeros.
  • Transformación de modelo alimentario hacia otro basado en sistemas agroecológicos y agrosilvopastoriles más locales y libres de contaminantes químicos.

Más información:

http://juventudxclima.es/wp-content/uploads/2020/04/Nota-de-Pensa-Manifiesto-24A.pdf

http://alianza-clima.blogspot.com/2020/04/dia-de-la-tierra-arranca-la-accion.html?m=1