Entradas

No ESTAMOS SOLAS. Cine-foro documental sobre las mujeres defensonas de derechos humanos en Mesoamérica.

La defensa de los derechos es un camino duro y lleno de obstáculos para muchas mujeres de Mesoamérica. Las mujeres defensoras en Mesoamerica son objeto de continuas amenazas que en algunos casos acaban en asesinato. El caso más mediático fue el de Berta Cáceres en 2016, asesinada por su defensa de los bienes comunes, del derecho al agua y del pueblo indígena lenca. El documental No estamos solas, en el que ha participado ADES (Asociación de Desarrollo Económico y Social) y el COPINH (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras), nos acerca a la realidad de algunas mujeres defensoras de derechos humanos que diariamente se enfrentan a todo tipo de amenazas.

Desde ISF os invitamos a esta sesión de cine-foro el próximo jueves 26 de noviembre en la que después de ver el documental, conversaremos con María Aizpuru, su directora, y Marta Ribas, defensora de derechos humanos de El Salvador.

Sesión: No estamos solas. Cine-foro documental sobre las mujeres defensoras de derechos humanos en Mesoamérica.

Fecha: jueves 26 de noviembre

Hora: 18:00-20:00 (GMT + 2)

Lugar: plataforma jitsi (online)

Idioma: castellano

Inscripciones: bilbo@euskadi.isf.es

¿Quién defiende a quien defiende?

Tras realizar varios encuentros en los que pudimos conocer de primera mano la labor de defensoras del territorio y de los Derechos Humanos, nos queríamos preguntar por los mecanismos y redes de solidaridad que se activan para la protección de estas defensoras. ¿De qué forma operan? ¿Hasta qué punto están resultando adecuados? Muchas de las defensoras hacen frente a formas de violencia por motivos de género, como violencia sexual y amenazas, hostigamiento y campañas de difamación vinculadas a su condición de mujer. Ante esta situación, nos planteamos: ¿qué papel podemos desempeñar las entidades del Norte Global para dar apoyo en la defensa en la conflictividad?

Fernando Armendáriz, activista de derechos humanos de Protection International, nos comparte algunas de las claves que es importante considerar. Defender Derechos Humanos significa enfrentarse a poderes económicos, supone una lucha permanente contra todos los tentáculos que emanan del extractivismo. Se trata de una actividad de alto riesgo que, en el caso de las mujeres, cuenta con un extra de vulnerabilidad al no verse siempre acompañadas en su lucha por sus comunidades. En este contexto, Protection International propone un acompañamiento que fortalezca lo comunitario e incida en el ámbito internacional, pasar de los mecanismos de protección a las políticas públicas.

Al abrir el diálogo entre las asistentes, escuchamos testimonios desde distintas posiciones, desde defensoras que se han visto obligadas a alejarse de sus territorios por las amenazas recibidas, a activistas del Norte global que siguen repensando su forma de posicionarse en el tablero global de la solidaridad internacional. En este sentido, se incide en la importancia de revisar los privilegios desde los que partimos para poder hacer un acompañamiento adecuado a las personas que están en primera línea poniendo su cuerpo. Todavía nos queda mucho camino por recorrer en ese sentido.

Dinámicas que se han visto complejizadas ante una pandemia global por la que muchos Estados han encontrado la excusa perfecta para suspender muchas medidas de protección. Si aplicamos una perspectiva feminista, ligada a necesidades psicoafectivas, justo en momentos como el actual es más importante que nunca fortalecer las medidas de acompañamiento, apoyar en el sostenimiento emocional de defensores y defensoras, yprepararnos para el nuevo embate que se acerca ante una mayor privatización de los bienes comunes.

A más agresiones, más lucha y resistencia. Pero también, no nos olvidemos, más y mejor acompañamiento.

¿Quién defiende a quien defiende?

En todas las regiones del mundo las personas defensoras de derechos humanos corren peligro. Las mujeres, además de los ataques que otros defensores pueden sufrir, hacen frente a formas de violencia por motivos de género, como violencia sexual y amenazas, hostigamiento y campañas de difamación vinculadas a su condición de mujer.

¿Quién defiende a las mujeres defensoras? ¿Qué estrategias de protección se están llevando a cabo? ¿Qué papel podemos desempeñar las entidades del Norte Global para dar apoyo en la defensa en la conflictividad?

Para dar respuesta a estas cuestiones hemos organizado una mesa redonda virtual con la presencia de Marta Ribas, defensora de derechos humanos de El Salvador y Fernando Armendariz, activista de derechos humanos de Protection International.

La sesión se realizará a través la plataforma Jitsi el próximo jueves 4 de junio a las 18h00. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado) y que te informemos de cómo acceder a la sesión, escríbenos a bilbo (arroba) euskadi.isf.es

¡Anímate y nos vemos por las redes!

Sesión: ¿Quién defiende a quién defiende? Estrategias de protección a mujeres defensoras de derechos humanos.

Imparte: Marta Ribas (El Salvador) y Fernando Armendáriz (Euskal Herria)

Fecha: 4 de junio de 2020, jueves

Hora: 18:00 a 19:30 (GMT + 2)

Lugar: sala jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: castellano

ADES Santa Marta pide que se respeten los DDHH en la gestión de la pandemia

Ante la situación que estamos viviendo, desde ISF-MGI también queremos abrir espacios para escuchar la voz desde otros territorios y otros medios que nos cuentan cómo están enfrentando la pandemia del COVID-19. Desde hace años acampañamos el trabajo que realiza la organización ADES-Santa Marta, que junto a otras organizaciones salvadoreñas han emitido un comunicado donde exigen que la gestión de esta pandemia no suponga un nuevo paso en la vulneración de derechos humanos que se vive en el país centroamericano. “Como organizaciones de derechos humanos, hacemos un llamado a la ciudadanía en general y a la comunidad internacional, a estar vigilantes sobre el ejercicio del poder que se realiza en el contexto de la pandemia COVID-19, el cual debe estar apegado al respeto y cumplimiento de derechos”.

Aquí te compartimos el comunicado completo: “Por el respeto de los Derechos Humanos de la población”

Por el respeto de los Derechos Humanos de la población

Con el COVID-19 el mundo está ante una situación sin antecedentes conocidos, los países enfrentan una complejidad donde quizá ninguno estaba preparado, El Salvador no es la excepción. El gobierno salvadoreño que inició el 1 de junio de 2019, no dio continuidad a algunas políticas públicas de su antecesor; eso sucedió en materia de salud; hasta hoy no se conoce una nueva política en la materia. Así nos encontró la pandemia. El gobierno ha adoptado medidas relativas al control de personas que ingresan al país, procedentes de otros países, como también severos controles internos, en aras de disminuir el contagio del COVID-19. Nos preocupan los efectos negativos en la población salvadoreña, derivados de algunas decisiones tomadas, ante lo cual expresamos:

I. Sin duda alguna, la crisis de salud que vive la humanidad entera, demanda de medidas extremas y oportunas adoptadas por parte de los gobiernos en su calidad de Estados nacionales; no obstante, las medidas que se tomen para afrontar la pandemia COVID-19 deben ejecutarse dentro del marco constitucional de colaboración y actuación complementaria entre los distintos órganos que integran nuestra institucionalidad. Siendo así, no es aceptable anular vía decreto las actuaciones que por mandato constitucional deben cumplir las instituciones en el ejercicio de sus funciones y atribuciones que son la esencia de nuestro sistema republicano. Menos admisible, es limitar los derechos fundamentales de las personas sin atender criterios específicos como el de necesidad y proporcionalidad que han sido ampliamente desarrollados por la jurisprudencia constitucional y por los sistemas de protección de los Derechos Humanos.

II. La superación de las condiciones de emergencia sanitaria requiere la suma de todas las capacidades instaladas del Estado, la sociedad civil, organizaciones nacionales e internacionales que brindan un apoyo estratégico y fundamental. La anulación de la institucionalidad del Estado, concentrando todo el poder en la toma de decisiones y manejo de la información en el Órgano Ejecutivo, no es la mejor forma de afrontar la crisis de la pandemia COVID-19, en la que todos 2 debemos sumar. El funcionariado estatal no está proporcionando la información adecuada y oportuna a la población, ni permite a la prensa que haga preguntas sobre el problema; al contrario, ya se registran varios casos en que periodistas se han visto amenazados por realizar su trabajo, esto pese a que el decreto legislativo de restricción no ha limitado la libertad de expresión y de prensa.

III. Más preocupante aún, es pretender la anulación por decreto de las atribuciones de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos –PDDH-, institución que por mandato constitucional es responsable de observar el cumplimiento de derechos por parte del poder estatal, una de las tres instituciones que con base en el Art. 191 de la Cn. y siguientes, conforman el Ministerio Público, junto con la Fiscalía General de la República y la Procuraduría General de la República. Vemos con preocupación que las otras dos instituciones fueron mencionadas expresamente en el Decreto 12 del Ministerio de Salud y en la normativa que emitió la Policía Nacional Civil, para atender la emergencia del COVID-19, pero se ha invisibilizado a la PDDH, ya sea por omisión o intención ha quedado fuera del decreto que atiende esta medida emergente. No procede que mediante una ley secundaria, y menos por un decreto ejecutivo, se pueda suprimir, modificar o desconocer las facultades constitucionales de una institución como la PDDH, cuyo rol es fundamental en observar el cumplimiento de derechos por parte del Estado salvadoreño.

IV. En la aplicación del Decreto Ejecutivo en el Ramo de Salud número 12 debe respetarse lo establecido en el artículo 11 de la Constitución, el cual prescribe que: “ninguna persona puede ser privada del derecho a la vida, a la libertad, a la propiedad y posesión, ni de cualquier otro de sus derechos sin ser previamente oída y vencida en juicio con arreglo a las leyes; ni puede ser enjuiciada dos veces por la misma causa”. Los ciudadanos y ciudadanas tenemos claro que un agente de autoridad –ya sea policía o militar- no tiene atribuciones ni criterios médicos para determinar si una persona debe ser detenida y sujeta a cuarentena, las personas detenidas deberían ser remitidas a un establecimiento de salud para revisar su condición de salud. Las detenciones realizadas por los agentes de autoridad están fuera de nuestro marco constitucional y deben suspenderse de manera inmediata. Con el agravante de que ya se registran abusos de algunos agentes de autoridad contra la población.

V. Relatores Especiales y miembros de comités y grupos de Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, instaron recientemente a los Estados a evitar que los planes de emergencia para atender el COVID-19, no pueden utilizarse para reprimir los derechos humanos. Han sostenido que «Si bien reconocemos la gravedad de la actual crisis de salud y que el Derecho Internacional permite el uso de poderes de emergencia en respuesta a amenazas significativas, recordamos urgentemente a los Estados que cualquier respuesta de emergencia al coronavirus debe ser proporcionada, necesaria y no discriminatoria» . En ese contexto, instamos al gobierno salvadoreño a retomar las recomendaciones en el sentido de, asegurar que todas las acciones del gobierno no puedan en ningún momento contrariar la Constitución de la República, ni el marco internacional de los derechos humanos.

VI. Es necesario mejorar la forma en la que se comunican, transparentan e implementan, las acciones del gobierno para evitar que se continúe actuando de manera improvisada y atentatoria a los derechos humanos de la población, en especial, de aquella población más vulnerable. Las acciones que se ejecuten deben contar con protocolos de acción claros, ya que la emisión de diversas normativas confunde a la población; sirva de ejemplo, la forma de establecer, ante la autoridad, la designación familiar para abastecerse de alimentos y/o medicamentos, situación que fue solventada después de haberse realizado decenas de capturas ilegales. Igual ocurre con trabajadores-as del sector informal que no encuentran manera de obtener un documento que les acredite ante los agentes de autoridad, que el motivo que les obliga a andar en la calle obedece a la necesidad legítima de ganarse el sustento diario.

VII. Es atentatorio para la legalidad e institucionalidad de El Salvador, las acostumbradas órdenes que, incluso siendo algunas ilegales y otras ambiguas y, por tanto, de difícil cumplimiento, emite el presidente de la República ya sea por redes sociales o por cadenas de medios de comunicación. Sus adláteres: ministros, ministras, secretarios y todo tipo de funcionario, al cumplir esas órdenes de forma automática, sin revisar su pertinencia constitucional o legal, podrían estar cometiendo arbitrariedades en contra de la población. Mientras, ésta se debate en la incertidumbre, por falta de precisión de las normas legales que le son aplicables, lo que provoca falta de seguridad jurídica.

VIII. Reconocemos que el gobierno, el presidente de la República, en su interés de evitar el aumento del número de personas afectadas por el COVID-19 utiliza la coerción y uso de la fuerza. Accionar que sin reglas claras para la PNC y la Fuerza Armada, podrían resultar desproporcionales y atentatorias a los Derecho Humanos, y por ende inconstitucional e ilegal. Debe suspenderse de forma inmediata, el envío de mensajes que provocan temor a la población; consideramos oportuno se revise la estrategia de comunicación implementada por el gobierno; pues se debería enviar mensajes reales y claros sobre la realidad que vivimos, pero sin provocar terror colectivo, teniendo en cuenta que las condiciones de salud emocional de la población se encuentran deterioradas. La generación de condiciones de confianza en la población es necesaria para promover la cooperación.

Como organizaciones de derechos humanos, hacemos un llamado a la ciudadanía en general y a la comunidad internacional, a estar vigilantes sobre el ejercicio del poder que se realiza en el contexto de la pandemia COVID-19, el cual debe estar apegado al respeto y cumplimiento de derechos. Reiteramos nuestra disponibilidad e interés de apoyar en la superación de la difícil situación nacional y mundial existente, reafirmando la necesidad de respetar el marco legal establecido, principalmente la Constitución de la República y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

San Salvador, 26 de marzo de 2020.

Mención Especial al documental salvadoreño “No tenemos miedo”

Siendo que el documental “No tenemos miedo”, que refleja la lucha contra la minería metálica en El Salvador, ha recibido la Mención Especial en la categoría de Desarrollo Sostenible en el Festival Internacional de Cine Invisible “Film Sozialak” de Bilbao, las compañeras de ISF-MGI hemos alzado la voz con las siguientes palabras de agradecimiento llegadas desde ADES y el Colectivo de Comunicación Popular y la comunidad de Santa Marta y La Maraña de El Salvador en la clausura del festival:

 

Las organizaciones que han hecho posible este documental hoy queremos recordar a Dora, a Marcelo y a Ramiro que fueron asesinadas por defender un territorio libre de minería. Pedimos justicia y verdad, y dedicamos este reconocimiento a todas las personas anónimas (y a las que se animaron a salir en este documental) que se organizan y luchan por defender los bienes comunes ante un capital criminal, amenazante y asesino.

En El Salvador, el país más pequeño de Latinoamérica, hemos ganado a las grandes empresas mineras, lo que nos alienta y debe alentar a los pueblos a continuar unidos en las luchas.

Por los derechos de las mujeres, por la defensa del territorio y la naturaleza, adelante pueblo que nosotras también caminamos contigo.

¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!

 

Durante los próximos meses este documental seguirá proyectándose en El Salvador, en Euskal Herria y en otros pueblos del mundo. ¡Estate atenta!

 

Más información sobre el palmarés del festival: Nota de prensa KCD

Convocatoria TRIBUNAL POPULAR por el derecho a las vidas SOStenibles

 Tras dos años de organización entre los colectivos que formamos la red, llegamos con ganas y energías para contrarrestar los efectos de la invisibilidad que caracteriza a algunas violaciones de derechos humanos. En este caso concreto pretendemos evidenciar y denunciar la impunidad que rodea a aquellas vulneraciones vinculadas con el derecho a las Vidas Sostenibles en todo el mundo.

El viernes 23 y sábado 24 de febrero nos encontraremos en la biblioteca pública de Bidebarrieta (Calle Bidebarrieta, 4) de Bilbao. Consulta el Programa y haz tu inscripción.

Desde nuestras organizaciones, os invitamos a participar en el Tribunal Popular por el derecho a las vidas SOStenibles. Este tribunal viene en continuidad con las temáticas abordadas en los encuentros anteriores, denunciando la vulneración de 4 derechos:

  • Derecho al territorio y a la soberanía alimentaria
  • Derecho a un nivel de vida digno
  • Derecho al acceso justo y sostenible de energía y a la soberanía energética
  • Derecho al cuidado. Sistemas de cuidado justos, equitativos y corresponsables

¿Qué es un Tribunal Popular?

Los Tribunales Populares son una estrategia de las organizaciones de la sociedad civil para contrarrestar los efectos de la invisibilidad que caracteriza a algunas violaciones de derechos humanos, así como evidenciar la impunidad que rodea a las mismas. Es un acto de reparación que despierta la conciencia social haciendo visible lo que pasó en la propia voz de las personas que lo sufrieron, de forma tal que también pueden constituirse en una acción empoderante para ellas. A ello se suma que han funcionado como una estrategia significativa para generar un debate social capaz de convocar a organizaciones o instituciones poco interesadas; e incluso han servido como ejercicio pedagógico con las personas e instituciones garantes del derecho a la justicia.

Como herramienta nos permite:

  • Trabajar las diversas luchas desde el enfoque de derechos (herramienta de incidencia)
  • Visibilizar la vulneración de derechos humanos
  • Articular diversas luchas desde un marco internacional (perspectiva local global)
  • Denunciar el sistema político y judicial en la definición y aplicación de las leyes
  • Contribuir al empoderamiento de colectivos implicados a través de la acción política
  • Reconocimiento simbólico a personas cuyos derechos se han violado

Desde la red de Decrecimiento y Buen Vivir hemos realizado un proceso (ver PDF) que tiene como objetivo contribuir al desarrollo y visibilización de propuestas para construir una sociedad articulada desde sus necesidades e intereses y basada en estilos de vidas sostenibles. Entendemos esta herramienta como parte de una estrategia de las organizaciones de la sociedad civil para contrarrestar los efectos de la invisibilidad que caracteriza a algunas violaciones de derechos humanos. En este caso concreto pretendemos evidenciar y denunciar la impunidad que rodea a aquellas vulneraciones vinculadas con el derecho a las Vidas Sostenibles en todo el mundo.

Algunos puntos clave del tribunal que proponemos realizar:

  • Visión internacionalista
  • Visión de vulneración de derechos humanos para los distintos ejes
  • Denuncia vulneración de derechos por parte de instituciones
  • Apuesta por trabajo en red y articulación de colectivos/ luchas
  • Especial cuidado y sensibilidad en el trabajo de los casos, sobre todo con testimonios
  • Incorporar expresiones artísticas (teatro, exposición, acción de calle…)

¡Anímate!

Visita a Asturias a conocer el Programa de Derechos Humanos Asturiano

A principios de septiembre Jon, Iratxe e Izaro, compañeras de ISF-MGI,  estuvieron en Asturias disfrutando de la hospitalidad de ISF Asturias. Durante los tres días que compartieron, pudieron conocer más de cerca el Programa de Derechos Humanos Asturiano,  que lleva desde 2001 acompañando a personas amenazadas colombianas.
El programa tiene como interlocutor a Soldepaz-Pachakuti, pero está formado por una decena de organizaciones asturianas de las que forma parte ISF-Asturias.

Gracias a Javier Orozco, conocimos la historia de las seis personas que este año han sido acogidas en Asturias gracias al programa, personas amenazadas de muerte, que han sufrido atentados y que han tenido que escapar por un tiempo de su hogar, dejándolo todo atrás para poder recobrar fuerzas.

 

Visita a Asturies

Reunión con participantes

En Xixón, tuvimos una reunión con el objetivo de conocer el programa de Asturias de acogida de personas amenazadas en Colombia, y conocimos de primera mano la situación de las personas y el funcionamiento del programa,  de que cabe destacar que las personas que participan en el programa de acogida son seleccionadas desde un comité de organizaciones de Colombia que recibe los casos.  Una vez en Asturias, se realiza un calendario de participación para las personas acogidas. un calendario de participación política que permita difundir la situación de Colombia.

 

 

Visita a Asturies

Pozo Funeres

El sábado realizamos una salida conjunta al Pozo Funeres , con ISF-Asturias, que sirvió para compartir experiencias y recordar luchas.

Si queréis conocer más de cerca el programa,  el 28 de octubre dentro del Seminario del Seminario sobre Desarrollo, Cooperación y Tecnologías para el Desarrollo Humano  tendremos la oportunidad de charlar sobre Conflictos ambientales. Víctimas de la vulneración de Derechos Humanos de Colombia y Honduras.

Mintegia XVII Seminario

Munches gracies, mila esker a ISF ASTURIAS, Javier Orozco y todas las personas del programa!!!

Más fotos de la visita: https://www.flickr.com/gp/isfeuskadi/75H8Sx