El recorrido del feminismo a lo largo de su historia

Artículo escrito por Irune Turiño

El viernes 6 de noviembre se realizó la novena sesión organizada por ISF-MGI, que tuvo como ponente a Yolanda Jubeto con quien tuvimos la suerte de tratar y reflexionar sobre el feminismo. Yolanda nos mostró y ayudó a seguir el recorrido que este término ha tenido a lo largo de la historia.

Ha habido muchos movimientos en torno al Feminismo y muchas mujeres diferentes han participado en todos ellos. Aunque es cierto que su memoria se perdió un poco, a día de hoy se está recuperando poco a poco. Cronológicamente, las claves del feminismo organizado son:

–          Derechos civiles

–          Derechos económicos

–          Derecho al voto

Podríamos dividir este movimiento en 4 oleadas:

El origen del término “feminismo”, y por consecuente la primera ola, se sitúa en el siglo XVIII con la Revolución Francesa. En este siglo se empezó a dividir  a hombres y mujeres, etiquetando a la mujer como ama de casa debiendo estar al servicio del hombre, al cuidado de niños, del hogar… Por el contrario, el hombre era reflejo de cabeza, trabajo, dinero, inteligencia… Esta división dicotómica se ha dado durante mucho tiempo y ha repercutido, y repercute incluso a día de hoy, en la economía.

La Revolución Francesa junto con su lema “libertad, diversidad e igualdad”, abrió el camino a que la sociedad se cuestionase dicha igualdad entre hombre y mujeres. Es entonces cuando las primeras mujeres empezaron a movilizarse, a participar en la revolución y a escribir, defendiendo y reclamando los derechos de los que no gozaban bajo la condición de ser mujeres.

Posteriormente, en el siglo XIX en Estados Unidos, Seneca se movilizó a favor de la alfabetización de las mujeres y abarcó además temas que afectaban a las mujeres negras.

La segunda ola comienza a mediados del siglo XX. En este siglo se comienzan a establecer modelos de feminidad y masculinidad imponiéndonos socialmente parte de nuestro comportamiento. Simone de Beauvoir, figura muy importante en esta segunda ola, escribió mucho sobre este comportamiento impuesto enseñándonos que tenemos que reidentificarnos como seres libres e individuales desde el interior y no desde la mirada de la sociedad en la que vivimos.

Por otro lado, la relación sexo-género no es sólo lo que nos oprime a las mujeres sino también lo es la raza. Surge por tanto el concepto de la interseccionalidad feminista (1981) que se define como el punto de encuentro de los problemas de raza y de sexo que sufren las mujeres. Reivindica la introducción de la raza y la etnia dentro de la perspectiva de género para reflexionar, con un nuevo enfoque, acerca de la desigualdad entre hombres y mujeres, considerando éste el medio para lograr el fin de la doble discriminación por raza y por género que sufren las mujeres que no pertenecen a la raza blanca. Entre otras, Angela Davis denuncia que las mujeres sufren triple discriminación: por su sexo, por su raza y por su clase social y defiende que todas tenemos que unirnos y romper esta estructura.

La tercera ola se puede decir que se dio en el neoliberalismo. Cuando empezó esta corriente parecía que el feminismo ya estaba pasado, sin embargo en 1990 hubo mujeres que volvieron a poner el tema sobre la mesa.

Hoy en día estamos en la cuarta ola en la que se entiende el feminismo desde la pluralidad: feminismos en lugar de feminismo. Ésto se traduce a que existen reivindicaciones de diferentes mujeres desde diferentes puntos de vista abriendo por tanto distintos debates: mujeres afro, mujeres migradas, mujeres gitanas, mujeres transgénero, mujeres rurales…

Si definimos la economía como el arte de tratar las necesidades de una familia, la economía feminista puede decirse que se basa en tres ejes principales:

1.       La sostenibilidad de la vida que es el objetivo principal.

2.       El análisis de las desigualdades. Existen muchas diferencias entre hombres y mujeres, e incluso dentro de las propias mujeres también hay diferencias en cuanto a raza, clase, lugar…

3.       La transformación social. Es importante darle valor e impulsar las políticas públicas y hacer políticas a favor del cambio.

La economía feminista intenta poner la natura en el centro (ecofeminismo) y darle valor a los trabajos no remunerados como son los trabajos de cuidado y los trabajos de casa.

Hacia la prohibición de armas autónomas: ¿es posible un mundo sin guerras?

JORNADAS ANTIMILITARISTAS

Ciencia y tecnología progresan cada vez más rápido, teniendo un potencial enorme para ayudar a la humanidad a ofrecer soluciones para satisfacer los desafíos de la vida cotidiana. Sin embargo, surge el debate a la hora de trazar la línea entre los usos aceptables e inaceptables de este progreso tecnológico. ¿Es tolerable la investigación científica y tecnológica para crear armas más eficaces, es decir, para matar más y mejor?

En los últimos cien años el mundo ha contemplado una explosión de nuevos armamentos derivada de los recursos invertidos en investigación militar y buena parte de dicha investigación se desarrolla en las universidades. Muchas universidades reciben cantidades sustanciales de dinero de los departamentos de defensa o productores de armas para su investigación. Los departamentos de defensa también pueden abrir centros de investigación afiliados a universidades en los campus.

En este sentido, es crucial que las universidades sean conscientes de cómo la tecnología que desarrollan podría usarse en el futuro. La investigación en informática, inteligencia artificial y robótica, por ejemplo, tienen una influencia clave para los desarrollos en la industria de defensa que está cambiando rápidamente la naturaleza de la guerra.

Existen organizaciones y entidades que ante esta situación llevan años realizando informes y campañas de sensibilización e incidencia. A fin de compartir inquietudes, preocupaciones y avances, de la mano de Gernika Gogoratuz, Gernikatik Mundura, Ideasu y Stop Killer Robots, Ingeniería Sin Fronteras/Mugarik Gabeko Ingeniaritza hemos organizado las Jornadas Antimilitaristas los próximos 18 y 19 de noviembre para presentar el tema “Hacia la prohibición de armas autónomas: ¿es posible un mundo sin guerras?” con la campaña “Stop Killer Robots” (Campaña de Prohibición de Robots Asesinos).

Programa:

18 Noviembre, miércoles

STOP KILLER ROBOTS: Unibertsitateen eta industria militarraren arteko lankidetzak / STOP KILLER ROBOTS: Colaboraciones entre Universidades e Industria militar

18:00-18:10 Presentación Jornadas. Mónica Vega. IsF y Jokin Alberdi, UPV/EHU irakaslea.

18.10-18.30 La sociedad civil y las armas autónomas letales. Rodrigo Méndez, Kolonbiako Diplomatikoa eta Gobernantza Masterreko ikaslea (UPV/EHU).

18:30-18.50 Campaña: “Stop Killer Robots”. Roser Martínez, UABeko Zuzenbide irakaslea.

18:50-19:10 Salva tu Universidad de los Robots Asesinos. Joaquín Rodríguez, UABeko Zuzenbide irakaslea.

19:10-19:30 UPV/EHU Moztu kolaborazioa. Las empresas de la muerte no son bienvenidas. Iñaki Etaio, UPV/EHU Moztu kolaborazioa Plataforma

19:30-20:00 Diálogos horizontales online.

19 noviembre, jueves 18-20h

GERRARIK GABEKO MUNDUA POSIBLE AL DA?: Erantzun zehatzak / ¿ES POSIBLE UN MUNDO SIN GUERRAS?: Respuestas concretas

18:00-18:10 Presentación y moderación Sesión. Maria Oianguren, Gernika Gogoratuz.

18:10-18:30 STOP Gastos militares e industria bélica: Petición AIPAZ, sobre Gastos Militares para Gastos Eco-sociales. Tica Font, Delàs per la Pau Zentroa.

18:30-18:50 50 horas con el Bahri: tráfico de armas y movilizaciones de protesta en el Puerto de Bilbao. Joseba Sanz, Gerra Hemen Hasten Da/Ongi Etorri Errefuxiatuak (LGEA/OEE).

18:50-19:10 El mundo dice no a la guerra contra Yemen. Llamamiento a la protesta internacional 25.01.2021 Eva Erill y Noelía Ruíz, Solidarios Sin Fronteras.

19:10-19:30Armas Eusko Label a través del cuento “Una visita al museo de Armería” Iban Zaldua, Idazlea eta UPV/EHUko irakaslea.

19:30-20:00Diálogos horizontales online. Moderatzailea: Sara Nicholson, Gernikatik Mundura.

Sesión: Jornadas antimilitaristas

Fecha: 18 y 19 de noviembre

Hora: 18:00-20:00 (GMT + 2)

Lugar: plataforma BBCollaborate de la UPV/EHU.

Idioma: castellano

Inscripciones:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSd04H1KC9wTRDvtW2T89RmjkX4KspT_V0z81_Dhjrta82hUew/viewform

Apuntes sobre metodología cuantitativa en investigación feminista

¿La metodología cuantitativa es heteropatriarcal? ¿Las técnicas cualitativas se adaptan mejor a un enfoque feminista de entendimiento de la realidad social? ¿Lo “cuali” en relación a lo “cuanti” nos hace caer en ese pensamiento dual que tanto daño ha hecho?

Con estas preguntas y algunas ideas más inició Marta Luxán, profesora de la UPV/EHU y miembra de la Comisión Académica del Máster de Estudios Feministas y de Género, la sesión de reflexión práctica y teórica sobre la inclusión de enfoques feministas en las técnicas cuantitativas de investigación.

No es contradictorio hablar de metodogía cuantitativa e investigación feminista. Las metodologías las podemos usar como queramos, cada una tiene sus límites, pero usar una u otra no implica que hablemos desde una posición u otra. La técnica en sí no tiene un enfoque, es el uso que hagamos de ésta la que incorporará o no una mirada feminista. Por lo tanto, necesitamos ambas metodologías, tanto datos cualitativos como cuantitativos, para entender la realidad. 

Eso sí, podemos intentar que los datos cuantitativos incorporen una perspectiva feminista o al menos de género. La mayoría de los datos cuantitativos los generan los institutos de estadística, que tienen una relación estrecha con las administraciones, y son estos datos los que se usan para realizar políticas públicas. Por ello, es indispensable que se incorpore esta mirada feminista a la metodología cuantitativa, para no reducir el género al sexo.

Los datos no se recogen como flores, sino que la manera en la que diseñamos una entrevista o un cuestionario influye en su recogida: el lugar donde decidimos hacer la entrevista, por qué la estamos haciendo, qué categorías y definiciones usamos, con qué otras variables cruzamos el género,… Todo esto tiene una gran influencia en la recogida de los datos.

Asimismo, otra cuestión de gran relevancia es el tema de los indicadores. Es muy importante construir indicadores de género, ya que contribuye a presentar datos de una manera clara y sencilla que exprese la generación de las desigualdades. Por ejemplo, si solo preguntamos el número de hijos o hijas a las mujeres casadas y obviamos hacer esta pregunta a las mujeres solteras o a los hombres, como pasaba en el Estado Español hasta 1991, no estaremos recogiendo la realidad y los datos se situarán por detrás de lo que está sucediendo en la sociedad.

Otro ejemplo que distorsiona la realidad es no reconocer las tareas de cuidados o del hogar como trabajo en las encuestas de población activa, o distinguir solamente entre hombre y mujer, sin reconocer otras identidades.

En definitiva, Marta nos invitó a reflexionar sobre tres ideas clave. En primer lugar entender que cuando usamos metodologías de investigación, más que recoger datos los producimos, por lo tanto la elección y el desarrollo de la técnica influye en esta producción. Por otro lado, ser conscientes de que introducir una perspectiva feminista va más allá de recoger información desagregada por sexo. Y por último, es muy importante situar las operaciones estadísticas en el contexto en el que se han generado.

De la educación homogenizadora a la Educación para la Transformación Social

Artículo escrito por Alicia Álvarez Gracia

En la sesión del viernes 23 de Octubre organizada por ISF-MGI Euskadi tuvimos el placer de contar con Pepe Ruiz y su amplia experiencia en Educación para la Transformación Social (EpTS) para aprender y debatir sobre este tema tan importante en cooperación al desarrollo.

Abrimos la sesión haciéndonos la siguiente pregunta: ¿Qué educación y para qué sociedad? A través del análisis de unas imágenes que muestran diferentes formas de educar, las participantes de la sesión coincidimos en que hemos recibido una educación homogeneizadora y que muchas veces hemos observado cómo el proceso educativo se convierte en una cadena de producción donde sólo existe un único camino correcto. Vemos, así mismo, una clara relación entre este modelo educativo y el modelo económico y social basado en un crecimiento económico ilimitado.

Frente a esto se nos presenta otro tipo de educación posible, una educación democrática y participativa. Es aquí donde empezamos a hablar sobre la EpTS. Pero, ¿cuándo y cómo surgió este término? El principal precedente es la Educación para el Desarrollo (EpD), que a lo largo de la historia ha sufrido varios cambios, ya que, el propio término desarrollo ha variado una infinidad de veces. Empezando en los años 40-50 con una 1ª generación que emplea un enfoque caritativo en el que no se ve capacidad de agencia de los países empobrecidos, pasando por enfoques más desarrollistas y críticos con el modelo capitalista, llegamos a una 6ª generación en la que teorías postdesarrollistas como el decrecimiento, Buen Vivir, etc. son fundamentales para entender la EpD. A pesar de los cambios, a lo largo de todas las fases hay ciertas características que se han mantenido estables: es un proceso participativo, genera conciencia crítica y se basa en el análisis de las desigualdades Norte-Sur.

Dada la controversia y el debate generado en torno al término desarrollo, se elimina esta palabra y así surge como propuesta emancipatoria La Educación para la Trasformación Social. Para la EpTS es muy importante el análisis del modelo de sociedad, un modelo que sufre crisis constantes. Se reconocen las relaciones de interdependencia con relación a los cuidados y la ecodependencia, ya que nuestro modelo económico se ha olvidado de esto.

No obstante, es importante remarcar que la EpTS es una propuesta que surge en el Norte Global y esto se ve reflejado en los diferentes enfoques que propone. Desde el Sur Global, la propuesta más destacada es la Educación Popular, que busca la construcción colectiva, entendiendo que el conocimiento se construye en conjunto. Su desarrollo principal se ha dado en América Latina con la Vía Campesina, las comunidades zapatistas, las Madres de Plaza de Mayo, etc.

Con todo este nuevo conocimiento en nuestras mochilas, hemos debatido en grupos sobre este tipo de educación. Un espacio en el que hemos podido compartir nuestras experiencias, dudas y opiniones. Y es que, ¿se podría adaptar la EpTS a cualquier disciplina? ¿Cómo se llevaría a cabo?

¡Camino a la Transformación Social!

Si eres estudiante y te gustaría que tu TFG o TFM apostara por la transformación social, pero no sabes por dónde empezar. Si sueles tutorizar TFG/TFM vinculados a problemáticas sociales, pero en ocasiones te faltan herramientas para que el estudiantado saque el máximo provecho a estos trabajos de investigación. O quizás, formas parte de una organización y/o colectivo social que piensa que los TFG/TFM podrían ser de apoyo en los procesos de transformación social que impulsáis, pero os gustaría disponer de ciertas claves para realizar un buen acompañamiento. ¡Desde ISF-MGI hemos generado unos materiales de difusión que quizá os puedan interesar!

Os presentamos la primera de ellas. De la mano de Alberto Muriel y junto a UKS, hemos diseñado unas infografías que muestran un posible camino hacia la transformación social que emprender desde nuestras investigaciones. Desde la apuesta por miradas interdisciplinares a la indagación a través de metodologías emancipadoras, todo ello sin perder rigor académico y dejando nuestra huella en el proceso. 

Os animamos a moverlas por redes con los hashtag #CaminoALaTransformaciónSocial #GizaEraldaketarakoBidea, a usarlas en vuestras presentaciones… Nosotras ya hemos creado unas carpetas con esta imagen, que ponermos a disposición de las personas a las que les interese. Y si quieres indagar más, te recordamos que tenemos colgado para su descarga libre nuestro Cuaderno de Trabajo “Camino hacia la transformación social: Trabajos Fin de Grado y Trabajos Fin de Máster como herramienta de cambio”.  ¡Seguimos!

TpDH en la comunidad rural de El Rodeo

Artículo escrito por Aitor Artaraz

En la segunda hora del día 16 de octubre tuvimos la suerte de tener la continuación acerca de la charla sobre Tecnologías para el Desarrollo Humano. Después de que Joseba nos explicara todo de una forma más teórica, en la segunda hora Iratxe nos compartió un caso práctico de El Salvador.

El caso práctico se sitúa en El Salvador, en concreto en la comunidad rural de El Rodeo, en el departamento Cabañas. Allí el objetivo era poner agua corriente a sus habitantes puesto que no la tenían y debían andar unos 10-15 minutos para ir a coger agua al pozo. El Salvador es un pequeño país que está en Centroamérica y que tiene una orografía montañosa y volcánica. Iratxe nos contó que al estar muy cerca del ecuador la tempera apenas oscilaba durante todo el año y que era muy constante en torno a los 25ºC debido a su clima tropical. A pesar de eso, el clima se divide en dos partes, en la época de lluvias y en la seca, cada una de ellas suele durar medio año y eso conlleva a 1800 mm de lluvia anual.

El proyecto de El Rodeo se basa en crear una red de agua mediante ayuda comunitaria, cada uno escoge un trabajo y ayuda a la comunidad. Para ayudar tienen distintas asociaciones como ADES (Asociación de Desarrollo Económico y Social), ADESCO (Asociación de Desarrollo comunal de El Rodeo), una organización de mujeres “Las Mariposas”. Aparte de eso, tienen la escuela de primaria de El Rodeo, el ayuntamiento de Victoria y el centro de salud de Santa Marta. Para empezar un proyecto como éste se necesita agua obviamente y en El Salvador usan un manantial. Desde allí mediante un sistema de cañerías se transporta el agua a un tanque de 25 m3, desde ese tanque se bombea mediante energía solar a otro tanque que se encuentra en una altura mayor (50 m3). Allí, se potabiliza el agua mediante un sistema de cloración y después de eso gracias a un sistema basado en gravedad se distribuye a todos los hogares. El sistema de bombeo es completamente solar, por lo tanto es un sistema completamente renovable y ayuda a bombear agua entre los depósitos que tienen una diferencia de altitud de 150 metros.

Por otro lado, en un sistema de este tipo se necesita también un sistema de saneamiento. Si no se hace un buen sistema puede ocasionar muchos problemas y para solucionar esto crearon unas biojardineras que purifican las aguas grises en unas más limpias. Es una solución sencilla pero muy efectiva.

Después de hablarnos sobre este caso práctico nos planteó unas ideas que la mayoría de las personas tenemos y nos explicó cómo son en realidad. Una de las ideas fue que muchos piensan que las Tecnologías para el Desarrollo Humano son solo para el sur, es decir países que no están tan desarrollados como pueden ser Estados Unidos o Alemania pero eso no es cierto. Otra de las creencias es que creemos que la tecnología es lo que nos va a salvar pero vemos que un uso inadecuado de la tecnología es exactamente lo que nos puede llegar a destruir.

Para acabar el seminario, hicimos una dinámica de grupo en la cual nos plantearon unas preguntas y entre todos teníamos que responder. Personalmente me gustó mucho este seminario debido a que estoy estudiando Ingenierías Renovables y creo que de esta forma podré ayudar a cuidar del planeta. El proyecto de El Salvador me parece muy bonito ya que todo lo que se consigue es gracias a los vecinos y un gran trabajo en equipo.

La interseccionalidad en el análisis y la intervención de las desigualdades: potencialidades y herramientas

El marco de análisis que nos ofrece la interseccionalidad nos permite visibilizar los distintos ejes de opresión/privilegio que nos atraviesan y la forma en la que éstos se cruzan. Con todo, resulta necesario mostrar la interseccionalidad no sólo como un cruce de desigualdades, sino como una herramienta para visibilizar problemáticas invisibilizadas y cuestionar aquello que no nos está dejando ver. Por todo ello, dedicaremos la próxima sesión de la Escuela de Activistas a profundizar sobre el enfoque interseccional y su potencial a la luz de las relaciones de poder que vehiculan nuestras prácticas de conocimiento/ activismo/ intervención. 

¿Qué aporta la interseccionalidad en el análisis y la intervención crítica de las desigualdades? De la mano de Uxue Zugaza, politóloga e investigadora de la Universidad del País Vasco, dialogaremos en torno a algunos potenciales analíticos de la interseccionalidad, reflexionaremos en torno al sentido que pueden tomar en nuestras labores de análisis e intervención, y analizaremos algunos ejemplos contextualizados y situados para reflexionar en torno al sentido que de una praxis interseccional. 

Esta sesión se realizará por videoconferencia a través de la plataforma jitsi. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado) y que te informemos de cómo poder disfrutar de esta sesión, escríbenos a hezkuntza (arroba) euskadi.isf.es. ¡Anímate y nos vemos (de forma segura) por las redes!

Sesión: La interseccionalidad en el análisis y la intervención de las desigualdades: potencialidades y herramientas

Imparte: Uxue Zugaza

Fecha: 29 de octubre, jueves

Hora: 18:00-20:00 (GMT + 2)

Lugar: sala de Jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: castellano

Apuntes sobre metodología cuantitativa en investigación feminista

Las metodologías de investigación feminista nos invitan a repensar las formas mismas de producir conocimiento, cuestionando los métodos con los que éste se construye. Son metodologías que nacen para poner en cuestión la neutralidad y el carácter racional de los saberes hegemónicos, evitando así caer en la falsa objetividad y universalidad de la que suele vestirse la ciencia.

En el Cuaderno de Trabajo Camino hacia la transformación social: Trabajos Fin de Grado y Trabajos Fin de Máster como herramienta de cambio” ya se apuntaban algunas pistas sobre cómo diseñar investigaciones desde perspectivas feministas. Asimismo, se señalaba la urgencia de clarificar la importancia de su uso, así como la idoneidad de generar espacios donde formarnos y familiarizarnos con estas herramientas y procesos. Así que nos hemos puesto a ello…

Retomando esa necesidad formativa, os queremos invitar a nuestra próxima sesión. Marta Luxán, profesora de la UPV/EHU y miembra de la Comisión Académica del Máster de Estudios Feministas y de Género, facilitará una sesión de reflexión práctica y teórica sobre la inclusión de enfoques feministas en las técnicas cuantitativas de investigación.

La sesión se realizará por videoconferencia a través de la plataforma Jitsi. Para reservar tu plaza (habrá aforo limitado), escríbenos a hezkuntza (arroba) euskadi.isf.es. ¡Anímate y nos vemos por las redes!

Sesión: Apuntes sobre metodología cuantitativa en investigación feminista

Imparte: Marta Luxán

Fecha: 21 de octubre de 2020, miércoles

Hora: 18:00-20:00 (hora central europea, UTC+02)

Lugar: Sala de Jitsi (te informamos por correo, previa inscripción)

Idioma: Castellano

PROBLEMATIZANDO LA TRANSFERENCIA TECNOLÓGICA EN LOS ÁMBITOS DE COOPERACIÓN

Hay ciertas máximas que ya estructuran nuestra práctica como organización. La tecnología no es neutra, es un elemento complejo que pertenece a un sistema social. Llevamos varias sesiones indagando sobre esta idea, abordándola desde distintos frentes (feminismos, ecologismo, decolonialidad…). Hemos visto cómo al presentar la tecnología como un elemento neutral se consiguen esconder los mecanismos y relaciones de poder por las que se predefinen las metas de la sociedad. En la última sesión de la Escuela de Activistas, con la dinamización de Leire Vázquez Orobio, nos centramos en intentar desgranar cuestionamientos críticos básicos en las relaciones entre tecnología, cultura y cooperación.

En el foco del problema: la transferencia tecnológica. Sin ser una categoría monolítica, lo cierto es que esta práctica suele ser origen de tres tipos de desequilibrios: estructurales (maquinaria que requiere capital e infraestructuras), problemas de ritmos (confrontación entre tecnología y cultura) y ecológicos y de organización social (desvalorización de conocimientos autóctonos). Y en todos estos potenciales desequilibrios hay un elemento central que requiere de continua revisión: ¿qué papel vamos a ocupar como agentes del Norte que quiere acompañar procesos vinculados a tecnología en el Sur?

Ilustramos diferentes casuísticas a través de proyectos de cooperación concretos en los que el proceso de tutelaje de las organizaciones del Norte resulta sonrojante. Pero, ¿hasta qué punto no nos podemos sentir mínimamente identificadas en esas prácticas que revelan la colonialidad que habita en nosotras? Se abre el debate, un debate que viene a cuestionar nuestra propia identidad, nuestras prácticas profesionales y nuestra forma de entender la solidaridad internacional.

¿Quién defiende a quien defiende?

Tras realizar varios encuentros en los que pudimos conocer de primera mano la labor de defensoras del territorio y de los Derechos Humanos, nos queríamos preguntar por los mecanismos y redes de solidaridad que se activan para la protección de estas defensoras. ¿De qué forma operan? ¿Hasta qué punto están resultando adecuados? Muchas de las defensoras hacen frente a formas de violencia por motivos de género, como violencia sexual y amenazas, hostigamiento y campañas de difamación vinculadas a su condición de mujer. Ante esta situación, nos planteamos: ¿qué papel podemos desempeñar las entidades del Norte Global para dar apoyo en la defensa en la conflictividad?

Fernando Armendáriz, activista de derechos humanos de Protection International, nos comparte algunas de las claves que es importante considerar. Defender Derechos Humanos significa enfrentarse a poderes económicos, supone una lucha permanente contra todos los tentáculos que emanan del extractivismo. Se trata de una actividad de alto riesgo que, en el caso de las mujeres, cuenta con un extra de vulnerabilidad al no verse siempre acompañadas en su lucha por sus comunidades. En este contexto, Protection International propone un acompañamiento que fortalezca lo comunitario e incida en el ámbito internacional, pasar de los mecanismos de protección a las políticas públicas.

Al abrir el diálogo entre las asistentes, escuchamos testimonios desde distintas posiciones, desde defensoras que se han visto obligadas a alejarse de sus territorios por las amenazas recibidas, a activistas del Norte global que siguen repensando su forma de posicionarse en el tablero global de la solidaridad internacional. En este sentido, se incide en la importancia de revisar los privilegios desde los que partimos para poder hacer un acompañamiento adecuado a las personas que están en primera línea poniendo su cuerpo. Todavía nos queda mucho camino por recorrer en ese sentido.

Dinámicas que se han visto complejizadas ante una pandemia global por la que muchos Estados han encontrado la excusa perfecta para suspender muchas medidas de protección. Si aplicamos una perspectiva feminista, ligada a necesidades psicoafectivas, justo en momentos como el actual es más importante que nunca fortalecer las medidas de acompañamiento, apoyar en el sostenimiento emocional de defensores y defensoras, yprepararnos para el nuevo embate que se acerca ante una mayor privatización de los bienes comunes.

A más agresiones, más lucha y resistencia. Pero también, no nos olvidemos, más y mejor acompañamiento.