Tecnología, la aplicación de la ciencia para resolver un problema

Tecnología no es solo crear un software o el motor de un coche. Tecnología, del griego techne que significa arte u oficio y logía que significa ciencia, es la aplicación de la ciencia para resolver un problema concreto o satisfacer una necesidad. Y eso es lo que hicimos el pasado jueves, solucionar un problema que llevábamos arrastrando desde el principio del confinamiento, el de no poder andar en bici (o satisfacer la necesidad de volver a pedalear).

Tras el éxito del primer taller sobre soberanía alimentaria de la colección Zuk Zeuk Egin lab 1.0 nos animamos con esta sesión de bici en el hogar. Sabemos que la bici es un elemento indispensable en la construcción de una movilidad sostenible que haga frente a la emergencia climática en la que nos encontramos. Conocer su funcionamiento, animarnos a modificarla en función de nuestras necesidades y fortalecer los lazos colectivos que apuestan por la defensa de la bici son algunos de los ejes sobre los que pivota la propuesta de esta sesión.

Creíamos que la bici no tenía espacio para los tiempos de confinamiento pero MTB Andreak nos mostró cómo con un poco de ingenio se puede encontrar la manera. Y así, este colectivo de mujeres apasionadas por la bici nos dieron la solución y nos enseñaron a convertir nuestra bici en estática para seguir pedaleando desde el salón.

Cada una desde su casa pero conectadas a través de una plataforma de videollamadas grupales, remodelamos nuestras bicis para subirnos en ellas y compartir una clase de spinning online.

Para las que no pudisteis estar, os contamos paso a paso lo que hicimos.

Solamente se necesita una cámara de bici vieja, dos bridas, tijeras, dos sillas, un palo de escoba o de monte y una venda. Soltamos la cadena de la bici. Cogemos la cámara y la cortamos por la mitad. Pasamos un extremo de la cámara por la rosca que sostiene el pedal y lo sujetamos con una brida. El otro extremo de la cámara lo atamos al hierro de detrás. Comprobamos que la cámara quede tensa pero que se pueda pedalear, cortamos el trozo de cámara que nos sobre y repetimos la operación con el otro pedal.

A continuación sacamos la rueda de atrás. Cogemos un palo y le ponemos una venda en el centro. Cogemos las dos sillas, las ponemos en paralelo y colocamos la bici entre ellas. Ponemos el palo sobre las sillas para sujetar la bici y atamos bien el palo a las sillas con la venda. Sujetamos las sillas entre ellas con el trocito de cámara que nos ha sobrado para darle más estabilidad si el suelo está un poco desnivelado. Podemos poner una caja o unos libros debajo de la rueda delantera para que nos quede más nivelada.

Y ya tenemos nuestra bici estática!

Un poco de música y a pedalear!

Si eres más de vídeos que de textos, puedes ver aquí el vídeo del taller la sesión de spinning y la parte de los de estiramientos.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] entrada Tecnología, la aplicación de la ciencia para resolver un problema aparece primero en ISF […]

Los comentarios están desactivados.